Es noticia
Menú
La jugada (no tan secreta) del Madrid que confirma que los títulos llegan por trabajo y no por suerte
  1. Deportes
  2. Fútbol
UN EQUIPO MUY TRABAJADO

La jugada (no tan secreta) del Madrid que confirma que los títulos llegan por trabajo y no por suerte

A lo largo de los últimos meses, mucho se ha hablado sobre la suerte o la fortuna del Real Madrid, pero muy poco sobre el buen trabajo que hay detrás del éxito del equipo madridista

Foto: Carvajal y Modric, al término del partido. (EFE/Etienne Laurent)
Carvajal y Modric, al término del partido. (EFE/Etienne Laurent)

"En el fútbol no siempre gana el mejor" o "se han clasificado a la final porque han tenido suerte" son dos frases del pasado curso que el Madrid tiene grabadas a fuego, ambas realizadas por dos exazulgranas. La primera es obra de Leo Messi, jugador del PSG; la segunda, de Ferran Soriano, CEO del Manchester City. Los blancos solo han necesitado un par de partidos de pretemporada para demostrar que aquello de la flor es un cuento: lo que hay detrás del éxito de este equipo es mucho trabajo.

Desde distintos focos se ha menospreciado hasta la saciedad la increíble temporada pasada del Real Madrid. Se apuntaba a que la plantilla blanca tiene menos calidad que la de sus rivales directos, que el equipo está menos trabajado que otros e, incluso, se dudaba de su hambre de títulos por la veteranía de su columna vertebral. Una serie de argumentos que no son más que excusas para tratar de explicar lo inexplicable y la manera de creer de los blancos hasta el último segundo de cada partido.

Foto: El Madrid celebra su segundo gol. (EFE/EPA/Etienne Laurent)

El propio Pep Guardiola enterraba el mito de la suerte después de que su equipo quedara eliminado en una de las remontadas más impresionantes de los últimos tiempos en la Champions: "Con la calidad que tienen, no es casualidad. La gente dice: 'Qué suerte tienen'. Lo que tienen es mucho nivel. El balón no les quema cuando pierden 0-3". O, dicho de otra manera, más allá de esa genética ganadora y de no rendirse, el equipo de Carlo Ancelotti tiene detrás un enorme trabajo que lo hace posible.

Fue en la madrugada de este domingo, en el último partido de preparación previo a la final de la Supercopa de Europa, ante la Juventus, donde el Real Madrid confirmó con una jugada nada más comenzar el partido, que este equipo tiene muchas horas de entrenamiento, preparación y disciplina a sus espaldas. De hecho, de no ser por escasos centímetros, el Real Madrid se habría puesto por delante en el marcador cuando solo habían transcurrido escasos 8 segundos.

Modric sacó de medio para Casemiro, quien se la devolvió al croata para tocar de primeras a Kroos, que buscó un balón a la espalda de la defensa italiana. Valverde, entrando con mucha velocidad, puso un centro tenso al punto de penalti, donde Benzema remataba a gol. No se contaban con las dos manos los segundos de partido y el Madrid, con una bella jugada al primer toque, desarmaba a la Juventus... pero el uruguayo estaba en fuera de juego y el gol no subió al marcador.

Si echamos la vista hace no demasiado tiempo atrás, nos acordaremos de que el Real Madrid estuvo a punto de ponerse por delante en la vuelta de las 'semis' de Champions con una jugada similar. Fue al comienzo de la segunda parte del partido cuando los blancos, desde el saque de medio, armaron una jugada similar que acabó con un disparo fuera de Vinícius con todo a favor que estuvo a punto de desnivelar la balanza. O, dicho de otro modo, no es una jugada genuina y espontánea.

Es más incluso el gol de Vini en la final llegó en una jugada parecida con, apertura rápida a la banda, centro tenso de Valverde al segundo palo y el brasileño empujándola a la red. Por ello, esta acción ante la Juventus no hace más que confirmar que este equipo está muy trabajado: más allá de que sea una plantilla llena de estrellas o que no se rinda nunca, el trabajo que hay detrás del éxito es evidente. Es claro que es una acción trabajada una y otra vez, hasta la saciedad, en los entrenamientos.

No es más que un ejemplo y una acción puntual en un partido de pretemporada, pero sirve a la perfección para demostrar que la plantilla tiene adquiridos numerosos automatismos que no son más que el fruto de la repetición, el entrenamiento y el trabajo diario. Una acción que sirve para desmontar el falso mito de la flor, la fortuna y las carambolas para ganar. Una plantilla que sabe que en diez días se juega el primer título de la temporada, la Supercopa de Europa.

"En el fútbol no siempre gana el mejor" o "se han clasificado a la final porque han tenido suerte" son dos frases del pasado curso que el Madrid tiene grabadas a fuego, ambas realizadas por dos exazulgranas. La primera es obra de Leo Messi, jugador del PSG; la segunda, de Ferran Soriano, CEO del Manchester City. Los blancos solo han necesitado un par de partidos de pretemporada para demostrar que aquello de la flor es un cuento: lo que hay detrás del éxito de este equipo es mucho trabajo.

Real Madrid Leo Messi Trabajo
El redactor recomienda