Es noticia
Menú
La falta de material para la fachada y la cubierta del Bernabéu amenaza con un nuevo retraso
  1. Deportes
  2. Fútbol
TRAS LA PANDEMIA, LA GUERRA DE UCRANIA

La falta de material para la fachada y la cubierta del Bernabéu amenaza con un nuevo retraso

Florentino Pérez ya sabe que no tendrá el nuevo campo para este verano, confiaba en verlo acabado a finales de año, pero los problemas de desabastecimiento complican aún más todo

Foto: Maqueta del nuevo Estadio Santiago Bernabéu. (EFE/Paco Campos)
Maqueta del nuevo Estadio Santiago Bernabéu. (EFE/Paco Campos)

"La transformación del Estadio Santiago Bernabéu es una de las mayores ilusiones de todos los socios y aficionados del Real Madrid", aseguró Florentino Pérez en la Asamblea Extraordinaria del club blanco celebrada el pasado 20 de noviembre, la misma en la que se aprobaron las obras "no incluidas" con un sobrecoste de "hasta 225 millones". "Estamos ante una nueva oportunidad para culminar una nueva obra que hasta ahora no podíamos realizar porque no se había encontrado una solución de ingeniería ni la aplicación tecnológica que hiciera compatible la celebración de eventos con la conservación del césped del estadio", explicó el presidente del Real Madrid, así como de la constructora ACS.

Si embargo, el gran sueño de Florentino de estrenar el nuevo Bernabéu con un gran fichaje se ha esfumado. Y no porque este no pueda llegar el próximo verano, pues cada día que pasa parece más claro que finalmente se traerá a Mbappé, toda vez que el francés acaba contrato con el Paris Saint-Germain y no lo ha renovado. El problema es que, mientras los medios más optimistas ya han adelantado que el Real Madrid tiene como objetivo terminar las obras en diciembre de 2022, es decir, aprovechando que se estará disputando el Mundial de Qatar, otros más realistas avisan que en el club no esperan poder hacerlo hasta principios de 2023.

Foto: Florentino Pérez, en la visita de Isabel Díaz Ayuso al Bernabéu. (EFE)

A la complejidad de una obra que convertirá el Bernabéu es mucho más que un majestuoso estadio de fútbol, pues no en vano será un centro multiusos abierto todos los días del año con otros eventos deportivos, conciertos musicales, ferias o congresos, se une un problema de abastecimiento del material necesario para fabricar el acero inoxidable que revestirá tanto la fachada como la cubierta del nuevo coliseo blanco.

Primero fue la pandemia que, paradójicamente, permitió que las obras pudieran iniciarse y avanzar más rápido de lo previsto al jugar el Real Madrid sus partidos en el Estadio Alfredo di Stéfano, de Valdebebas. Pero ahora se suma la invasión de Ucrania y lo que ello conlleva, pues Rusia es uno de los principales exportadores mundiales de estos materiales para la construcción y, este mismo martes, las principales navieras del mundo suspendieron el tráfico de contenedores con este país.

placeholder Obras del Estadio Santiago Bernabéu.  (EFE/Paco Campos)
Obras del Estadio Santiago Bernabéu. (EFE/Paco Campos)

Problemas de abastecimiento

La planta de Acerinox Europa, situada en la localidad gaditana de Los Barrios, es la encargada de fabricar este acabado de acero inoxidable, en el que podrán proyectarse imágenes y ofrecer juegos de iluminación, ya que los nuevos acabados reducen la reflexión de la luz solar sobre usuarios, vehículos o edificios colindantes. Además, Acerinox también suministrará el acero de la cubierta móvil del estadio, que estará formada por una parte fija y otra retráctil, esta última situada sobre el terreno de juego, que podrá abrirse o cerrarse en apenas 15 minutos, en función de las necesidades y de las actividades que se celebren.

Sobra decir que, para la factoría de Palmones, la fabricación del material que revestirá el Estadio Santiago Bernabéu es uno de los encargos más especiales que ha recibido, además de uno de los más revolucionarios, pues la cubierta del campo del Real Madrid, situado en pleno centro de la capital de España, es una apuesta por la sostenibilidad ambiental, dada la elección de un material 100% reciclable y ejemplo de economía circular, lo que permitirá reducir la contaminación acústica y lumínica.

Foto: El Santiago Bernabéu, en obras de remodelación. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Este problema de aprovisionamiento, además de los lógicos sobrecostes, lo están padeciendo numerosas empresas, las cuales se temen que se prolongue en el tiempo y que en realidad afecta al conjunto de las del sector del metal. Acerinox preserva con celo una cláusula de confidencialidad con el Real Madrid, la cual impide conocer detalles sobre cómo marcha la producción de las piezas necesarias para culminar la obra del Bernabéu.

"No es que vaya a haber retraso, es que está parado. Hay un parón importante", confirman fuentes del sector, para añadir que en estas factorías están "recibiendo el material con cuentagotas, lo que hace que la mayoría de días estén paradas". Con este panorama, es lógico pensar que las obras del Bernabéu van a retrasarse aún más de lo previsto y que, si no hace mucho se hablaba ya de principios de 2023, igual se vayan a un poco más tarde todavía. El tiempo corre y, aunque cuando el nuevo campo del Real Madrid esté acabado, nadie se acordará, a los socios se les está empezando a hacer largo, además de caro...

"La transformación del Estadio Santiago Bernabéu es una de las mayores ilusiones de todos los socios y aficionados del Real Madrid", aseguró Florentino Pérez en la Asamblea Extraordinaria del club blanco celebrada el pasado 20 de noviembre, la misma en la que se aprobaron las obras "no incluidas" con un sobrecoste de "hasta 225 millones". "Estamos ante una nueva oportunidad para culminar una nueva obra que hasta ahora no podíamos realizar porque no se había encontrado una solución de ingeniería ni la aplicación tecnológica que hiciera compatible la celebración de eventos con la conservación del césped del estadio", explicó el presidente del Real Madrid, así como de la constructora ACS.

Santiago Bernabéu Florentino Pérez Acerinox Economía circular Ucrania
El redactor recomienda