Es noticia
Menú
Integridad amenaza a Iago Aspas por denunciar los 'penaltitos' y un VAR que funciona a la carta
  1. Deportes
  2. Fútbol
BUSQUETS Y RAMOS SE FUERON DE ROSITAS

Integridad amenaza a Iago Aspas por denunciar los 'penaltitos' y un VAR que funciona a la carta

Basta con recordar la dimisión de la vicepresidente de Integridad, Ana Muñoz, para entender lo que ocurre en la RFEF y la doble vara de medir que sería sancionar al delantero del Celta

Foto: González Fuerntes, protestado por los jugadores del Celta. (EFE/Eliseo Trigo)
González Fuerntes, protestado por los jugadores del Celta. (EFE/Eliseo Trigo)

El técnico del Celta, Eduardo 'Chacho' Coudet, lo vio venir y por eso se mordió la lengua. "Hay que hablar con mucho cuidado porque puedes ser sancionado", dijo el argentino al término del partido en el que su equipo cayó derrotado ante el Real Madrid (1-2), después de que el árbitro asturiano González Fuertes le anulara un segundo gol a su equipo tras revisar la jugada en el VAR, mientras no dudó en pitar tres penaltis a favor de su rival y en ninguno de los tres se acercó al monitor para cuando menos comprobar si su decisión había sido acertada o no. Un VAR a la carta, ya saben...

Foto: Medina Cantalejo, con Rubiales al fondo. (EFE/J. J. Guillén)

Más allá de si Iago Aspas intervino o no en la jugada del gol de Thiago Galhardo que fue anulado por fuera de juego, o si uno, dos o los tres penaltis pitados a favor del Real Madrid realmente lo fueron, las quejas de los celestes tenían fundamento en tanto en cuanto, como dijo su entrenador, "tiene que haber ayuda desde arriba, pero con nosotros las revisiones no aparecen". "En la repetición del tercero se ve muy claro que Kevin está sacando el pie y quien lo busca es Mendy", explicó Coudet, para acabar tirando de ironía y decir que "esta semana ya no hay crisis en el Real Madrid y esas cosas son buenas para ellos".

"Creo que los dos primeros penaltis han sido penaltitos", comentó Aspas nada más terminar el partido, lanzando así una indirecta al nuevo presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), Medina Cantalejo, quien, a su llegada al puesto en sustitución de Velasco Carballo, anunció que quería acabar "con esos penaltis light o penaltitos. Los toques, pequeños empujones, agarroncitos...". "Es fútbol y queremos dar sentido común a todo esto", se atrevió a decir el sevillano, haciendo bueno el refrán "el que al cielo escupe, en la cara le cae".

Y es que mes y medio después, el propio Medina Cantalejo reconoció que "los cinco o seis penaltitos que se han pitado desde que estoy al frente del CTA son errores". De ahí que las quejas de Iago Aspas fueran más que comprensibles, sobre todo porque el delantero gallego reconoció que los dos primeros "han sido penaltitos, pero han sido", para añadir "el último no es penalti. Ha sido el jugador del Madrid el que ha arrollado al defensa". Es decir, dando a entender en todo momento que, al menos en el caso del tercero y a la postre decisivo, el árbitro bien podría haber ido a revisar la jugada al VAR, cosa que no hizo.

placeholder Iago Aspas, en el partido contra el Real Madrid. (EFE/Eliseo Trigo)
Iago Aspas, en el partido contra el Real Madrid. (EFE/Eliseo Trigo)

"Solo había faltado que hubiera pitado un último (penalti) para que lo tirara Pablo (González Fuertes)", añadió un Aspas que se fue poco a poco calentando, para acabar diciendo que "parecía que quería y buscaba el 'hat-trick' de Benzema...". Según adelantaron varios medios, estas últimas declaraciones ha sido denunciadas por el departamento de Integridad de la RFEF (sic) y el propio CTA va a estudiarlas, amparados en el artículo 100 (bis) del código disciplinario, en el cual se recoge que "se sancionarán las declaraciones en las que se cuestione la honradez e imparcialidad de cualquier miembro del colectivo arbitral o de los órganos de la RFEF".

La dimisión de la vicepresidenta de integridad

De esta forma, a Aspas pueden caerle entre 4 y 12 partidos de sanción, aunque, hablando de integridad, cabe recordar que Ana Muñoz, la vicepresidenta que Rubiales nombró para ser la directiva responsable de esta área, dimitió, entre otros motivos, por la negativa de la RFEF a denunciar a Sergio Busquets ante el Comité de Competión después de que el centrocampista del FC Barcelona acusara a un árbitro de haber visto, pero no haber querido pitar, un penalti a favor del equipo catalán.

En un acto de coherencia y que tapó muchas bocas en el entorno culé, Ana Muñoz se pronunció posteriormente con motivo de unas declaraciones del entonces madridista Sergio Ramos quejándose de los árbitros tras un partido ante el Levante, aunque lo mismo dio que dio lo mismo. Lo explicó el ex árbitro internacional Iturralde González: "Ramos debe ser sancionado como debió serlo Busquets, pero no le van a sancionar, pues ahora es la RFEF la que envía directamente estas denuncias a Competición". Sobran comentarios, aunque no está de más recoger las del presidente del Celta, Carlos Mouriño: "Sabemos que ha habido declaraciones de presidentes de clubes, jugadores, bastante más graves que las que dijo Iago, y que no han sido sancionadas".

"Queremos que los penaltis sean penaltis", aseguró Undiano Mallenco, miembro de la comisión técnica, en la misma comparecencia en la que Medina Cantalejo y Clos Gómez, director del proyecto VAR, intentaron explicar lo inexplicable desde que hay videoarbitraje. Según una clasificación que confecciona el diario AS sobre cómo iría LaLiga con VAR y sin VAR, el Real Madrid tendría 5 puntos menos y el Sevilla, 6 más, por lo que el equipo de Lopetegui sería segundo, a tan solo un punto del que dirige Ancelotti. Mientras FC Barcelona y Atlético de Madrid salen a la par, solo hay un equipo al que más favorece el VAR, el Athletic de Bilbao, con 9 puntos más.

Por contra, junto al mencionado Sevilla, el otro equipo más perjudicado por el VAR es el Rayo Vallecano, también con 6 puntos menos de los que tendría, seguido de Getafe y Elche (5), Villarreal (3), Real Sociedad, Celta y Espanyol (2), Betis y Cádiz (1). Otro equipo que está a la par es Osasuna, mientras que a favor salen Granada (4 puntos), Alavés (3), Mallorca y Levante (2) y Valencia (1). Ahí quedan los datos.

Foto: Rubiales, durante la presentación de la Supercopa de España en Arabia. (EFE)

Ya es casualidad que dos de los tres clubes que mejor relación mantienen con la RFEF de Rubiales, Athletic y Real Madrid, sean los más favorecidos por el VAR. Una herramienta que sería de gran utilidad si se utilizara siempre con el mismo criterio y, sobre todo, siempre. No solo cuando al árbitro de campo o al árbitro de la sala VOR les apetece o consideran oportuno hacerlo. Después de los mencionados casos de Busquets y Ramos, como Aspas sea sancionado, igual hay que empezar a pensar sobre los términos RFEF e integridad, aquello que dijo Groucho Marx: "La inteligencia militar es una contradicción en sus términos"...

El técnico del Celta, Eduardo 'Chacho' Coudet, lo vio venir y por eso se mordió la lengua. "Hay que hablar con mucho cuidado porque puedes ser sancionado", dijo el argentino al término del partido en el que su equipo cayó derrotado ante el Real Madrid (1-2), después de que el árbitro asturiano González Fuertes le anulara un segundo gol a su equipo tras revisar la jugada en el VAR, mientras no dudó en pitar tres penaltis a favor de su rival y en ninguno de los tres se acercó al monitor para cuando menos comprobar si su decisión había sido acertada o no. Un VAR a la carta, ya saben...

Iago Aspas Real Federación Española de Fútbol Carlos Velasco Carballo Karim Benzema