Es noticia
Menú
El fútbol se desenamora de los criptoactivos
  1. Deportes
  2. Fútbol
Recelo en el mercado

El fútbol se desenamora de los criptoactivos

El deporte fue uno de los primeros sectores en confiar en las criptomonedas, pero conforme avanza el tiempo, los clubes se alejan de un producto muy volátil y que atraviesa un mal momento

Foto: Hasta la Selección Española se sumó a la apuesta por las criptomonedas. (@RFEF)
Hasta la Selección Española se sumó a la apuesta por las criptomonedas. (@RFEF)

El fútbol ha sido, probablemente, uno de los sectores que más rápido ha normalizado el uso de las criptomonedas. Hasta el punto de que esta semana el Espanyol informaba que se convertiría en el primer club en permitir a sus socios y aficionados comprar con criptomonedas entradas, productos de merchandising y alimentos o bebidas en su estadio y en sus tiendas. Mao Ye Wu, CEO del Espanyol, presumía que "el acuerdo de patrocinio ofrecerá enormes ventajas dentro y fuera del campo, tanto para pericos como para los aficionados al fútbol que visitan nuestras instalaciones. Con este paso, nos convertimos en pioneros en un campo que no es el futuro, sino ya el presente".

La empresa que dotará al Espanyol de este servicio es Crypto Snack, con sede en Barcelona y cotiza en las principales plataformas de intercambio de criptomonedas y en el procesador de monedas más grande del mercado, CoinsPaid. El Espanyol da un paso más allá en la cripto-evolución del fútbol. Un camino en el que se aparecen hitos como el traspaso en bitcoins en 2020 del delantero David Barral del Real Madrid al DUX International de Madrid, o el pago desde ese mismo año de los sueldos a sus jugadores en criptomonedas por parte del AZ Alkmaar holandés. Hasta el Rimini italiano fue comprado por una plataforma de blockchain, Quantocoin, que se hizo con el 25% del club pagando en criptomonedas.

Esta corriente abrió una vía de financiación inexplorada por los clubes, en forma de productos digitales que rápidamente generaron suculentos ingresos. El Milan, por ejemplo, lanzó un token a principios de 2021 que recaudó 5,7 millones de euros en una hora. Y el del Paris Saint-Germain se ha convertido en el producto digital más valioso del mercado, generando 43,2 millones en tiempo récord. A esos hitos se sumó la irrupción en el mercado de patrocinio de las empresas de criptomonedas que buscaban ganar visibilidad firmando acuerdos con clubes de primer nivel. En 2018, siete equipos de la Premier League inglesa (Brighton & Hove Albion, Crystal Palace, Leicester City, Newcastle United, Southampton, Tottenham Hotspur y Cardiff City) se vincularon con la plataforma eToro.

Un cambio en el mercado

Sin embargo, en los últimos tiempos, el fútbol se ha ido alejando de este tipo de negocios. Los aficionados observan con temor cómo los clubes se asocian a estas empresas especuladoras que abren las puertas a un mundo financiero aún no regulado, que genera unos riesgos desconocidos. Así, el portavoz de la Unión de Aficionados de clubes de la Premier denunciaba recientemente "el intento de mercantilizar la experiencia de los aficionados. La participación de los fans bloqueada detrás de un token no es algo que podamos apoyar". Y a eso se añade que en los últimos meses clubes de primer nivel como Manchester City o Barcelona han roto acuerdos con empresas de este ámbito.

Los 'sky blues' habían llegado a un acuerdo con la empresa 3Key Technologies, pero se vino abajo días después de comprobar que la empresa había sido creada en julio y no se podía contrastar el origen de la empresa ni la identidad de sus ejecutivos. El Barcelona, por su parte, canceló el pasado 18 de noviembre un acuerdo que había cerrado con la empresa Ownix dos semanas antes. El acuerdo estaba tasado en 70 millones de euros fijos más una bonificación del 20% según los resultados del primer equipo masculino.

El arresto del presunto estafador de criptomonedas y propietario del club de fútbol Beitar Jerusalem, Moshe Hogeg, que trabajó como consultor en dicho proyecto, disparó las alarmas en el Camp Nou provocando que el Barça rompiese el acuerdo y emitiese un comunicado en el que advertía que "se trata de un sector especulativo, de riesgo, muy variable y poco ético". Lo que explica la negativa con la que se han encontrado otras empresas del sector que han llamado a la puerta del Camp Nou.

Recelos en Inglaterra

En Inglaterra esa desconfianza ha provocado una vigilancia extrema del gobierno. Así, el regulador de publicidad del Reino Unido prohibió dos promociones de tokens para comercializar entre los fans del fútbol del Arsenal, argumentando que ofrecían publicidad engañosa sobre los riesgos de inversión en criptomonedas. La Autoridad de Normas de Publicidad reprendió al club por "aprovecharse de la inexperiencia o la credulidad de los consumidores, trivializar la inversión en criptoactivos, engañar a los consumidores sobre el riesgo de la inversión y no dejar en claro que el token era un criptoactivo".

Foto: Imágenes de la 'app' de Iqoniq. (Foto: Iqoniq)

Por su parte, el Chelsea está a la espera de activar un acuerdo que se cerró en enero, un mes antes de que Rusia invadiera Ucrania, con WhaleFin, una plataforma para el comercio y préstamo de criptomonedas. La empresa pagará 20 millones de libras por anunciarse en la manga de la camiseta de los blues, pero ese acuerdo que cerró Abramovich estaba pendiente de la aprobación especial del gobierno del Reino Unido de oficializar la venta del club a un grupo de inversores liderados por el financiero estadounidense Todd Boehly, tras ganar la subasta. Y ahora el acuerdo debe ser refrendado por el nuevo propietario del club.

La efervescencia inicial del sector criptográfico ha pasado ahora a un colapso en las últimas semanas. Bitcoin y Ethereum, las dos criptomonedas más usadas, han perdido un 5% y un 12% respectivamente, extendiendo las pérdidas a más del 20% en las últimas semanas. Y el fútbol, que miraba con recelo al mundo de los criptoactivos, especialmente en el Reino Unido, parece haberse desenamorado de las posibilidades que ofrece este universo digital, tan voluble como intangible.

El fútbol ha sido, probablemente, uno de los sectores que más rápido ha normalizado el uso de las criptomonedas. Hasta el punto de que esta semana el Espanyol informaba que se convertiría en el primer club en permitir a sus socios y aficionados comprar con criptomonedas entradas, productos de merchandising y alimentos o bebidas en su estadio y en sus tiendas. Mao Ye Wu, CEO del Espanyol, presumía que "el acuerdo de patrocinio ofrecerá enormes ventajas dentro y fuera del campo, tanto para pericos como para los aficionados al fútbol que visitan nuestras instalaciones. Con este paso, nos convertimos en pioneros en un campo que no es el futuro, sino ya el presente".

Inglaterra Premier League