Es noticia
Menú
La conexión que sostiene a Vilda: "Si quieres ir a la Selección, antes tienes que ir al Real Madrid"
  1. Deportes
  2. Fútbol
ANA ROSSELL, CON MANO EN LA FEDERACIÓN

La conexión que sostiene a Vilda: "Si quieres ir a la Selección, antes tienes que ir al Real Madrid"

Las jugadoras del equipo blanco no "están con el seleccionador" por ellas, sino por su club, cuya directora deportiva utiliza tanto su relación personal como el frente Florentino-Rubiales

Foto: Jorge Vilda, junto a Irene Paredes y Patri Guijarro. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Jorge Vilda, junto a Irene Paredes y Patri Guijarro. (EFE/Rodrigo Jiménez)

La información adelantada por este diario sobre el hecho de que las capitanas del FC Barcelona llamaron la semana pasada al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) para pedirle la destitución del seleccionador nacional, no tardó en tener las consecuencias que podían esperarse dado el calado de lo contado y contrastado. Así, tan solo 24 horas después, cuando el equipo que dirige Jorge Vilda se concentró en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para preparar los partidos clasificatorios para el Mundial 2023, la noticia hizo saltar todo por los aires. Como dijo Cicerón, "la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio".

Una vez que El Confidencial destapó la mencionada llamada de las capitanas del Barça a Rubiales, quien, como también informamos, tardó en atenderlas y lo hizo para ratificarle, Vilda no tuvo más remedio que reunirse con sus jugadoras y pedirles explicaciones. Claro que no lo hizo con todas a la vez, sino de manera individual, para conocer la postura de cada una de ellas en privado. Como bien informaron medios como 'As', "no todas las jugadoras van en la misma línea", aunque los motivos tampoco tienen que ver directamente con las propias futbolistas, la mayoría tremendamente incómodas con una situación cada vez más complicada.

Foto: Rubiales, con Vilda y Del Amo, antes de un partido. (EFE)

Efectivamente, como recordarán nuestros lectores, el núcleo del motín lo forman las jugadoras del FC Barcelona, "no así las del Real Madrid, que están del lado del seleccionador y así se lo han hecho saber", aseguraban en 'As'. Aunque esto en ningún caso supone un enfrentamiento entre las futbolistas de uno y otro equipo, como el desconocimiento de la situación puede llevar a pensar. No, el problema no es entre las jugadoras, sino con un entorno tan tóxico que, en algunos casos que no pueden desvelarse, está generando una ansiedad a las futbolistas que, en lugar de apetecerles estar en la Selección, preferirían quedarse fuera de las convocatorias de Vilda.

La 'carta bomba' de las madridistas

Cabe recordar que, del mismo modo que es cierto que las jugadoras del FC Barcelona también llamaron a Joan Laporta para pedirle que destituyera al que fuera su entrenador, Lluís Cortés, las del Real Madrid enviaron una carta a las responsables de su club, Begoña Sanz, adjunta al director general, José Ángel Sánchez, y Ana Rossell, la directora deportiva, en la que solicitaban la destitución de su entrenador, el talaverano David Aznar, junto al resto del staff técnico. En ambos casos, unas antes y otras más tarde, las futbolistas lograron su objetivo...

"Nos vemos en la necesidad de pedir un cambio por el bien del equipo, del presente y futuro Real Madrid", "sentimos que un punto tan importante y esencial como es la confianza entre jugadoras y cuerpo técnico ya no existe", "no existen los valores esenciales que debería transmitir este club, el respeto y la humildad que se exigen y que consideramos que ya no hay por parte del cuerpo técnico" o "la falta de confianza nos ha llevado a ser un equipo sin alma, sin confianza y sin la suficiente motivación para poder competir a nuestros rivales más directos", fueron algunas de las observaciones de las jugadoras en la carta de la que también informamos en este diario.

placeholder Jorge Vilda y Ana Rossell, durante un acto promocional. (Foto RFEF)
Jorge Vilda y Ana Rossell, durante un acto promocional. (Foto RFEF)

El Madrid, una selección de españolas...

Lo contamos en El Confidencial hace más de dos años. ¿Se imaginan que Luis Enrique quisiera influir en la elección del entrenador del Real Madrid y que anduviera detrás de los fichajes de aquellos jóvenes jugadores que le interesaría que estuvieran en el equipo blanco, como si de una Selección española paralela se tratara? Algo así es lo que planearon Jorge Vilda y Ana Rossell, cuando ésta todavía era presidenta del CD Tacón, el club que unos meses después pasó a ser oficialmente el primer equipo femenino del Real Madrid.

Esta confabulación le costó a Toña Is, campeona del mundo con la Selección sub-17 y despedida sin contemplaciones de la RFEF, cualquier opción de entrenar al Real Madrid. E incluso, aunque él lo desmintiera, el seleccionador propuso la disparatada idea de que la entonces todavía Liga Iberdrola se dividiera en dos grupos, de manera que el nuevo equipo blanco no tuviera que enfrentarse al todopoderoso FC Barcelona.

"Si quieres ir a la Selección, antes tienes que ir al Real Madrid". Así, sin miramientos ni tapujos, es como la directora deportiva de la sección de fútbol femenino del club que preside Florentino Pérez se dirigió a varias futbolistas españolas por las que el equipo blanco estaba interesado. Para confirmarlo, basta con repasar los casos de Misa Rodríguez, Olga Carmona, Tere Abelleira, Maite Oroz y Athenea del Castillo, además de la única convocatoria que llevaba Claudia Zornoza y la presencia irregular de Esther González. Rossell tiene una buena relación con el discutido seleccionador nacional y siempre la ha cultivado, especialmente desde que el CD Tacón pasó a ser Real Madrid. Además, ambos forman parte del Comité de Fútbol Femenino de la RFEF, así como de Fútbol Draft.

Aunque nacido en la capital de España, el hecho de que su padre, Ángel Vilda, fuera preparador físico del FC Barcelona en la etapa de Johan Cruyff y que él mismo jugara en las categorías inferiores del club catalán, es la razón por la que Jorge es un reconocido culé. Sin embargo, ser seleccionador femenino, además de asambleísta de la RFEF que preside Rubiales, conlleva estar alineado con el Real Madrid, y más concretamente con su presidente, quien decidió tener equipo femenino más que por convencimiento, como estrategia para hacer frente a LaLiga, y conocidas son las trabas que puso para que la profesionalización saliera adelante.

placeholder Jorge Vilda, este martes en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Jorge Vilda, este martes en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Ambiente tenso y caras largas

Como cuentan las crónicas del recibimiento a las campeonas del mundo de la Selección sub-20 que tuvo lugar este martes en el Salón de Actos Luis Aragonés, Vilda fue el primero en entrar, seguido de las capitanas y el resto de internacionales. El seleccionador estuvo unos minutos de pie junto a las tres capitanas, Irene Paredes, Patri Guijarro y Jenni Hermoso, pero apenas hablaron, pues el ambiente era tenso y las caras, muy largas.

Desde el escenario, Rubiales se aprovechó del apoyo que siente del secretario de Estado para el Deporte, José Manuel Franco, representado, cómo no, por su jefe de gabinete, Juan María Fernández Carnicer, para incluso permitirse decir en su discurso que "estoy muy orgulloso de ser presidente de la RFEF". "Hay que reconocer que se ha apostado por el femenino", añadió 'Rubi' delante de las futbolistas, que esta vez no iban "en paños menores", como les dijo en otra ocasión, en la que las jugadoras llevaban... pantalones cortos.

"Recuerdo una llamada de Vilda en plena pandemia para seguir invirtiendo en esta parcela, y se hizo. Cuando se tiene a los mejores entrenadores, los resultados llegan y estoy seguro de que también llegará en la Selección absoluta", aseguró el de Motril para de esta forma ratificar al entrenador (aunque hay quien dice que en realidad es preparador físico). Incluso el seleccionador del equipo sub-20, en su día uña y carne con Vilda, pero muy distanciado de él desde hace ya algunos años, salió a su rescate. "Esto también es cosa de Vilda. Siempre ha estado ahí, apoyando y ayudando", dijo Pedro López.

Foto: Ari, en un entrenamiento con el FC Barcelona. (Twitter)

Para volver a la siniestra conexión que sostiene al seleccionador desde el Madrid, se puede añadir que Ari, la joven jugadora que acusó de acoso laboral a Rossell y, en vista de que el club no le creyó, este verano ha fichado por el FC Barcelona, pidió que Vilda testificara, pues no en vano acusó a Ana de ocultarle alguna convocatoria con la Selección. Si lo hizo, no se sabe, pero es evidente que, de haberlo hecho, tampoco hubiera servido de mucho. Como sentenció Manuel Vicent, el que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. Aunque haya quien quiera taparla, habría que añadir...

La información adelantada por este diario sobre el hecho de que las capitanas del FC Barcelona llamaron la semana pasada al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) para pedirle la destitución del seleccionador nacional, no tardó en tener las consecuencias que podían esperarse dado el calado de lo contado y contrastado. Así, tan solo 24 horas después, cuando el equipo que dirige Jorge Vilda se concentró en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para preparar los partidos clasificatorios para el Mundial 2023, la noticia hizo saltar todo por los aires. Como dijo Cicerón, "la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio".

Real Federación Española de Fútbol Ciudad del Fútbol de las Rozas Florentino Pérez Joan Laporta Luis Rubiales