Es noticia
Menú
A rezar para que Benzema no se resfríe o por qué el Real Madrid necesita un '9' de garantías
  1. Deportes
  2. Fútbol
Si se lesiona, drama a la vista

A rezar para que Benzema no se resfríe o por qué el Real Madrid necesita un '9' de garantías

Solo Benzema y Vinícius aseguraron gol la temporada pasada. Si el delantero francés cae, el Madrid entero caerá. La plantilla no cuenta con un sustituto que pueda llenar su vacío

Foto: Karim Benzema celebra el título de la Champions League. (Reuters/Kai Pfaffenbach)
Karim Benzema celebra el título de la Champions League. (Reuters/Kai Pfaffenbach)

El Resacón en Las Vegas dejó muchos detalles. Algunos forzados para encender bajas pasiones entre el barcelonismo y otros reales, como que el Real Madrid acaba de echar andar, pero ya hay aspectos que arrastra del pasado y que le podrían salpicar en el futuro más inmediato. Con la prudencia con la que hay que tomarse los primeros pasos en pretemporada, una de las primeras conclusiones que se pueden extraer es que el Real Madrid necesita un delantero centro suplente de nivel. Karim Benzema es el mejor delantero centro del mundo, pero ya tiene 34 años. Una lesión larga en una temporada donde la exigencia va a ser máxima por las múltiples competiciones y la saturación provocada por el Mundial de Qatar (del 21 de noviembre al 18 de diciembre) podría generar una situación complicada en un club que depende íntegramente de los goles de Benzema y de Vinícius Júnior.

Lo explicaba Thibaut Courtois nada más terminar el encuentro: "Si Karim no está, nos falta algún gol, crear más peligro". Sin Karim Benzema liderando el ataque y ocupando la posición de referencia ofensiva blanca, todo el peso en el Clásico de Las Vegas recayó en un Vinícius Júnior que tiene alma de líder y que siembra el pánico a campo abierto... si bien es verdad que estuvo muy solo en ataque. El brasileño ya ha demostrado estar en un escalón superior respecto a la campaña 2020/21, pero el resto de sus compañeros de ataque aún deben dar un paso hacia adelante. Con la ruinosa salida de Luka Jovic a la Fiorentina, Mariano Díaz es el único '9' puro suplente que presenta la plantilla. El hispano-dominicano no es fiable (marcó un gol en todo el curso pasado), tiene un sueldo prohibitivo de cinco millones de euros y no tiene prisa por abandonar el Santiago Bernabéu a pesar de que el club le lleva buscando salida mucho tiempo.

placeholder El brasileño recibe una dura entrada de Jordi Alba. (Reuters/Stephen R. Sylvanie)
El brasileño recibe una dura entrada de Jordi Alba. (Reuters/Stephen R. Sylvanie)

Las únicas dos alternativas sobre la mesa son Borja Mayoral y Juanmi Latasa. El atacante madrileño ha ido saltando de cesión en cesión por el fútbol europeo y español (Wolfsburgo, Levante, Roma y Getafe) sin que haya firmado nunca números espectaculares (nunca ha pasado de 10 goles en competiciones ligueras). Según apunta 'Marca', Mayoral, que fue clave en la salvación del club azulón con seis goles y una asistencia en sus bolsillos, está a un paso de firmar por el Getafe para las próximas cinco temporadas por una cantidad cercana a los 10 millones de euros.

El canterano Juanmi Latasa no disputó ni un solo minuto en el primer partido de pretemporada, aunque se presupone como un recurso según cómo termine el mercado en el Real Madrid. Su buena temporada en el Real Madrid Catilla, donde marcó 13 dianas, le abre una oportunidad de oro en el primer equipo. Sin embargo, pasar de un delantero del calibre de Karim Benzema que decide partidos de altos vuelos, revienta eliminatorias de Champions League y aúna gol con un juego superlativo podría ser un salto al vacío demasiado grande. En la baraja también está la explosión goleadora de Rodrygo Goes y la esperanza de que, a tenor de su importancia vital en la Champions League, experimente una evolución similar a la de Vinícius Júnior.

Confiar en Hazard, cuestión de fe

Diferente es el caso de Marco Asensio, que apunta a salir y de Eden Hazard. El Real Madrid y el propio jugador belga han transmitido por enésima vez la idea de que esta vez sí, esta vez Hazard va a devolver sobre el césped lo que le ha dado la entidad y la afición. "Se reúnen todas las condiciones para que pueda jugar mi fútbol. Ya no tengo problemas de tobillo, de esto o de lo otro. Todo está en orden. Voy a tener una buena preparación física y mental para estar listo para el próximo año. Me corresponde demostrar que no estoy acabado, que aún tengo cosas hermosas que hacer", aseguró Hazard hace unas semanas". Unas palabras en la línea de las exhibidas durante la celebración en Cibeles: "El próximo año voy a darlo todo por vosotros. Han sido tres años con lesiones y muchas cosas". Sin embargo, Hazard atravesó el primer partido del año sin pena ni gloria como sustituto de Karim Benzema. Creer en el resurgimiento de Hazard es una cuestión de fe ilimitada.

placeholder El belga, durante el último partido frente al FC Barcelona. (Reuters/Stephen R. Sylvanie)
El belga, durante el último partido frente al FC Barcelona. (Reuters/Stephen R. Sylvanie)

Así las cosas, los números del Real Madrid sin Karim Benzema no arrojan a proyectar una perspectiva optimista. Desde el verano de 2018, el momento en el que Cristiano Ronaldo puso rumbo a la Juventus de Turín y dejó el lugar de máxima estrella de la entidad a Benzema, Karim se ha perdido un total de 13 partidos de Liga. Solamente lograron la victoria en cinco de ellos, perdiendo cuatro y empatando los cuatro restantes. De las derrotas más dolorosas sobresale el 0-4 del FC Barcelona en el Santiago Bernabéu de esta temporada.

El drama ofensivo si no está el francés está asegurado para un equipo que basa sus comportamientos ofensivos en el talento de sus atacantes y no en estructuras integradas en la pizarra. Más cuando el galo es números y juego. Imprevisibilidad y talento. Fogonazo y continuidad. Un delantero con la misma creatividad que el mejor interior o centrocampista del planeta. ¿Qué hará el Real Madrid hasta el final del mercado? ¿Confiar en el joven Latasa y esperar la mejor versión de Hazard mientras cruza los dedos por Karim Benzema? ¿Depender de la venta de Marco Asensio? ¿O bien rastreará el mercado en busca de una oportunidad ofensiva tras quedarse sin el atacante llamado a dominar Europa al principio del verano (Kylian Mbappé)?

El Resacón en Las Vegas dejó muchos detalles. Algunos forzados para encender bajas pasiones entre el barcelonismo y otros reales, como que el Real Madrid acaba de echar andar, pero ya hay aspectos que arrastra del pasado y que le podrían salpicar en el futuro más inmediato. Con la prudencia con la que hay que tomarse los primeros pasos en pretemporada, una de las primeras conclusiones que se pueden extraer es que el Real Madrid necesita un delantero centro suplente de nivel. Karim Benzema es el mejor delantero centro del mundo, pero ya tiene 34 años. Una lesión larga en una temporada donde la exigencia va a ser máxima por las múltiples competiciones y la saturación provocada por el Mundial de Qatar (del 21 de noviembre al 18 de diciembre) podría generar una situación complicada en un club que depende íntegramente de los goles de Benzema y de Vinícius Júnior.

Real Madrid Karim Benzema Eden Hazard