Es noticia
Menú
El numerito de Tánger y por qué Guirao dice que "de Rubiales me podía esperar cualquier cosa"
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL PRESIDENTE DEL SEVILLA FUE TESTIGO

El numerito de Tánger y por qué Guirao dice que "de Rubiales me podía esperar cualquier cosa"

El exministro de Cultura y Deporte vivió en sus propias carnes cómo se las gasta el todavía presidente de la RFEF, además de ser víctima de unas grabaciones que le dejan en mal lugar

Foto: Luis Rubiales saluda al exministro José Guirao. (EFE)
Luis Rubiales saluda al exministro José Guirao. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Uno es esclavo de lo que dice, pero dueño de lo que calla", sentenció Ortega y Gasset, algo que a buen seguro José Guirao pudo comprobar en su etapa como miembro del Gobierno. "De Rubiales me podía esperar cualquier cosa", respondió el que fuera ministro de Cultura y Deporte entre junio de 2018 y enero de 2020 a la pregunta de El Confidencial sobre si tenía conocimiento de que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol le había grabado. “Me parece impresentable, pero prefiero no pronunciarme más sobre este personaje, que ya no me interesa nada”, añadió el ahora director general de la Fundación Montemadrid.

Lo cierto es que, como puede comprobarse por las grabaciones a las que ha tenido acceso este diario, el trato que Rubiales dispensaba a Guirao no se antoja el más apropiado que se debe tener hacia un ministro. Más aún cuando el talante de este era claramente conciliador, puede que en gran parte por el desconocimiento de un terreno tan complejo como es el de la política deportiva, por más que desde fuera pueda parecer lo contrario. Y no digamos ya si se trata del fútbol, donde tantos intereses creados hay. Es normal que al volver a escuchar el nombre de Rubiales a Guirao le viniera a la cabeza el término "personaje" y calificara su comportamiento de "impresentable". La experiencia la vivió él, no se la contó nadie...

Foto: Rubiales, que aparece reflejado en la pantalla del móvil, graba con otro terminal la conversación con Guirao. (El Confidencial)

Hay que remontarse a julio de 2018, cuando Luis Rubiales se enzarzó con el presidente del Sevilla FC, Pepe Castro, a cuenta de la Supercopa de España, que decidió llevarse a Tánger para que por primera vez se jugara fuera de España y a partido único. En un duro cruce de declaraciones en los micrófonos de la COPE, el presidente de la RFEF desveló conversaciones que había mantenido con Castro. "Pepe me dijo que Tánger, fabuloso, pero que lo anunciáramos nosotros para no tener problemas con su afición", dijo el de Motril, a lo que el dirigente sevillista le respondió que no decía la verdad.

"Me causa una gran sorpresa porque Pepe Castro me dijo lo contrario: que estaba de acuerdo, pero que era mejor comerse el marrón desde la Federación para que no tuvieran ningún problema de crítica con su afición", dijo Rubiales, molesto con un comunicado del Sevilla que criticaba la decisión de la RFEF con respecto a la Supercopa, en beneficio del FC Barcelona. "Si él lo autoriza, invito a sacar los wasaps entre los dos", llegó a decir en antena el presidente federativo.

placeholder Messi levanta el trofeo de la Supercopa de España en Tánger. (EFE/José Manuel Vidal)
Messi levanta el trofeo de la Supercopa de España en Tánger. (EFE/José Manuel Vidal)

Vamos, que el ambiente que se vivió en la Supercopa de España disputada el 12 de agosto de 2018 no fue el mejor desde incluso antes de viajar a Marruecos. Los espectadores que se dieron cita en el Estadio Ibn Battouta, de Tánger, no cesaron de mostrar su indignación y enfado por la nefasta organización. Por si fuera poco, el mencionado José Guirao, que viajó acompañado del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, vivió un desagradable incidente con Rubiales. Según cuentan testigos presenciales, al pedirle que se acercara para hacerse una foto protocolaria junto a Pepe Castro, el presidente de la RFEF le dijo, a voz en grito, que no le señalara con el dedo y que a él nadie le decía dónde tenía que ponerse.

A vueltas con el anteproyecto de ley

Como es lógico, la reacción de Rubiales dejó perplejo al entonces ministro de Cultura y Deporte, de ahí que casi cuatro años después diga que de Rubiales se pueda esperar cualquier cosa. De hecho, estas grabaciones han confirmado algo de lo que también informamos en este diario en su día, cuando, a propósito del anteproyecto de Ley del Deporte, Guirao aseguró que "el Real Madrid y la Federación de Fútbol lo han condicionado cero. Con la RFEF tenemos reuniones de vez en cuando y no he tenido ninguna llamada".

Foto: Aficionados del Levante, durante un partido en abril. (Getty/Ángel Martínez)

Ahora puede comprobarse que no dijo la verdad, algo que, por otro lado, ya se encargó de confirmar el presidente del Gobierno al elogiar tan solo 24 horas después "el papel de Luis [Rubiales]", además de un comunicado que la RFEF sacó para celebrar nada más hacerse público el mencionado anteproyecto de ley, teóricamente un documento privado, sin apenas haber tenido tiempo de recibirlo y leer sus 97 páginas. Lo dicho, normal que al exministro ya no le interese nada Rubiales.

Por cierto, Guirao es ahora, además de director general de la Fundación Montemadrid, responsable de la organización del 50º aniversario de la muerte de Picasso. Un encargo, no remunerado, que le ha hecho Miquel Iceta, su sucesor en el ministerio de Cultura y Deportes, con Rodríguez Uribes entre medias. El catalán, al igual que su mano derecha, Víctor Francos, se siente engañado por Rubiales después de comprobar sus grabaciones, de ahí que el presidente de la RFEF, además de estar cerca de la inhabilitación tras el golpe de timón que este jueves dio su homólogo del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco, también se haya quedado sin apoyos políticos. Es lo que tiene andar grabándolo todo...

"Uno es esclavo de lo que dice, pero dueño de lo que calla", sentenció Ortega y Gasset, algo que a buen seguro José Guirao pudo comprobar en su etapa como miembro del Gobierno. "De Rubiales me podía esperar cualquier cosa", respondió el que fuera ministro de Cultura y Deporte entre junio de 2018 y enero de 2020 a la pregunta de El Confidencial sobre si tenía conocimiento de que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol le había grabado. “Me parece impresentable, pero prefiero no pronunciarme más sobre este personaje, que ya no me interesa nada”, añadió el ahora director general de la Fundación Montemadrid.

Luis Rubiales Real Federación Española de Fútbol Miquel Iceta Fernando Grande-Marlaska Consejo Superior de Deportes (CSD)
El redactor recomienda