Es noticia
Menú
Iñigo Martínez, el mejor negocio de la Real lleva camino de ser el peor para el Athletic
  1. Deportes
  2. Fútbol
COSTÓ 34 MILLONES Y NO QUIERE RENOVAR

Iñigo Martínez, el mejor negocio de la Real lleva camino de ser el peor para el Athletic

El central acaba contrato en junio de 2023 y tiene un acuerdo con el Barça, que ofrece 15 millones, de ahí que en Bilbao no quieran venderle y lo normal es que se acabe yendo libre

Foto: Iñigo Martínez celebra un gol con el Athletic. (Twitter Athletic)
Iñigo Martínez celebra un gol con el Athletic. (Twitter Athletic)

El titular de un diario bilbaíno no pudo resumir mejor la situación que se avecinaba, aunque todavía no esté resuelta y, salvo giro inesperado, apunte a culebrón del verano y quién sabe si también del otoño e, incluso, del invierno: "El Athletic, resignado a negociar por Iñigo Martínez". El central ondarrutarra, con solo uno año más de contrato, tiene un acuerdo para fichar por el FC Barcelona, ya sea para esta misma temporada, aunque su cláusula de 80 millones es inasumible para el 'palancas' Laporta, además de impensable en un jugador de 31 años, o bien esperar al 1 de enero de 2023 para hacerlo la próxima con la carta de libertad.

Por más que el nuevo presidente del club bilbaíno, Jon Uriarte, dijera este miércoles que "las operaciones de renovaciones, venta, cesiones o fichajes se gestionan a nivel interno y no hacemos declaraciones hasta que no se cierran", el hecho de que Martínez, el mismo que aseguró sentirse "orgulloso de ser el fichaje más caro de la historia del Athletic", haya dado luz verde al Barça para intentar su fichaje, deja clara su intención de no querer renovar. Y más que por una cuestión económica, pues su ficha es una de las más altas de la multimillonaria plantilla rojiblanca, por una tema puramente deportivo.

Foto: Martínez, junto a Josu Urrutia, en su presentación como nuevo jugador del Athletic. (EFE) Opinión

Según las informaciones que desde Ibaigane no han querido confirmar, aunque tampoco desmienten, la primera y hasta el momento única oferta del FC Barcelona por el internacional español es de 15 millones, más cinco en variables. Después de haber pagado 50 al Sevilla FC por el francés Jules Koundé, el técnico azulgrana, Xavi Hernández, quiere a un central zurdo para completar una nómina de centrales en la que también se encuentran Piqué, Araujo, Christensen y Eric García.

"¿Puede asegurar que Iñigo Martínez va a jugar aquí esta temporada?", le preguntaron a Uriarte. "Sí, por supuesto, va a seguir. Tiene un año de contrato con nosotros", respondió el máximo dirigente rojiblanco, para añadir que "es un jugador muy importante y creemos que su aportación va a ser relevante para conseguir los objetivos que nos hemos marcado". Es decir, que en ningún momento se plantea pedirle a Valverde que le aparte por no querer renovar y tampoco cree que el Barça vaya a hacer una oferta que le permita sacar un beneficio, además de fichar a quien podría ser su relevo, el osasunista David García, con una cláusula de 20 millones.

placeholder El presidente del Athletic, Jon Uriarte, en Lezama. (Foto Athletic Club)
El presidente del Athletic, Jon Uriarte, en Lezama. (Foto Athletic Club)

En 2018 ya quiso marcharse al Barça

Cabe recordar que antes de que Iñigo Martínez aceptara la oferta del Athletic y el club bilbaíno pagara a la Real Sociedad los 34 millones de su cláusula de rescisión, el central ya estuvo negociando su marcha al FC Barcelona. Sin embargo, como está contado, Messi vetó el fichaje para proteger a su compatriota y amigo Mascherano. Es decir, que por más que a su llegada a San Mamés dijera cosas como que "vengo a un grandísimo club, donde el objetivo es estar siempre arriba", en realidad su intención y preferencias apuntaban a vestirse de azulgrana y no de rojiblanco.

Como quiera que finalmente su fichaje por el Barça se frustró, Martínez corrió un tupido velo y quiso congraciarse o ganarse a la afición rojiblanca con aquello de que "aquí no vale quedar en la mitad de la tabla", precisamente lo que ha hecho durante las tres temporadas y media que lleva en Bilbao. Llegó en el mercado de invierno de 2018, con la Real en una delicada situación, si bien el equipo donostiarra acabó noveno, tan solo un puesto por detrás del suyo, y los tres años siguientes tampoco se clasificó para Europa, algo que sí hicieron sus excompañeros a las órdenes de Imanol.

placeholder Iñigo Martínez, este martes durante el entrenamiento del Athletic. (EFE/Luis Tejido)
Iñigo Martínez, este martes durante el entrenamiento del Athletic. (EFE/Luis Tejido)

"Solo le intereso por mi dinero..."

De esta forma, el tiempo ha dado la razón a quienes incluso en Bilbao pensaban y no dudaron en expresar públicamente que "la filosofía del Athletic poco tiene que ver con no tener el más mínimo escrúpulo para poner sobre la mesa un fajo de 32 millones y contratar a un futbolista al que sólo le intereso por mi dinero y hace dos días confesaba que él jamás cambiaría de bando y el Athletic era el enemigo". Efectivamente, esto es algo que los hinchas del equipo vizcaíno deberían recordar ahora y cada vez que fichen a un jugador a golpe de talonario.

Con los 34 millones que el Athletic pagó por Martínez, la Real no solo fichó a jugadores como Mikel Merino, Isak y Portu, además de traer libre a David Silva, sino que, como antes comentábamos, los donostiarras han logrado tres clasificaciones europeas consecutivas y ganaron la Copa del Rey, precisamente en una final en la que el central fue protagonista al hacer el penalti que Mikel Oyarzabal transformó en el definitivo 0-1. Y todo esto después de haber protagonizado una campaña en la que Iñigo presumía de que él no tenía segundo equipo...

Foto: Miembros de la peña Pundonor Rubiales 17. (Web del Levante UD)

"El que más ha sufrido estos días he sido yo y los que me tienen cerca lo saben", dijo Martínez cuando dio el paso de abandonar la Real para irse al Athletic. Es probable que ahora le toque vivir algo parecido, con la diferencia de que mientras su marcha de San Sebastián a Bilbao ha terminado siendo el mejor negocio para el club que preside Jokin Aperribay, su marcha de Bilbao a Barcelona puede ser el peor para su homólogo Jon Uriarte, quien, como comentábamos al inicio, está resignado a negociar, aunque poco tiene que ganar...

El titular de un diario bilbaíno no pudo resumir mejor la situación que se avecinaba, aunque todavía no esté resuelta y, salvo giro inesperado, apunte a culebrón del verano y quién sabe si también del otoño e, incluso, del invierno: "El Athletic, resignado a negociar por Iñigo Martínez". El central ondarrutarra, con solo uno año más de contrato, tiene un acuerdo para fichar por el FC Barcelona, ya sea para esta misma temporada, aunque su cláusula de 80 millones es inasumible para el 'palancas' Laporta, además de impensable en un jugador de 31 años, o bien esperar al 1 de enero de 2023 para hacerlo la próxima con la carta de libertad.

Joan Laporta
El redactor recomienda