Es noticia
Menú
Isco abre una 'guerra civil': Sevilla y Betis pugnan para conseguir su fichaje
  1. Deportes
  2. Fútbol
conflicto por el malagueño

Isco abre una 'guerra civil': Sevilla y Betis pugnan para conseguir su fichaje

Isco se deja querer por el Sevilla y el Betis, dos clubes en los que tiene el respaldo de Julen Lopetegui y Manuel Pellegrini, y cuenta con los entrenadores que más admiran su talento

Foto: Isco se lleva el balón ante Budimir en El Sadar. (EFE/Jesús Diges)
Isco se lleva el balón ante Budimir en El Sadar. (EFE/Jesús Diges)

Los últimos cuatro años de Isco en el Real Madrid han sido delirantes. Pasó de ser un futbolista útil a quedar defenestrado y caer en el desprestigio por diferentes actos de indisciplina y por las mofas de su físico. Isco ha estado mucho tiempo en las tinieblas. Ha sido un espectador desde el banquillo y un habitual en la enfermería por unos problemas físicos. Ha quedado demasiado expuesto al ruido mediático, pero sobre todo, al de las redes sociales. Todo en su conjunto ha fabricado una imagen de un Isco fuera de forma y díscolo. A Isco se le ha perdido el respeto y ahora llega su momento.

Después de nueve temporadas en el Real Madrid, el malagueño pone fin a su contrato y se marchará libre. La prioridad es seguir en España y, con tiempo y paciencia, demuestra que sabe mover sus cartas. Isco se deja querer por el Sevilla y el Betis, los clubes de la ciudad hispalense en los que se encuentran Julen Lopetegui y Manuel Pellegrini. Con los dos ex entrenadores triunfó. Pero solo puede ser fiel a uno y la decisión de elegir entre Sevilla o Betis es lo que provoca una 'guerra civil' en la ciudad.

placeholder Isco controla un balón en un partido del Real Madrid
Isco controla un balón en un partido del Real Madrid

Por un lado, están los sevillistas que daban por hecho su fichaje tras escuchar las palabras de Lopetegui y Monchi. "Es un grandísimo jugador y no oculto mi admiración", dijo el entrenador en el mes de marzo. El director deportivo se sumó al interés, pese a dejar claro que había que estudiar la operación en términos económicos porque para eso está Monchi: "Le gusta a Lopetegui y a mí también". La salida de Isco al Sevilla estaba planteada y a falta de conocer cuáles eran las pretensiones del salario y el proyecto deportivo. Lopetegui consiguió que se viera la mejor versión de Isco en la Selección española y cuando llegó al Real Madrid le dio galones.

Pellegrini, primer 'padre' futbolístico

En la pugna por Isco entra el interés del Betis. Manuel Pellegrini apostó por el potencial de Isco cuando era técnico del Málaga y se lo quiso llevar al Manchester City cuando fichó por el club inglés. Pero Isco, nombrado como el 'Golden Boy' (el mejor jugador sub-21 de Europa en 2012) acabó decantándose por el Real Madrid. Pellegrini quiere, de nuevo, a Isco. Un jugador que acaba de cumplir 30 años y que con confianza y motivación puede volver a marcar las diferencias.

El asunto está enredado. Isco ha puesto de su parte para alimentar las sospechas con un mensaje en las redes sociales en el que felicitaba a Joaquín por ganar la Copa del Rey y agregaba una imagen del capitán del Betis levantando el trofeo: "Enhorabuena pisha mia! Te lo mereces". Isco y Joaquín fueron compañeros en el Málaga que entrenaba Pellegrini. Las últimas informaciones apuntan que Isco tiene un acuerdo verbal con el Betis y que está condicionado a que el equipo verdiblanco se clasifique para la próxima Champions. El Betis tiene asegurada su participación en la Europa League por ganar la Copa del Rey y también jugará la Supercopa de España. Pero la clave es la Champions. Por dos motivos. Primero asegura una cantidad de dinero más importante para pagar su sueldo y una prima de fichaje. Y segundo, Isco tiene la ambición de seguir en un equipo que juegue la máxima competición europea.

Foto: Antonio Rüdiger celebra el gol marcado con el Chelsea en el Bernabéu. (REUTERS/Paul Childs)

La cruz y la tristeza de Isco queda atrás y la felicidad parece querer encontrarla en Sevilla. Hay otros equipos del extranjero, principalmente de Italia, que lo tienen en su agenda. Pero Isco quiere agotar sus opciones de quedarse en España y cerca de su tierra, de Málaga. En el Sevilla o en el Betis encontrará el hábitat que busca y necesita para recuperar el tiempo perdido y la imagen de jugador admirado y respetado. Tanto con Lopetegui como con Pellegrini sentiría el respaldo de un entrenador que le da confianza y el rol de líder. El cariño de la afición es importante. Pero la elección no es sencilla si solo contempla estas dos opciones. No es fácil para él ni para los clubes que tienen que hacer un gran esfuerzo económico. Monchi y Antonio Cordón, director deportivo del Betis, echan cuentas para ver la viabilidad de la operación.

De lo que no hay dudas es que Isco está contando los días para salir del Real Madrid y afrontar un nuevo desafío. Tiene ganas de un cambio y de reivindicarse, como demostró hace unas semanas cuando participó de un debate entre tuiteros que elogiaban a Pedri y otro que recordó la calidad de Isco con un vídeo recopilatorio de sus mejores jugadas. "Que me quiten lo 'bailao' y lo que me queda por bailar", contestó Isco. En Sevilla crece la intriga por su futuro. También las sospechas por si el agente de Isco está utilizando el interés del Betis para apretar al Sevilla.

Los últimos cuatro años de Isco en el Real Madrid han sido delirantes. Pasó de ser un futbolista útil a quedar defenestrado y caer en el desprestigio por diferentes actos de indisciplina y por las mofas de su físico. Isco ha estado mucho tiempo en las tinieblas. Ha sido un espectador desde el banquillo y un habitual en la enfermería por unos problemas físicos. Ha quedado demasiado expuesto al ruido mediático, pero sobre todo, al de las redes sociales. Todo en su conjunto ha fabricado una imagen de un Isco fuera de forma y díscolo. A Isco se le ha perdido el respeto y ahora llega su momento.

Isco Julen Lopetegui Real Betis
El redactor recomienda