Es noticia
Menú
El colapso de Cristiano Ronaldo y Morata: cada año más ricos, pero estancados en títulos
  1. Deportes
  2. Fútbol
dos casos delicados

El colapso de Cristiano Ronaldo y Morata: cada año más ricos, pero estancados en títulos

España y Portugal se enfrentan en la Liga de Naciones y Álvaro Morata y Cristiano Ronaldo llegan al partido después de una temporada decepcionante en la Juventus y el Manchester United

Foto: Morata y Cristiano Ronaldo en un partido de Selecciones. (Reuters/Sergio Pérez)
Morata y Cristiano Ronaldo en un partido de Selecciones. (Reuters/Sergio Pérez)

Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata sufren el colapso de una mala temporada con sus clubes. La peor, en mucho tiempo para el Manchester United y la Juventus, si bien la del equipo inglés es todavía más horrorosa. Cristiano Ronaldo no va a jugar la Champions por primera vez desde que es profesional. Un auténtico desprestigio para una estrella de este deporte que ha ido de más a menos en los últimos cuatro años. Los que van desde la última Champions del Real Madrid ganada en Kiev hasta la de París. Lo mismo se puede decir de Morata. Otro exmadridista que no encuentra su sitio desde que fue vendido al Chelsea, pasó por el Atlético y la Juventus.

A Cristiano Ronaldo no le saló bien la apuesta de regresar al Manchester United. Le queda un año de contrato. La primera temporada ha sido convulsa, irregular y no se ha librado de las críticas. Ha maquillado la decepción como mejor sabe hacerlo. Con goles. Esto no lo pierde, pero lo que le persigue es su actitud egocéntrica. Las críticas al portugués vuelven a señalar a un jugador que no hace equipo y que perjudica al rendimiento de otros buenos jugadores. Es el caso de Bruno Fernandes, Jadon Sancho y Rashford. En Inglaterra culpan a Cristiano de tener a sus compañeros pendientes de él y los desaires que hace cuando no conectan con su juego.

placeholder Cristiano Ronaldo y Pepe en un entrenamiento de la Selección
Cristiano Ronaldo y Pepe en un entrenamiento de la Selección

La estrella portuguesa ha tenido varios rifirrafes con Ralf Rangnick por la gestión de sus minutos. Ragnick deja el banquillo a Erik Ten Hag, un técnico holandés que tiene que darle una vuelta a toda la plantilla y un sistema de juego que suba el nivel de juego colectivo y competitivo. Había dudas de que Cristiano pudiera seguir en el nuevo proyecto, pero Ten Hag confirma que puede ser útil porque sigue siendo un goleador. Cristiano ha marcado 24 goles esta temporada entre todas las competiciones y ha logrado ser elegido dos veces como el mejor jugador de la Premier. A sus 37 años conserva el gol, pero tendrá un nuevo entrenador que le exigirá más compromiso colectivo y un método para gestionar sus esfuerzos. Nunca lo pone fácil.

Foto: Courtois levanta el brazo para celebrar la Champions. (Reuters/Molly Darlington)

Cristiano es el primero que se da cuenta de que ya no se le mira como un indiscutible y que se habla del final de su carrera. Antes de la eliminatoria contra Macedonia del Norte, correspondiente a la repesca para ir al Mundial de Qatar, le preguntaron sobre su futuro. Cristiano se lo tomó mal y estalló en la sala de prensa: "Ya empiezo a ver muchas veces la misma pregunta. El que va a decidir mi futuro soy yo. Nadie más. Si tengo ganas de jugar más, juego. Si no, no juego. Mando yo y punto". No es fácil para Cristiano tener que contestar a las preguntas que ponen en cuestión su final de carrera. Se lo toma mal. No es un jugador cualquiera. Se siente importante y quiere que se le valore. Es el máximo goleador en la historia de las Selecciones con 115 tantos en 186 partidos. Por esto pide respeto, por su trayectoria, y no le gusta que en su país duden de que le queda nivel para competir.

El incierto futuro de Morata

La situación de Álvaro Morata es delicada. Tras dos temporadas en las que ha jugado cedido en la Juventus, tiene que regresar al Atlético de Madrid. El club italiano no ha hecho uso de la opción de compra (finalizaba este martes) de 35 millones de euros. La propuesta de la Vecchia Signora ha sido presentar una oferta a la baja que no supera los 15 millones. Miguel Ángel Gil Marín no la acepta, Morata tiene que regresar, pero Enrique Cerezo ha dicho recientemente que "la verdad es que no sé que va a pasar con él". En el Atlético de Madrid escuchan ofertas por un delantero que se marchó por no aceptar los minutos que le daba Simeone.

placeholder Álvaro Morata durante un partido con la Juventus
Álvaro Morata durante un partido con la Juventus

La temporada de Morata en la Juventus ha sido mala y su futuro es incierto. Solo ha marcado 12 goles y la apuesta del club, con problemas económicos que arrastra desde que gastó 117 millones de euros en Cristiano Ronaldo y provocó un desajuste salarial con la ficha del portugués (31 años) es Dusan Vlahovic. El serbio llegó en el mercado de invierno. Álvaro Morata negoció con el Barcelona para irse en enero y Miguel Ángel Gil Marín no dio vía libre a la operación para no reforzar a un rival directo de la Liga a mitad de temporada. Morata se quedó en la Juve y con Vlahovic no ha sido suficiente para ganar un título.

La amargura de una mala temporada se la tiene que quitar en la Selección. Morata es uno de los fijos de Luis Enrique, el autor del gol contra Suecia que clasificó a España para el Mundial de Qatar. Un delantero que tiene el apoyo total del seleccionador, a pesar de las críticas que sufre cuando falla o lo mal que lo pasó en la última Eurocopa. Los números con España le son favorables. Lleva marcados 25 goles en 52 partidos (una media de 0,48) y tiene la espina clavada de jugar su primer Mundial después de la decepción que se llevó por no entrar en la convocatoria de Lopetegui para el de Rusia en 2018.

Un bache prolongado

Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata se han enriquecido cada año desde que se marcharon del Real Madrid, pero han empobrecido en títulos. El portugués ya no es el único jugador que tiene cinco Champions en su palmarés. La Decimocuarta supone que Benzema, Carvajal, Marcelo, Modric, Nacho, Bale e Isco (pese a que la UEFA no se la reconoce porque el malagueño no ha jugado ni un minuto) le hayan igualado. Morata consiguió su última Champions con el Real Madrid en 2017 en Cardiff, precisamente en la final con la Juventus. A nivel colectivo han dejado de ganar y en el individual el más afectado es Cristiano. Deja de aparecer entre los favoritos al Balón de Oro y esta temporada puede ser la de la consagración de Benzema. El que era su socio en el Real Madrid es el principal candidato para ser el próximo Balón de Oro.

Foto: Marco Asensio celebra un gol en el Bernabéu. (Efe/Chema Moya)

España y Portugal se enfrentan este jueves, en el estadio Benito Villamarín de Sevilla, en el primer partido de la tercera edición de la Liga de Naciones. Cristiano y Morata llegan de bajón. La Selección es su refugio. El hábitat donde pueden olvidar la decepción y frustración que les deja haber sido eliminados por dos equipos españoles en la Champions. El Atlético de Madrid y el Villarreal fueron sus verdugos. Un palo, un duro golpe para dos futbolistas que apostaron por competir y llegar más lejos en la máxima competición. Han bajado escalones en la élite. Pero son fijos para sus seleccionadores. Tanto Fernando Santos como Luis Enrique confían en la capacidad realizadora y no hay dudas de que están en los planes para el Mundial de Qatar.

Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata sufren el colapso de una mala temporada con sus clubes. La peor, en mucho tiempo para el Manchester United y la Juventus, si bien la del equipo inglés es todavía más horrorosa. Cristiano Ronaldo no va a jugar la Champions por primera vez desde que es profesional. Un auténtico desprestigio para una estrella de este deporte que ha ido de más a menos en los últimos cuatro años. Los que van desde la última Champions del Real Madrid ganada en Kiev hasta la de París. Lo mismo se puede decir de Morata. Otro exmadridista que no encuentra su sitio desde que fue vendido al Chelsea, pasó por el Atlético y la Juventus.

Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda