Es noticia
Menú
El fracaso de Messi en el PSG y el plan para cambiar de vida en el Inter de Miami
  1. Deportes
  2. Fútbol
el sueño de jugar en estados unidos

El fracaso de Messi en el PSG y el plan para cambiar de vida en el Inter de Miami

Messi y su familia no se han adaptado a la vida en París y ha repercutido en su rendimiento. Necesita recuperar su mejor nivel para el Mundial de Qatar y planifica su futuro en la MLS

Foto: Leo Messi durante un partido con e PSG. (Reuters/Saah Meyssonnier)
Leo Messi durante un partido con e PSG. (Reuters/Saah Meyssonnier)

La sensación que hay con Leo Messi en Francia es que está de paso en el Paris Saint-Germain. Su primera temporada se puede calificar de decepcionante y mala. A nivel colectivo no cumplió con el objetivo de conquistar la deseada Champions para el club que es propiedad de Qatar y a nivel individual tiene unos pobres registros. En 33 partidos ha marcado 11 goles y ha dado 13 asistencias. Messi no ha estado ni nominado entre los mejores futbolistas del campeonato francés, en una gala en la que Kylian Mbappé volvió a ser elegido como el número uno. El problema de Messi es que no se adaptó a la vida de París. Ni él ni su familia.

Le queda un partido (este sábado contra el Metz en el estadio del Parque de los Príncipes) para finalizar una temporada en la que no ha conseguido ilusionar. Messi tiene un año más de contrato, con otro opcional, pero en sus planes está cerrar su ciclo en el PSG y en Europa en junio de 2023. El objetivo es acabar su carrera en Estados Unidos. El nuevo movimiento que ha hecho, según el medio argentino DIRECTV, es adquirir el 35% de las acciones del Inter de Miami. El club que compite en la Mayor League Soccer (MLS), propiedad del exfutbolista David Beckham y el empresario Jorge Mas, quieren incorporar a Messi como futbolistas y en su accionariado.

placeholder Messi disputa un balón con Modric
Messi disputa un balón con Modric

El plan de Messi pasa por recuperar su nivel la próxima temporada en el Paris Saint-Germain para cumplir el que es su gran objetivo: ganar el Mundial de Qatar que se disputará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre. Tras una mala temporada en Francia, Messi necesita volver a tener la forma física y la chispa de antes. El Mundial, ya con 35 años, es la espina clavada que tiene el rosarino. Messi se juega mucho en los próximos seis meses y para mejorar su rendimiento necesita recuperar su mejor forma física en el PSG y ser, de nuevo, un futbolista determinante. Durante esta temporada se ha visto a un crack apagado, con poco impacto en un equipo del que se presumía que podía arrollar en Francia y era uno de los favoritos para ganar la Champions.

Críticas en Francia

Messi ha sido criticado durante varias fases de la temporada por su pasividad en el campo, se le ha reprochado que jugara andando y la falta de ambición. Uno de sus peores momentos es el penalti que le detuvo Courtois en el primer partido de los octavos de final de la Champions en París. En el de vuelta, en el Bernabéu, no estuvo fino y sufrió otro mal día. Messi no se puede permitir volver a defraudar en el PSG. Está bajo la sospecha de una afición que ha pitado a las estrellas y los dirigentes por considerar que hay un proyecto que es incapaz de hacer un equipo con jugadores que tengan compromiso. El primer interesado en reaccionar es el propio Messi si quiere llegar en buena forma al Mundial de Qatar.

El PSG nunca fue una prioridad para Leo Messi. El argentino esperaba que Laporta cumpliera con su palabra y conseguir, tras apoyarle en las elecciones, un contrato de dos años para luego marcharse al Inter de Miami. Este plan dio un giro cuando el presidente azulgrana le abrió la puerta del club por los problemas económicos. La salida de Messi del Barça resultó traumática para él y su mujer, Antonella Rocuzzo. Tenían que marcharse de Barcelona y empezar una vida nueva en París. El plan se vino abajo. Eran dos años en Barcelona y después empezar otra vida en Miami. Lo confesó Messi en el programa de Évole: "Me gustaría jugar en Estados Unidos y experimentar la vida y la Liga allí". En París, la familia Messi ha tenido problemas de adaptación.

Foto: Antonio Rüdiger durante un partido del Chelsea. (Reuters/Tony Obrien)

Hace un año y medio, Messi compró una vivienda de lujo en Miami. Gastó 5 millones de dólares en un piso, de 1.084 m2, en el edificio Porsche Desing Tower. Un piso con vistas al mar (algo imprescindible para la comodidad de la familia Messi), que tiene todo tipo de lujos, como un elevador para aparcar el coche en la vivienda.

Messi da otro paso en su acercamiento al Inter de Miami. Su sueño es hacer un buen Mundial, intentar ganar la Champions con el PSG, dejar un mejor recuerdo y después dar un giro a su vida. El sueño de David Beckham es contar con Messi e, incluso, poder juntar en este equipo a Cristiano Ronaldo. No lo ha ocultado cuando se le ha preguntado por esta posibilidad: "Sé que en Miami nuestros aficionados quieren ver estrellas y glamour. En el futuro queremos tener la oportunidad de traer grandes nombres. Leo y Cristiano han sido los mejores durante los últimos quince años. Queremos traer a los mejores jugadores. Miami tiene un gran poder de atracción". Messi tiene claro que quiere cambiar de vida tras el Mundial de Qatar y acabar su carrera en Miami, en la MLS, para regresar, cuando se retire del fútbol, a su mansión de Castelldefels.

La sensación que hay con Leo Messi en Francia es que está de paso en el Paris Saint-Germain. Su primera temporada se puede calificar de decepcionante y mala. A nivel colectivo no cumplió con el objetivo de conquistar la deseada Champions para el club que es propiedad de Qatar y a nivel individual tiene unos pobres registros. En 33 partidos ha marcado 11 goles y ha dado 13 asistencias. Messi no ha estado ni nominado entre los mejores futbolistas del campeonato francés, en una gala en la que Kylian Mbappé volvió a ser elegido como el número uno. El problema de Messi es que no se adaptó a la vida de París. Ni él ni su familia.

Leo Messi
El redactor recomienda