Es noticia
Menú
41 minutos y primera expulsión con el PSG: Francia ya conoce a Sergio Ramos
  1. Deportes
  2. Fútbol
Acabaron empatando 1-1

41 minutos y primera expulsión con el PSG: Francia ya conoce a Sergio Ramos

El camero recibió dos amarillas, una por derribo y otra por protestar, después de entrar al campo tras el descanso. Tiene el récord de expulsiones en LaLiga y en el Real Madrid

Foto: Sergio Ramos camina a los vestuarios. (REUTERS/Stephane Mahe)
Sergio Ramos camina a los vestuarios. (REUTERS/Stephane Mahe)

Sergio Ramos resopló camino a los vestuarios. Esta vez no había sido un pinchazo lo que le mandaba fuera del césped, sino su primera expulsión con el Paris Saint Germain. Sucedió en la visita de los parisinos al humilde Lorient, que se encuentra en puestos de descenso, cuando el camero dejó al equipo en inferioridad numérica y yendo por detrás en el marcador. El exmadridista saltó al terreno de juego tras el descanso, siguiendo el plan específico elaborado por los servicios médicos del club francés. Primera amarilla clara por una fea entrada. Cuatro minutos después, la segunda amonestación fue más rigurosa y con protestas de por medio. En total, 44 minutos disputados. Francia ya conoce a Sergio Ramos.

Mauricio Pochettino trabaja para introducir poco a poco al central en la dinámica del equipo. El mensaje por parte de los médicos del PSG es claro: ninguna prisa. Tras su gran debut -completó el partido entero en la victoria 1-3 frente al AS Saint-Étienne, mostrando un alto nivel- Sergio Ramos volvió a perderse varias semanas de competición. Se negó que fuera una recaída, señalando la falta de forma propia del que ha estado en el dique seco durante meses. Regresó en la copa el pasado fin de semana. 45 minutos, el plan establecido. Repitieron gestión frente al Lorient, pero la expulsión arrugó el boceto antes de tiempo.

“Cosas del fútbol”, explicó el técnico argentino para justificar la expulsión de Sergio Ramos. El carácter del camero es parte fundamental de ese catálogo de juego que le convierte en un central de época, pero también un handicap cuando se sale de control. El sevillano, entre sus numerosos récords, ostenta el ‘título’ de ser el jugador con más expulsiones en la historia de LaLiga, así como en la del Real Madrid. “Es muy fácil expulsar a Sergio Ramos”, llegó a decir con ironía el propio futbolista. Frente al Lorient, el central se mostró bajo de forma, lento en reflejos y superado en metros en cuanto sus rivales le buscaban en velocidad. Así llegó la primera amarilla. Su temperamento hizo el resto.

Foto: Sergio Ramos, durante un entrenamiento. (REUTERS/Benoit Tessier)

Rigurosa o no, Sergio Ramos lamentó la tarjeta roja en sus redes sociales, pero con un mensaje de optimismo: “Hoy es un nuevo día para aprender; mañana es un nuevo día para mejorar. Siempre mirando hacia delante”. Lección aprendida. Para fortuna del Paris Saint Germain, la expulsión del camero acabaría por no ser definitiva. Pese a que iban perdiendo a falta de cinco minutos para la conclusión del encuentro, un agónico gol de Mauro Icardi permitió a los de Pochettino rescatar un punto a domicilio. Los tantos en los últimos minutos están salvando la clasificación del PSG, que camina hacia el título liguero con 46 puntos y con 13 más que el Niza, pero las sensaciones no son nada alentadoras.

De su maltrecha rodilla a la fatiga muscular

El defensa central estuvo siete meses sin jugar un partido de fútbol (su último encuentro con el Real Madrid se remonta al de mayo, cuando disputó el encuentro de Champions League frente al Chelsea en Stamford Bridge) debido a distintos problemas físicos. Desde su maltrecha rodilla a una “fatiga muscular” con la que el Paris Saint Germain explicaba sus continuas salidas de las convocatorias. El runrún ha ido en aumento, incluyendo una información de ‘Le Parisen’ en la que se aseguraba que el club francés había puesto sobre la mesa la opción de rescindir el contrato. El entorno del futbolista se apresuró a desmentir dicha posibilidad.

Su regreso a los terrenos de juego, aunque con cuentagotas, le permitió salir al paso de los rumores. “Después de tantos meses el cuerpo se desacostumbra un poco. Estoy contento de sentirme bien de nuevo y seguir un plan establecido por el cuerpo técnico y entrenadores”, explicó Sergio Ramos. A sus 35 años, su objetivo sigue siendo triunfar con la camiseta del Paris Saint Germain y demostrar que los comentarios sobre su futuro van desencaminados. Triunfar con los parisinos, un equipo acostumbrado a arrasar en territorio galo pese a pinchazos como el pasado año, solo se entiende con la fotografía de campeones de la Champions League. Ahí se verá las caras con el Real Madrid en dos meses… un partido grabado a fuego en el calendario de Ramos.

Sergio Ramos resopló camino a los vestuarios. Esta vez no había sido un pinchazo lo que le mandaba fuera del césped, sino su primera expulsión con el Paris Saint Germain. Sucedió en la visita de los parisinos al humilde Lorient, que se encuentra en puestos de descenso, cuando el camero dejó al equipo en inferioridad numérica y yendo por detrás en el marcador. El exmadridista saltó al terreno de juego tras el descanso, siguiendo el plan específico elaborado por los servicios médicos del club francés. Primera amarilla clara por una fea entrada. Cuatro minutos después, la segunda amonestación fue más rigurosa y con protestas de por medio. En total, 44 minutos disputados. Francia ya conoce a Sergio Ramos.

Sergio Ramos Real Madrid
El redactor recomienda