Es noticia
Menú
Cómo el PSG no se rinde con Mbappé... si el jeque hace obsequios millonarios
  1. Deportes
  2. Fútbol
en qatar no se dan por vencidos

Cómo el PSG no se rinde con Mbappé... si el jeque hace obsequios millonarios

El Paris Saint-Germain se resiste a perder a Kylian Mbappé y lleva la negociación hasta el límite. En el Real Madrid esperan que el francés no se eche atrás, pero ven riesgos

Foto: Kylian Mbappé durante un partido del PSG. (Reuters/Benoit Tessier)
Kylian Mbappé durante un partido del PSG. (Reuters/Benoit Tessier)

Kylian Mbappé marca los tiempos. Ha negociado a dos bandas y se puede permitir tener el control de una situación que provoca inquietud en la recta final de su contrato. Ni Paris Saint-Germain, club que no se rinde en conseguir la renovación, ni Real Madrid, que mantiene la calma, conocen cuál va a ser el siguiente movimiento, a pesar de que el futbolista haya dicho que tiene la decisión casi tomada. En sus planes estaba anunciarla antes del día 28, fecha en la que se juega la final de la Champions entre el Real Madrid y el Liverpool. No se puede descartar que sea después o ya nos vayamos a finales de junio. Incluso que dé el paso este fin de semana, tras el último partido de su equipo en el Parque de los Principes contra el Metz, y se pronuncie. El domingo puede ser el día, según L'Equipe.

Mbappé le da un suspense que hace que los días se retuerzan con la interpretación de sus gestos. Si viene a Madrid en una visita de ocio, para comer y cenar con Sergio Ramos y Achraf, y en el Real Madrid desconocen el viaje, se ve como un movimiento inquietante. Si luego viaja a Doha para cumplir con los sponsors del PSG y se lleva la mano al pecho, a la zona del escudo, genera nerviosismo. El nivel con el que se escruta a Mbappé es fantástico.

placeholder Kimpembe, Achraf, Marquinhos, Ramos y Mbappé. (EFE/Inés Menéndez Valledor)
Kimpembe, Achraf, Marquinhos, Ramos y Mbappé. (EFE/Inés Menéndez Valledor)

También se puede hacer lo mismo con el emir de Qatar. La visita de estado del jeque Tamin bin Hamad Al Thani a Madrid dejó la sensación de poderío que todos imaginábamos. Es el dueño del Paris Saint-Germain y hay que verle como uno de los hombres más poderosos del mundo, con capacidad para llevar una negociación de este tipo hasta el límite. Si hay una persona que no se rinde, ese es el jeque. Si es capaz de regalar a la reina Letizia unos pendientes de diamantes que están valorados en 100.000 euros, qué no será capaz de hacer para retener a Mbappé. Lo necesita porque es un futbolista que le costó 180 millones de euros pero, sobre todo, porque es un jugador franquicia y una imagen icónica para el Mundial que se va a celebrar en Qatar. Mabppé es marca, pero también un capricho.

El Real Madrid ve riesgos

Estos días son angustiosos en Madrid con el asunto Mbappé. De la seguridad del fichaje hemos pasado a que la operación corre riesgos. Gran parte de la culpa la tiene ver cómo presiona el PSG y el músculo financiero con el que puede negociar el jeque de Qatar. El Real Madrid nunca podrá llegar a las cifras del equipo parisino. Florentino Pérez está a la espera de que Mbappé cumpla su palabra y no se eche atrás. Mientras tanto, tiene que ser flexible con las peticiones que hace la abogada del jugador, Delphine Verheyden, con respecto a los derechos de imagen. Mbappé tiene una guerra, por este asunto, con la Federación de Fútbol de su país por querer ser dueño de su imagen. Quiere tener total capacidad de decisión y gestionar los ingresos derivados de ellos. Estamos en los famosos flecos.

Foto: Míchel durante un partido del Getafe en el Coliseum. (Efe/Rodrigo Jiménez))

El Madrid, como decimos, no puede competir en lo económico con un PSG que apura sus opciones y ofrece un contrato a la medida de lo que quiera Mbappé en lo económico y lo deportivo. En la cena de gala en el Palacio Real, con los Reyes de anfitriones, también acudió como invitado Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. Llamó la atención que transmitiera optimismo. Fue una cena al gusto del emir. En el intercambio de obsequios, el jeque fue el más espléndido, y uno de los regalos que recibió fue una camiseta de la Selección española. También se habló de fútbol.

Son detalles que no pueden pasar desapercibidos. Como la ausencia de Florentino en una cena en la que sí estuvieron otros grandes empresarios del país, como Rafael del Pino (Ferrovial), Ana Botín, (Santander), José Manuel Entrecanales (Acciona), Marta Álvarez (El Corte Inglés) o Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola y en el que el fondo soberano de Qatar es el principal accionista).

Esperan que no se eche atrás

¿Qué más puede hacer el Real Madrid para tener la certeza de que Mbappé jugará en el Bernabéu? Confían en que no les falle y sea fiel al deseo mostrado por jugar en este equipo. Entre ellos está su amigo y compañero de Selección, Karim Benzema. Florentino Pérez está preparando la incorporación desde hace más de dos años.

El club cumple con el límite salarial y las cuentas pueden soportar el coste de una operación con un sueldo de 25 millones de euros netos y una prima de fichaje que se puede ir a los 100 millones. El pasado verano ofreció 200 millones de euros al PSG a pesar de que era la última temporada, con el fin de vencer la resistencia. No fue posible. El Madrid se ha retirado de la puja del fichaje de Haaland para poner todo el foco en Mbappé. El trabajo, por su parte, está prácticamente hecho. Hay que definir los porcentajes en los derechos de imagen. En el Real Madrid esperan el 'sí' del francés. La decisión de Mbappé provoca que se hable más de este asunto que de la final de la Champions.

Florentino se imaginaba que el Paris Saint-Germain, con su músculo financiero y orgullo, haría todo lo posible por presionar a Mbappé para que firmara un nuevo contrato. El presidente del Real Madrid no subestima el poderío del club parisino ni las maniobras para convencer a la familia del jugador. Mbappé ha ido rechazando todas las ofertas de renovación, algo que ha dado esperanzas al Real Madrid. Se mantienen y se interpretan como la postura de un futbolista que quiere cerrar una etapa para empezar otra, con nuevos retos, en el Real Madrid. Pero el PSG y el jeque son constantes, no se rinden y presentan todo tipo de fórmulas para quedarse con Mbappé.

Kylian Mbappé marca los tiempos. Ha negociado a dos bandas y se puede permitir tener el control de una situación que provoca inquietud en la recta final de su contrato. Ni Paris Saint-Germain, club que no se rinde en conseguir la renovación, ni Real Madrid, que mantiene la calma, conocen cuál va a ser el siguiente movimiento, a pesar de que el futbolista haya dicho que tiene la decisión casi tomada. En sus planes estaba anunciarla antes del día 28, fecha en la que se juega la final de la Champions entre el Real Madrid y el Liverpool. No se puede descartar que sea después o ya nos vayamos a finales de junio. Incluso que dé el paso este fin de semana, tras el último partido de su equipo en el Parque de los Principes contra el Metz, y se pronuncie. El domingo puede ser el día, según L'Equipe.

Kylian Mbappé Florentino Pérez
El redactor recomienda