Es noticia
Menú
Y Benzema lo volvió a hacer: el rey de la pillería que pone de acuerdo a los mitos del Barcelona
  1. Deportes
  2. Fútbol
UNA ACCIÓN QUE HA REPETIDO

Y Benzema lo volvió a hacer: el rey de la pillería que pone de acuerdo a los mitos del Barcelona

El delantero francés volvió a dar una lección de fútbol sobre el césped, que aliñó con una jugada de 'listo' que ya ha repetido varias veces y que le ha dado mucho éxito al Madrid

Foto: Benzema celebra uno de sus goles ante el PSG. (EFE/Kiko Huesca)
Benzema celebra uno de sus goles ante el PSG. (EFE/Kiko Huesca)

Karim Benzema ya es historia viva del Real Madrid. El delantero francés, con su 'hat-trick' ante el PSG, consiguió convertirse en el tercer máximo goleador de la historia del conjunto blanco con 309 goles, superando a Alfredo di Stéfano (308) y a solo catorce goles de Raúl González (323), aunque a mucha distancia del líder del ránking, Cristiano Ronaldo (450). Pero más allá del repertorio de goles que el galo tiene, ha confirmado una de sus grandes virtudes: es el rey de la pillería.

A lo largo de su ya dilatada carrera, Benzema ha demostrado de lo que es capaz. No solo es un jugador muy inteligente a la hora de combinar, de generar espacios o de leer el juego, sino que tiene la portería entre ceja y ceja. En sus trece temporadas como jugador del Real Madrid, ha sido capaz de adaptarse a todo: ha acompañado a otro delantero, se ha reconvertido en un mediapunta asistente y, finalmente, ha destapado el tarro de las esencias para convertirse en goleador.

Foto: Luka Modric y Benzema se abrazan tras eliminar al PSG. (EFE/ Juanjo Martín)

Sus primeros años en el club no fueron sencillos, donde el eterno debate entre Benzema-Higuaín sembró algunas dudas sobre su fichaje; posteriormente, se descubrió como la mejor pareja de baile de CR7, convirtiéndose en su perfecto escudero y en un gran pasador; tras la marcha del luso, Benzema cogió los galones de 'killer' y, desde entonces, lleva 117 goles en tres temporadas. Pero, además, ha demostrado su inteligencia sobre el césped con una acción repetida.

El francés ha marcado goles de todos los colores: de cabeza, de volea, de rosca interior, de 'palomero' puro... pero, en los últimos años, se ha especializado en una jugada que no muchos realizan. Y es que Benzema ha demostrado ser muy inteligente para saber cuándo y en qué momento hay que presionar el portero. Su último 'premio' fue el gol ante el PSG tras robar el esférico a Gigi Donnarumma, pero en los últimos años ha repetido esa jugada con éxito otras dos veces.

La primera vez que se pudo ver esta acción fue en las semifinales de la Champions de la temporada 2017-18. El Madrid había ganado al Bayern en la ida (1-2), pero sufría en la vuelta (1-1). Acababa de comenzar el segundo tiempo cuando, en un balón retrasado hacía Ulreich, Benzema no dudó en ir a presionar: el meta alemán dudó, falló y no golpeó el esférico, dejando al galo solo a placer para marcar el tanto de la tranquilidad.

Solo unas semanas más tarde, en la gran final de la Champions, Benzema volvió a hacer de las suyas, esta vez ante el Liverpool. Corría el minuto 51 de partido y el Madrid no terminaba de encontrar la manera de derribar el muro 'red'. Un balón muerto fue a las manos de Loris Karius, ante lo que Benzema no dudó en presionar el saque: el alemán, relajado, no fue consciente de lo que pasaba y, al lanzar el balón, golpeó en el pie del francés para adelantar a los blancos en la final.

La última acción es la que todos tenemos en mente. Con el Madrid con pie y medio fuera de Europa, Benzema se puso el mono de trabajo y se echó el equipo a las espaldas. Y, con Donnarumma demasiado tranquilo con la bola en sus pies, no dudó en presionar con mucha intensidad, lo que hizo que el meta italiano se durmiera y despejara mal, regalando un balón a Vinicius que acabaría con el primero de los tres goles del delantero francés.

El jugador que pone de acuerdo al Barça

Para comprobar la grandeza de Benzema, solo hay que analizar las palabras de dos de los grandes referentes del eterno rival, Carles Puyol y Dani Alves. Ambos jugadores no dudaron en alabar al francés al término del partido, olvidándose de colores y de bandos para disfrutar con el partidazo del francés. Dos jugadores que se han medido muchas veces en el césped al delantero galo y que saben de lo que hablan: Benzema, un jugador que es capaz de todo.

El primero en mostrar su incredulidad con Benzema fue Alves, a través de un directo de Instagram: "Me da igual que sea del Madrid, pero qué jugador, qué jugador es Benzema. I love this game". Poco después, era el propio Puyol el que hablada del internacional francés en la misma línea: "Benzema es un fenómeno, tirando del carro. Top, top, top", afirmaba en Twitter. Y es que su fútbol trasciende barreras, incluso deportivas, para poner a todo el mundo de acuerdo.

Los dos azulgranas no fueron los únicos en comentar el gran partido de Benzema ante el PSG: otras leyendas como Franco Baresi, Iker Casillas, Gary Lineker, Michael Owen o Mesut Özil mostraron su incredulidad con lo que el francés hizo en poco menos de 15 minutos, consiguiendo el 'hat-trick' más rápido de la historia de la Champions y confirmando su elevado nivel. Benzema es el rey de la pillería y es capaz de poner de acuerdo incluso a las leyendas del Barcelona.

Karim Benzema ya es historia viva del Real Madrid. El delantero francés, con su 'hat-trick' ante el PSG, consiguió convertirse en el tercer máximo goleador de la historia del conjunto blanco con 309 goles, superando a Alfredo di Stéfano (308) y a solo catorce goles de Raúl González (323), aunque a mucha distancia del líder del ránking, Cristiano Ronaldo (450). Pero más allá del repertorio de goles que el galo tiene, ha confirmado una de sus grandes virtudes: es el rey de la pillería.

Real Madrid Champions League Karim Benzema
El redactor recomienda