Es noticia
Menú
Alaba, el jugador que llegó al Madrid "para marcar goles" y que ha hecho olvidar a Ramos
  1. Deportes
  2. Fútbol
ABRIÓ EL TRIUNFO EN LA SUPERCOPA

Alaba, el jugador que llegó al Madrid "para marcar goles" y que ha hecho olvidar a Ramos

La pareja de centrales del Real Madrid es una de las grandes noticias de Ancelotti, que ha encontrado en Alaba y Militao dos baluartes... e incluso el austríaco ya marca goles decisivos

Foto: Alaba, con el título de Supercopa. (EFE/EPA/Petteri Paalasmaa)
Alaba, con el título de Supercopa. (EFE/EPA/Petteri Paalasmaa)

El Real Madrid puede estar de enhorabuena. No solo por el título conseguido en Helsinki, que le consolida como gran dominador del viejo continente, al convertirle también en el club que más Supercopas de Europa tiene de la historia, sino por la gran confirmación que tuvo lugar ante el Eintrach de Frankfurt: David Alaba y Éder Militao han hecho olvidar con creces al histórico dúo formado por Sergio Ramos y Raphael Varane y, a día de hoy, son la defensa de moda de fútbol mundial.

Ramos y Varane marcaron una época en el Real Madrid. Contundencia, velocidad, lectura de juego, anticipación y, por si faltara poco, mucho gol a balón parado. El español y el francés no tardaron en congeniar y, durante una década, se erigieron como el gran baluarte defensivo de un equipo que ganó cuatro Champions en cinco temporadas. Por ello, el temor que aparecía con la marcha de ambos era grande. Pero un austriaco y un brasileño han hecho olvidar los viejos tiempos.

Foto: Eder Militao celebra un gol con Vinicius. (REUTERS/Pablo Morano)

Hace curso y medio, por culpa de las continuas lesiones de Ramos, Militao tuvo que coger la responsabilidad en el once inicial. No solo no desentonó lo más mínimo, sino que comenzó a confirmar por qué el Madrid pagó 50 millones por su fichaje. Dos temporadas más tarde, no solo es un jugador consagrado a nivel mundial, sino que ha sido capaz de convertirse en una de las grandes razones del éxito blanco. La solvencia defensiva que da hace que el Madrid sea un equipo muy rocoso.

El brasileño se ha visto perfectamente acompañado por David Alaba, un fichaje de oro del Real Madrid, que llegó el pasado curso a coste cero y qué ofrece una amplitud de registros que le convierte en un jugador indiscutible. Conocido por su espectacular pierna izquierda, su gran toque de balón y su velocidad en conducción, en el Madrid ha sorprendido por su jerarquía como central, su capacidad para entenderse con Militao y su demostración de que es un líder en el campo.

"Estoy deseando marcar goles con la camiseta del Madrid", decía Alaba en su presentación, el mismo día que cogía el testigo del '4' sin importarle el peso de la leyenda. Su primer tanto como madridista fue en un Clásico y su último, hasta la fecha, ha sido el que rompía la igualada en el marcador de la Supercopa de Europa. Balón atrás de Casemiro tras un córner y el austriaco, a placer, adelantaba a su equipo en la final. Igual que hiciera otro mítico '4' hace no mucho.

placeholder Alaba celebra su gol en la Supercopa. (Reuters/Jussi Nukari Lehtikuva)
Alaba celebra su gol en la Supercopa. (Reuters/Jussi Nukari Lehtikuva)

Fue en 2016, cuando Ramos, en el minuto 90, conseguía igualar a dos la final de la Supercopa ante el Sevilla que, tras un gol de Carvajal en la prórroga, suponía el título para el Madrid. Han pasado seis años de aquello y su testigo ha sido recogido a la perfección por un Alaba que firmó un partido brillante ante el Eintrach: a nivel defensivo, estuvo intratable; en salida del balón, fue brillante; y, por si fuera poco, su nuevo tanto como madridista encarriló la final para su equipo.

El entendimiento entre Militao y Alaba es absoluto. El brasileño es más paciente, aguanta más la posición, es más poderoso en el juego aéreo y brilla en la anticipación y en su capacidad para correr hacia atrás; el austriaco es fuerte en el uno contra uno, es superlativo en la salida de balón y tiene gran capacidad para lanzar el ataque blanco. Los dos han empastado a la perfección y el Madrid ha encontrado un seguro de defensa... con Rüdiger, Nacho y Vallejo en el banquillo.

Sería injusto no señalar que buena parte de esta solidez defensiva también es fruto del entendimiento que Casemiro tiene con los centrales y a las apariciones estelares de Thibaut Courtois cuando el equipo lo necesita. Pero la realidad es que el Real Madrid ha encontrado pareja de centrales para rato y ya han escrito un par de páginas gloriosas en la entidad madridista. Y han hecho olvidar al dúo que dominó el fútbol defensivo en todo Europa durante una década.

El Real Madrid puede estar de enhorabuena. No solo por el título conseguido en Helsinki, que le consolida como gran dominador del viejo continente, al convertirle también en el club que más Supercopas de Europa tiene de la historia, sino por la gran confirmación que tuvo lugar ante el Eintrach de Frankfurt: David Alaba y Éder Militao han hecho olvidar con creces al histórico dúo formado por Sergio Ramos y Raphael Varane y, a día de hoy, son la defensa de moda de fútbol mundial.

Real Madrid David Alaba Éder Militao
El redactor recomienda