Es noticia
Menú
La escapada de Mbappé a Madrid, reventada por la falta de discreción
  1. Deportes
  2. Fútbol
el real madrid no sabía nada

La escapada de Mbappé a Madrid, reventada por la falta de discreción

Kylian Mbappé quería hacer una visita de incógnito a Madrid para pasar el día con sus amigos Sergio Ramos y Achraf y se encontró cómo se iban conociendo todos sus pasos

Foto: Mbappé, Sergio Ramos y Achraf en un partido del PSG. (REUTERS/Stephane Mahe)
Mbappé, Sergio Ramos y Achraf en un partido del PSG. (REUTERS/Stephane Mahe)

Kylian Mbappé quería una escapada íntima a Madrid. Que no se supiera nada para evitar las especulaciones y no generar más ruido mediático cuando queda mes y medio para que finalice su contrato con el Paris Saint-Germain. El viaje del futbolista deseado por Florentino Pérez tuvo de todo menos discreción. El presidente del Real Madrid se enteró por los medios de comunicación de su presencia en la capital y de lo cerca que estuvo comiendo del estadio Santiago Bernabéu.

Mbappé vino a Madrid a relajarse, a disfrutar de la gastronomía del asador Leña, situado a menos de tres kilómetros del Bernabéu, y desconectar con su amigo y estilista Brice Tchaga. Con la compañía de sus compañeros de equipo y exjugadores del Real Madrid, Achraf y Sergio Ramos. Han hecho buena relación con la estrella francesa. Se les ve juntos en las concentraciones del equipo parisino, de buen rollo, jugando al parchís. Achraf y Ramos, anfitriones, habían preparado un plan completo para pasar un buen día en Madrid. Tuvo que sufrir varios cambios porque no fue nada discreto.

placeholder Mbappé durante un partido con el Paris Saint-Germain
Mbappé durante un partido con el Paris Saint-Germain

Mbappé reservó habitación en el hotel Eurostars. La noticia de su presencia en Madrid saltó en el lugar menos esperado. Cuando llegó al asador Leña para comer con Brice Tchaga, Achraf Hakimi, Nabil Hakimi (hermano de Achraf) y un amigo en común. El restaurante Leña, del chef malagueño Dani García, se encuentra dentro del hotel Hyatt Regency Hesperia. Reservaron una mesa en un salón privado. Un espacio escondido, íntimo, perfecto para relajarse y pasar desapercibido. Pero se filtró su presencia. La Cope fue el primer medio de comunicación que dio la noticia. El morbo de ver una imagen de Mbappé en Madrid era enorme. Las redes sociales ardían con la noticia, los medios internacionales especulaban con los motivos del viaje, la posibilidad de que estuviera para algo más que unas horas de ocio.

Los derechos de imagen

Empezaba la persecución a Mbappé. Había que saber todos sus movimientos, tener más imágenes y conseguir declaraciones. El futbolista francés, descubierto, decidió publicar una imagen en sus redes sociales, junto a Brice Tchaga y Achraf, con el fin de demostrar que no había otro motivo que pasar un día de relax en Madrid. La escapada ya estaba reventada. Los planes cambiaron. En Madrid también estaba el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, reunido en el Metropolitano con otros presidentes de clubes para debatir sobre el nuevo formato de la Champions League.

Mbappé ya tenía que ir con todas las precauciones. Tenía a la prensa detrás de él. El viaje a Madrid y el morbo perjudica a las dos personas que llevan la estrategia negociadora del futbolista francés. Delphine Verheyden, la abogada, y Fayza Lamari, madre y agente, son las encargadas de analizar las propuestas económicas y el proyecto deportivo que les ha presentado el PSG y el Real Madrid. La última decisión la tiene Mbappé. Pero no era oportuno que se conociera la visita de ocio de Mbappé en Madrid en este momento. Las diferencias económicas con el Real Madrid están en la negociación con los derechos de imagen. Florentino quiere ser fiel a la política de ceder el 50% al jugador y la otra mitad correspondiente al club. El PSG deja el 100% al futbolista. Mbappé puede generar más dinero por sus contratos publicitarios, que siguen creciendo, que por el salario.

Foto: Marco Asensio antes de empezar el derbi en el Metropolitano. (REUTERS/ Isabel Infantes)

La tarde-noche de Kylian Mbappé en Madrid discurrió con las precauciones de evitar a la prensa y no coincidir con Nasser Al-Khelaifi. Mbappé iba a pasar el resto del día junto a Sergio Ramos y el grupo que le acompañó en la comida. En el restaurante Amazónico tenía reservado para cenar y allí estaba el presidente del PSG. Nuevo giro. No salió bien el viaje de incógnito. Los medios estaban a la caza y captura de Mbappé. Sabían que se iba a ver con Sergio Ramos. Acabaron cenando en otro sitio de moda de la noche madrileña. El restaurante Quintoelemento, un espacio futurista en la séptima planta de la discoteca Kapital, en la calle de Atocha.

En el Real Madrid se sorprendieron con el viaje de Mbappé. Llevan tiempo actuando con prudencia y sin dar pie a malos entendidos. La abogada y la madre de Mbappé también piden la máxima discreción. No hay novedades y esperan a que acabe la final de la Champions para cerrar el acuerdo. Esperan que no se eche atrás y siga con su deseo de jugar al lado de su amigo Karim Benzema. El tiro está dado hace mucho tiempo, pero la insistencia del PSG, ofreciéndole más dinero, es el último obstáculo que queda por salvar.

Kylian Mbappé quería una escapada íntima a Madrid. Que no se supiera nada para evitar las especulaciones y no generar más ruido mediático cuando queda mes y medio para que finalice su contrato con el Paris Saint-Germain. El viaje del futbolista deseado por Florentino Pérez tuvo de todo menos discreción. El presidente del Real Madrid se enteró por los medios de comunicación de su presencia en la capital y de lo cerca que estuvo comiendo del estadio Santiago Bernabéu.

Kylian Mbappé
El redactor recomienda