Es noticia
Menú
Santi Mina, la polémica readmisión del futbolista que el Celta no sabe cómo despedir
  1. Deportes
  2. Fútbol
todavía no hay sentencia firme

Santi Mina, la polémica readmisión del futbolista que el Celta no sabe cómo despedir

Santi Mina, condenado por un delito de abuso sexual y con un recurso en instancias superiores, entrena en las instalaciones del equipo vigués, pese al rechazo del club y una parte de la afición

Foto: Santi Mina durante un partido con el Celta en Balaídos. (EFE/Salvador Sas)
Santi Mina durante un partido con el Celta en Balaídos. (EFE/Salvador Sas)

Es un caso extremadamente delicado y complejo en el Celta. En Vigo están a la espera de ver cómo se puede solucionar la postura que ha tomado Santi Mina. La tensión puede crecer después de que el equipo regrese este fin de semana de la minigira americana y según se acerque el inicio de la Liga. Santi Mina no estuvo en ella. Estaba apartado por el club tras ser declarado culpable de un delito de abuso sexual por la Audiencia Provincial de Almería. La sentencia no es firme, las dos partes (denunciante y los abogados del futbolista) han presentado recursos en instancias superiores.

Santi Mina da el paso que aviva la polémica. Decide que tiene derecho a volver a su puesto de trabajo. El club, incómodo con la situación, busca la manera de que Mina se desvincule de la institución y se agarra al grave daño a la imagen que ocasiona el futbolista.

placeholder Santi Mina en la Audiencia Provincial de Almería. (Cedida)
Santi Mina en la Audiencia Provincial de Almería. (Cedida)

Santi Mina sigue al pie de la letra las pautas que marcan sus abogados. Esta semana se presentó en la ciudad deportiva, tras comunicárselo al club vía burofax. Una medida que pone más en tensión a la entidad que preside Carlos Mouriño y que genera más presión, indignación y enfrentamientos entre los aficionados celestes. La prueba es el incidente en el que se ha visto envuelto Iago Aspas. Un usuario de las redes sociales preguntaba cómo sería recibido Santi Mina en el vestuario y otro contestó que "aplaudido por unos niños ricos que se la pelan". Aspas entró en el lío. El referente del celtismo contestó: "Habla por ti, máquina", añadiendo el emoticono del silencio.

Contrato hasta 2024

El siguiente paso del conflicto está cerca. Santi Mina puede pedir incorporarse a la dinámica del equipo que entrena Coudet. Tiene contrato hasta 2024 y su postura es clara. No hay sentencia firme, está recurrida y no se quiere marchar del Celta. El club intenta que colabore, pero no lo consigue. Hace unas semanas le hicieron llegar una oferta para salir cedido al Aris de Salónica, que entrena el Mono Burgos. El Celta asumía parte de la ficha. Mina se negó a abandonar España y jugar en Grecia. De fondo puede estar la sospecha de que, si sale del país, la parte demandante podría encontrar más vías legales pedir el ingreso en prisión. Hay demasiados interrogantes. No quiere dar un paso en falso.

Foto: Tchouaméni en su presentación como jugador del Real Madrid. (Reuters/Isabel Infantes)

Las medidas disciplinarias del Celta no han tenido el efecto deseado. Cuando se conoció la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería, el 4 de mayo, el club le apartó del equipo y abrió un expediente sancionador. El 'castigo' fue suspenderle de empleo y sueldo durante seis días, y darle 15 días más de vacaciones para que no estuviera en los reconocimientos médicos del principio de temporada. El Celta no quiere que se mezcle con el resto de los compañeros. La estrategia de aislarle no funciona. Mina, tras hacer llegar el burofax para que fuera readmitido a su puesto de trabajo, está entrenando esta semana en la ciudad deportiva con otros jugadores que no fueron a la gira. Entre ellos está Denis Suárez, con el que el club tiene abierto otro conflicto. Y los que se recuperan de sus lesiones (Franco Cervi y Joseph Aidoo). En estos entrenamientos, a los más indignados les molesta ver sonreír a Santi Mina.

La versión de los abogados de Santi Mina mantiene que su cliente cumple con sus obligaciones laborales. Y, por supuesto, que no hay sentencia firme. En el recurso que han interpuesto hablan de "importantes errores en la valoración". El tribunal presidido por la magistrada Társila Martínez condenó a Santi Mina culpable de un delito de abuso sexual a una mujer el 18 de junio de 2017 en Mojácar (Almería), pero fue absuelto de un delito de agresión sexual.

Foto: Laporta y Lewandowski en la presentación del polaco. (EFE/Cristobal Herrera)

El Celta ha tenido que readmitir a Santi Mina y está a la espera de cómo se desarrollen los recursos para reclamar los daños y perjuicios ocasionados por el comportamiento del jugador, tanto económicos como el daño a la imagen. Pero la entidad celeste no da el paso de rescindir, de forma unilateral, el contrato. Considera que es complejo tomar esta medida con uno de los jugadores que más cobra de la plantilla (1,5 millones de euros netos) y las consecuencias pueden alterar el límite salarial. Los servicios jurídicos analizan las opciones. Pero al Celta, según especialistas jurídicos, se le ha pasado el plazo de 60 días para ejecutar un despido disciplinario que podría sustentarse dentro del incumplimiento del reglamento de conducta interno de un empleado, el daño a la imagen de la entidad y cómo afecta a la opinión pública.

Indignación en Vigo

En lo social, hay indignación y crispación. Principalmente en Vigo, aunque es un caso con amplia repercusión en España. Molestó mucho ver una imagen de Santi Mina, a finales de mayo, en la boda de Denis Suárez y Nadia Avilés, junto a otros futbolistas y empleados. Otra de las medidas que tomó el club fue borrar la imagen y la biografía de Santi Mina de sus canales oficiales. Tampoco se venden camisetas con su nombre en la tienda oficial. En el partido disputado en Balaídos, el 8 de mayo, entre el Celta y el Alavés, hubo una reacción de repulsa. Un sector de aficionados se arrancaron con cánticos de "violador". Otra parte del estadio reaccionó con silbidos de rechazo a esos cánticos.

Los días han ido pasando y, en lo futbolístico, el Celta no encuentra una solución. La atmósfera está cada vez más tensa y el club se puede encontrar con que Santi Mina esté, de nuevo, con el grupo para seguir la pretemporada. La reacción de diferentes peñas ha sido la de pedir al club que Santi Mina no vuelva a vestir la camiseta del Celta.

Es un caso extremadamente delicado y complejo en el Celta. En Vigo están a la espera de ver cómo se puede solucionar la postura que ha tomado Santi Mina. La tensión puede crecer después de que el equipo regrese este fin de semana de la minigira americana y según se acerque el inicio de la Liga. Santi Mina no estuvo en ella. Estaba apartado por el club tras ser declarado culpable de un delito de abuso sexual por la Audiencia Provincial de Almería. La sentencia no es firme, las dos partes (denunciante y los abogados del futbolista) han presentado recursos en instancias superiores.

Celta de Vigo Agresión sexual Iago Aspas
El redactor recomienda