Es noticia
Menú
El trilero Laporta, contra las cuerdas por el límite salarial: "Está haciendo malabarismos"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una lucha contrarreloj

El trilero Laporta, contra las cuerdas por el límite salarial: "Está haciendo malabarismos"

El Barça no puede inscribir a Ferran Torres al quedarse sin margen económico. Dani Alves, a última hora de la Copa. La fallida renovación de Dembélé dinamita la estrategia

Foto: Laporta tuerce el gesto durante una rueda de prensa tras la salida de Leo Messi. (EFE/Alejandro García)
Laporta tuerce el gesto durante una rueda de prensa tras la salida de Leo Messi. (EFE/Alejandro García)

El FC Barcelona navega entre dos mundos. En uno, el club trata de recuperarse de los varapalos económicos heredados y de las decisiones deportivas erróneas (pasadas y actuales) que hipotecan su futuro y su presente más inmediato para seguir siendo competitivos. En el otro, Joan Laporta quiere transmitir una imagen de fortaleza económica para volver a presentarse como una referencia entre los transatlánticos del Viejo Continente y lograr estar en la próxima Champions League. En esa distorsión llega el deseo de Erling Haaland y el fichaje de Ferran Torres, incorporado hace más de una semana tras pagar 55 millones de euros y sin poder ser inscrito todavía. Una situación similar vivió Dani Alves, fichado desde hace más de un mes y que ha sido inscrito esta misma mañana, en vísperas del partido de Copa del Rey, aunque su sueldo es mucho menor.

placeholder El jugador español ha llegado lesionado y ahora tiene covid-19. (EFE/Alejandro García)
El jugador español ha llegado lesionado y ahora tiene covid-19. (EFE/Alejandro García)

La llave de la inscripción de Ferran Torres (fallida, por el momento) la forjó Ousmane Dembélé con su renovación. "Tiene sentido renovarlo porque, en caso de hacerlo a la baja, podrías venderlo y sacar beneficio económico. Además, al renovarlo a la baja, reducirías masa salarial y permitirías que la parte de amortización que queda pendiente se repartiese en los años siguientes", explica el experto en economía del deporte y socio director de Laudem Partners, Iván Cabeza.

Con un salario muy alto y 27 millones de euros de su traspaso todavía por amortizar, la renovación de Dembélé hubiese resuelto el problema de golpe. Y es que, según las reglas de LaLiga, el francés aparece como un jugador 'franquicia' para la entidad al representar un gran impacto en la masa salarial total (más del 5%). Según dicta dicha norma (la 1/2), la mitad del ahorro generado puede ir destinada a inscribir a Ferran Torres y así hacer hueco a esos ocho millones de euros (55 millones de traspaso repartidos entre cinco temporadas) y el salario bruto (5,5 + 2,5 del presente ejercicio).

Foto: El delantero francés se lamenta tras fallar una ocasión en la Champions League. (Reuters/Albert Gea)

La realidad es que, después de cinco meses de negociaciones, las conversaciones se han estancado por las disparatadas pretensiones económicas de los agentes del futbolista galo según desveló TV3 hace un par de días. Sissoko, representante de Dembélé, exigía una ficha de 30 millones de euros brutos por campaña, así como una prima de renovación de 30 millones para el propio jugador y otros 15 para el agente. Con la fuerza de la negociación en poder del futbolista francés y su séquito, Laporta dijo que "es mejor que Kylian Mbappé" y el técnico azulgrana, Xavi Hernández, que "para mí, Dembélé en su posición y bien trabajado, puede ser el mejor futbolista del mundo". Ahora la junta valora sacar un pellizco económico por él este invierno si no puede renovarlo.

Dembélé no está por la labor

"No creo que esas frases hayan condicionado la negociación. Durante cinco años ha estado casi más rato lesionado que jugando. Por lo tanto, no puede pedirle más dinero al Barça porque su valor de mercado ha bajado", apunta Cabeza. ¿El problema? Los cantos de sirena de la Premier League. "El jugador se rige únicamente por el dinero. Creo que el club hace bien en plantarse porque lo que pide es demasiado y el Barça ya no puede competir a base de dinero, y menos por él. El mayor problema de Dembélé fue ficharlo y ahora tratas de amortiguar esa decisión. Tampoco le puedes pedir un esfuerzo porque no es de la casa y, con seis meses de contrato, venderlo es muy difícil; es él quien tiene la sartén por el mango".

Foto: Joan Laporta, en septiembre en el Camp Nou. (Getty)

Sin poder deshacerse de Philippe Coutinho ni Samuel Umtiti, el Barça se encuentra en una situación calcada a la del verano pasado, en que tan solo una rebaja salarial de Gerard Piqué desbloqueó la inscripción del Kun Agüero, Memphis Depay y Eric García. Sin haber generado margen salarial para cuadrar el límite, la entidad ha incorporado a nuevos futbolistas antes de dar las salidas necesarias. "Sabemos cómo estamos y los problemas con el 'fair play'. Eso está evaluado en el momento en el que tomamos decisiones y esperamos solventar la situación cuando esté disponible", declaró el máximo responsable deportivo de la entidad barcelonesa, Mateu Alemany, en los micrófonos de Movistar.

Algo que el mismo Laporta también reconoció en la presentación de Ferran Torres: "Con él hemos hecho la excepción de ficharlo antes de tener el margen salarial. Estoy convencido de que todo saldrá bien". Sobre la posible incorporación de Erling Haaland el próximo verano, Laporta no cerró la puerta y quiso volver a colocar al Barça en la órbita del noruego: "Estamos en el mercado. Todos los grandes jugadores contemplan la posibilidad de venir al Barça. En los momentos en que estamos tenemos que mirar muy bien el apartado económico, pero estamos mejorando y todo es posible". Una declaración controvertida, dada la situación actual de Ferran Torres.

"No sabes si Ferran Torres te iba a esperar siempre, así que debes trabajar en paralelo. No veo al Barça sin inscribir al jugador, aunque tenerlo y no poder utilizarlo es una barbaridad. La directiva va a tener que hacer malabarismos porque está atada de pies y manos por el límite salarial. Si no lo logran, va a ser un ridículo", comenta el economista especializado en deporte. En esta línea, Cabeza subraya que "el club va a intentar quitarse a Coutinho, Umtiti, Luuk de Jong y Dembélé —si no renueva— como pueda. Yo estoy seguro de que van a encontrar la fórmula este mes, pero lo veo complicado porque ya intentaron sacar a Umtiti y Coutinho sin éxito. La diferencia respecto a verano es que hay Mundial en noviembre y Coutinho necesita jugar". Demir, enterrado en comunicados médicos dudosos para no pagar su cláusula de 10 millones de euros, también está en la rampa de salida.

Asimismo, Cabeza se muestra combativo con las normas de LaLiga, puesto que "cuando Josep Maria Bartomeu hacía trueques para maquillar las cuentas, el límite no entraba a valorar" y ahora "no es flexible a pesar de que el club trata de enderezar su deuda, venimos de una pandemia y la norma va en contra de la solvencia de los clubes". Por último, el economista desliza que "si el Barça se hunde, el club va a acabar siendo Goldman Sachs FC, aunque no tendrá deuda y tendrá el estadio pagado". El Barça tiene un mes para generar ahorros y encontrar la fórmula de inscribir a Ferran Torres.

El FC Barcelona navega entre dos mundos. En uno, el club trata de recuperarse de los varapalos económicos heredados y de las decisiones deportivas erróneas (pasadas y actuales) que hipotecan su futuro y su presente más inmediato para seguir siendo competitivos. En el otro, Joan Laporta quiere transmitir una imagen de fortaleza económica para volver a presentarse como una referencia entre los transatlánticos del Viejo Continente y lograr estar en la próxima Champions League. En esa distorsión llega el deseo de Erling Haaland y el fichaje de Ferran Torres, incorporado hace más de una semana tras pagar 55 millones de euros y sin poder ser inscrito todavía. Una situación similar vivió Dani Alves, fichado desde hace más de un mes y que ha sido inscrito esta misma mañana, en vísperas del partido de Copa del Rey, aunque su sueldo es mucho menor.

FC Barcelona Xavi Hernández
El redactor recomienda