Es noticia
Menú
Lo mejor y lo peor | Miedo en el Real Madrid a que se repita el desplome de Ancelotti
  1. Deportes
  2. Fútbol
el peor día del técnico italiano

Lo mejor y lo peor | Miedo en el Real Madrid a que se repita el desplome de Ancelotti

La gestión de Ancelotti en Bilbao fue nefasta. El equipo metido atrás, lento, sin peligro y con Hazard, Bale y Jovic en el banquillo. La eliminación de Copa genera dudas en el Real Madrid

Foto: Luka Modric con gesto de desesperación tras el gol del Athletic. (Reuters/Vincent West)
Luka Modric con gesto de desesperación tras el gol del Athletic. (Reuters/Vincent West)

Las temporadas tienen dos partes. En la primera hay que estar bien posicionado y en la segunda, mantener el ritmo competitivo. Si no lo consigues, significa que algo no va bien y te expones al desplome. Carlo Ancelotti ya lo vivió en el año 2015 cuando se le cayó el equipo en la fase decisiva de la temporada tras llevar una racha de 22 partidos consecutivos ganando. Este es el miedo que aparece tras la eliminación contra el Athletic en la Copa del Rey.

Ancelotti cumplió de agosto a diciembre. Consiguió el liderato y clasificarse como primero en la fase de grupos de la Champions con un núcleo reducido de jugadores. Hubo pocas rotaciones para mantener la inercia ganadora. Los éxitos estaban sujetos a los goles de Benzema y Vinícius y las paradas de Courtois, principalmente. Pero lleva un mes de enero y un inicio de febrero irregular. Empezó con una derrota en Getafe, costó eliminar al Alcoyano, ganó al Barcelona en la Supercopa de España en la prórroga, igual que al Elche en la Copa, y empató contra el equipo ilicitano en la Liga en el Bernabéu. No es el Real Madrid fiable y la derrota contra el Athletic en San Mamés, a 11 días de jugar contra el Paris Saint-Germain en el Parque de los Príncipes, plantea dudas. ¿Se le volverá a caer el equipo a Ancelotti?

Lo mejor | Militao y Nacho sujetaron al equipo

Es difícil ver una mejoría tras la imagen que dio el equipo en San Mamés. Fue un planteamiento rácano, con el bloque metido en su campo, esperando a cazar un contraataque, sin un delantero centro porque Ancelotti decidió jugar con falso ‘9’. Primero con Marco Asensio y después con Isco. No contó con Luka Jovic. La circulación del balón fue lenta, el centro del campo estuvo espeso y el Madrid sufrió con la intensidad del equipo de Marcelino. Si hubiera que rescatar algo, habría que quedarse con Militao y Nacho. Los dos centrales estuvieron fuertes por arriba y por abajo. Ganaron la mayoría de duelos, por velocidad y anticipación, pero no pudieron hacer nada en el gol de Berenguer. A todos les cogió por sorpresa el error en la entrega del balón de Casemiro.

placeholder Carlo Ancelotti, con gesto serio, durante el partido en San Mamés.
Carlo Ancelotti, con gesto serio, durante el partido en San Mamés.

Lo bueno | Preparar bien el PSG

Dentro de lo malo, lo bueno para el Real Madrid es que se le despeja el calendario para recuperar jugadores y estar más frescos para la eliminatoria contra el Paris Saint-Germain. Es la única lectura positiva. El equipo estará menos cansado y más concentrado. Hasta Ancelotti dijo, tras perder en San Mamés, que “esta derrota nos hace más fuertes”. Es la manera de ver el vaso medio lleno. Pero, si miras a largo plazo, da que pensar que el Real Madrid tenga recursos para llegar lejos en la Champions. Primero hay que pasar el escollo del PSG, que también llega eliminado de la Copa de Francia, y es una final para Messi y compañía.

El Real Madrid, cuando tiene enfrente un equipo intenso, que le aprieta y amenaza, es vulnerable. Puede pasar contra el PSG, pero después se puede encontrar con el Bayern de Múnich, Manchester City, Liverpool… Ancelotti tiene trabajo por delante porque la derrota en Bilbao le hace perder algo de crédito.

Lo normal | Mal partido de Vinícius y Rodrygo

Era de esperar que, si jugaban los brasileños en San Mamés tras llegar de un largo viaje con su selección, podían manifestar síntomas de cansancio o estar despistados. Pero Ancelotti no lo quiso ver y dijo, el día antes, que Rodrygo y Vinícius tienen 20 años. Los chicos son jóvenes, pero, cuando cruzas el charco, hay un tiempo necesario para cambiar el chip, mentalizarse de que vas a jugar a San Mamés y enchufarse. Es a partido único y Ancelotti llevaba 10 días trabajando en Madrid con Bale, Hazard y Jovic.

Foto: Juan Carlos Unzué y Luis Enrique en la presentacion de 'Vivir ValEla pena'. (EFE/Alejandro García)

Lo normal es que los brasileños notaran el cambio de un largo viaje, de venir con la selección y tener que ponerse a correr contra la intensidad del Athletic. La gestión del entrenador no fue la mejor y el Madrid murió en la orilla, con el gol de Berenguer en el minuto 89 por un error en el pase de otro brasileño (Casemiro).

Lo malo | La distracción de Casemiro

Lo malo de echarse atrás es que un error cerca del área penaliza. Es lo que le sucedió a Casemiro en la acción del gol del Athletic. De tanto ir el cántaro a la fuente, se rompió. Berenguer estuvo listo y Casemiro distraído. Es la consecuencia de un mal partido del Real Madrid, de jugar a que no pase nada, moverse lento y esperar a lanzar un contraataque para llevar peligro. De no importarle al entrenador italiano llegar a la prórroga.

Ancelotti renunció a la pelota, a que sus líneas estuvieran más adelantadas y al equipo le costó un mundo pasar del centro del campo. Solo llegó con continuidad en los últimos 15 minutos. El Athletic fue más ambicioso y tuvo una propuesta más ofensiva. ¿Por qué juega tan atrás Ancelotti? Parece ser que es para ahorrar esfuerzos a sus jugadores y dosificarse para correr al contraataque. En Bilbao salió todo mal.

placeholder Berenguer celebra el gol ante la impotencia de Lucas Vázquez.
Berenguer celebra el gol ante la impotencia de Lucas Vázquez.

Lo peor | Sin Jovic, Hazard y Bale

“No hemos jugado el peor partido de la temporada”, es la increíble respuesta de Carlo Ancelotti. Sin duda, fue el peor. Al equipo lo sujetaron atrás la pareja Militao-Nacho, los laterales (Lucas Vázquez y Alaba) no dieron profundidad, los centrocampistas no controlaron el juego y los tres de arriba (Vinícius, Rodrygo y Marco Asensio) fueron inofensivos. Tampoco fue una solución la salida de Isco ni la de Camavinga. Ancelotti decidió jugar sin un ‘9’ y tenía a Luka Jovic, del que siempre dice que es el sustituto natural de Benzema. Tampoco utilizó a Bale y Hazard y lo justificó después argumentando que podían haber salido si el partido se hubiera ido a la prórroga. El Real Madrid fue un equipo irreconocible en San Mamés.

Las temporadas tienen dos partes. En la primera hay que estar bien posicionado y en la segunda, mantener el ritmo competitivo. Si no lo consigues, significa que algo no va bien y te expones al desplome. Carlo Ancelotti ya lo vivió en el año 2015 cuando se le cayó el equipo en la fase decisiva de la temporada tras llevar una racha de 22 partidos consecutivos ganando. Este es el miedo que aparece tras la eliminación contra el Athletic en la Copa del Rey.

Karim Benzema
El redactor recomienda