Es noticia
Menú
Pasillo y goleada del Real Madrid al Levante en el día que Benzema iguala a Raúl (6-0)
  1. Deportes
  2. Fútbol
vinicius marca tres goles

Pasillo y goleada del Real Madrid al Levante en el día que Benzema iguala a Raúl (6-0)

Karim Benzema iguala a Raúl como segundo máximo goleador histórico del Real Madrid (323) en la goleada contra un Levante que sí quiso hacer pasillo al campeón de Liga

Foto: Benzema remata de cabeza en el partido contra el Levante. (REUTERS/Susana Vera)
Benzema remata de cabeza en el partido contra el Levante. (REUTERS/Susana Vera)

La goleada del Real Madrid al Levante será recordada por una nueva proeza de Karim Benzema. El francés marcó el segundo gol. No es un tanto cualquiera. Es con el que iguala a Raúl González Blanco en el segundo puesto del ránking histórico de goleadores. Son 323. Raúl, una leyenda del club, insaciable, voraz, los consiguió en 741 partidos. Benzema llega a esta cifra con 603 partidos. Todavía le quedan tres encuentros para acabar la temporada. Dos en la Liga (Cádiz y Betis) y la final de la Champions contra el Liverpool. De lo que se trata es que Benzema llegue con el punto de mira atinado para el partido en París y motivado se le ve para ser protagonista en el objetivo de ganar la Decimocuarta. Los tres goles de Vinicius es otra gran noticia para Ancelotti. Primer 'hat-trick' del brasileño.

El partido también será recordado por el pasillo del Levante al campeón de Liga. No lo quiso hacer el Atlético de Madrid en el Metropolitano, pero sí se prestó el colista del campeonato, que llegaba al Bernabéu con una misión casi imposible. Tenía que puntuar para mantener sus opciones de quedarse en Primera, soñaba con pillar al Real Madrid relajado por no jugarse nada y se encontró que el equipo de Ancelotti fue un rodillo. En la primera parte el partido se fue con cuatro goles (Mendy, Benzema, Rodrygo y Vinicius). El quinto lo hizo Vinicius en la segunda parte tras una asistencia de Benzema. Estaba hambriento. El sexto lo marcó en otra acción vertical, con cambio de ritmo, al final del partido. La sociedad que forman el francés y el brasileño se dieron un festín. Tienen que llegar finos, enchufados y compenetrados a la final de la Champions. La goleada envía a Segunda división al Levante.

placeholder Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Vinicius
Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Vinicius

El Madrid salió activado. Pudo ser mayor la goleada si no es por las buenas intervenciones de Cárdenas. El portero del Levante se tuvo que emplear a fondo con el vendaval blanco. El campeón se tomó muy en serio un partido que es una prueba más para mantener y elevar el ritmo de cara a la final de la Champions. No regaló nada. Se vació. Sintió que la mejor manera para llegar en forma al partido contra el Liverpool es pisando del acelerador. El Levante fue arrollado por la contundencia del líder. Pudo ser peor. Fede Valverde, otro de los destacados, envió un balón al poste y otro al larguero tras un despeje de Cárdenas.

Tres asistencias de Modric

Luka Modric dio un recital de pases. Tres asistencias del croata fueron el recurso para acelerar el juego, darle profundidad y encontrar los espacios. En el primer gol le envió un balón largo a Mendy. El lateral francés, explosivo y veloz, definió con la zurda. Era el minuto 13. En cinco minutos sentenció el partido el Madrid. Un envío al área de Vinicius lo cabeceó Benzema. Es el gol número 44 del delantero francés en lo que va de temporada entre todas las competiciones. El partido se acabó. Siguió el recital de Modric. Un pase de gol a Rodrygo y otro a Vinicius para hacer el tercero y el cuarto. El Madrid se fue al descanso dando una exhibición, con una superioridad abrumadora y pasándoselo bien en la grada con lo que veían en el césped.

La segunda parte fue un correcalles. Un partido roto, de ida y vuelta. El Real Madrid quiso incrementar la goleada. El quinto lo marcó Vinicius. Antes lo pudo hacer Rodrygo, que tuvo una ocasión clarísima en una salida de Cárdenas. Levantó la pelota, no atinó. El joven brasileño, uno de los héroes en la remontada contra el City en el Bernabéu con dos goles, se marchó ovacionado. El ritmo era diferente, pero el Madrid quería más. Probó Modric desde lejos y despejó Cárdenas. Fede Valverde buscaba su gol. A Vinicius le anularon otro por fuera de juego.

El Levante quiso caer con honores y no renunció a irse arriba. No se metió atrás. Dejó espacios y dio más opciones al juego vertical, los contraataques del Madrid. Las llegadas del Levante, las veces que pudo amenazar, dejó ver a la nueva pareja de centrales. Fue el momento de comprobar que Nacho sigue a un alto nivel y que Vallejo, que ha jugado poco, tiene actitud y compromiso para aprovechar estas oportunidades. Hasta el final quiso el Levante irse del Bernabéu con su gol. Lo intentó Morales. Se encontró un Real Madrid serio y concentrado.

Ancelotti siguió con las rotaciones. Menos que en el derbi. Fue un Real Madrid que jugó con Camavinga en la posición de Casemiro. El joven centrocampista francés sigue creciendo como pivote. Tiene personalidad, energía, es agresivo para recuperar la pelota en la presión, contundente en los duelos y tiene calidad para sacar la pelota. Es otra de las buenas noticias del partido contra el Levante. Una opción más para igualar o superar la altísima intensidad y ritmo que le pone el Liverpool al juego. Camavinga ha funcionado como revulsivo en las remontadas contra el PSG, Chelsea y City saliendo en la segunda parte por Kroos.

Fue un partido divertido para los aficionados del Madrid, un buen ensayo para los de Ancelotti de cara al Liverpool, un día histórico para Benzema y para Vinicius, con sus tres goles. Pero triste para el Levante que certifica el descenso de categoría.

La goleada del Real Madrid al Levante será recordada por una nueva proeza de Karim Benzema. El francés marcó el segundo gol. No es un tanto cualquiera. Es con el que iguala a Raúl González Blanco en el segundo puesto del ránking histórico de goleadores. Son 323. Raúl, una leyenda del club, insaciable, voraz, los consiguió en 741 partidos. Benzema llega a esta cifra con 603 partidos. Todavía le quedan tres encuentros para acabar la temporada. Dos en la Liga (Cádiz y Betis) y la final de la Champions contra el Liverpool. De lo que se trata es que Benzema llegue con el punto de mira atinado para el partido en París y motivado se le ve para ser protagonista en el objetivo de ganar la Decimocuarta. Los tres goles de Vinicius es otra gran noticia para Ancelotti. Primer 'hat-trick' del brasileño.

Karim Benzema
El redactor recomienda