Toni Grande: "Raúl es el jugador español más grande que ha habido"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Entrevista a un campeón del mundo

Toni Grande: "Raúl es el jugador español más grande que ha habido"

Llegó al Madrid tras marcarle dos goles cuando jugaba en los Salesianos. Como entrenador, dirigió en la cantera blanca hasta que formó un inseparable tándem junto a Del Bosque

Foto: Toni Grande junto a Vicente del Bosque. (EFE/Alberto Lancia)
Toni Grande junto a Vicente del Bosque. (EFE/Alberto Lancia)

Antes de que Iniesta hiciera vibrar a toda España en el 116’, había un hombre, Toni Grande (Valencia, 1947), que tenía claro quiénes serían los lanzadores en caso de que hubiera penaltis. "Cuando quedaban pocos minutos, veía que existía esa posibilidad. En mi libreta, fui apuntando algunos nombres: Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Cesc… Algunos jugadores ya estaban definidos", asegura Grande en conversación con El Confidencial.

España ganó el Mundial en 2010, pero Grande había hecho muchas cosas antes de convertirse en campeón del mundo. Su periplo balompédico comenzó en el Madrid, equipo al que llegó con 16 años. "Yo nací en Valencia, pero llegué a la capital cuando era pequeño porque destinaron a mi padre. Estudié en los Salesianos, que tenía buenos campos de fútbol. Todos me querían en su equipo, pero solo podía jugar en el de mi clase. En un partido frente al Madrid, con el equipo del colegio, les ganamos 2-1 y yo marqué los dos goles. Por eso me ficharon".

El camino hasta el primer equipo blanco, en cambio, no fue tan fácil. Grande se hizo hombre en Vallecas, el barrio en el que vivía desde que llegó a la capital. "Tanto mis padres como mis tíos habían pertenecido al Rayo y yo jugué ahí cedido. Como hice un buen año, consideraron que estaba capacitado para entrar en la órbita del Madrid. Y jugué cinco años allí".

placeholder Toni Grande, durante su etapa como ayudante en Corea del Sur. (EFE/Vassil Donev)
Toni Grande, durante su etapa como ayudante en Corea del Sur. (EFE/Vassil Donev)

Aquel Madrid estaba entrenado por Miguel Muñoz, el técnico más longevo de la historia del club. Estuvo 14 temporadas al frente del equipo en las que ganó dos Copas de Europa, nueve Ligas, dos Copas y una Intercontinental. "En aquellos tiempos, los técnicos eran diferentes a los de ahora por la preparación que hay en las escuelas de entrenadores".

El presidente era Santiago Bernabéu que se mantuvo 35 años al frente del club (1943-78) hasta su deceso. Bajo su mandato, llegaron las seis primeras Copas de Europa de la historia del club. "Era un pionero que creó escuela sobre cómo debía ser un presidente. Actualmente, es imposible actuar de la misma manera que antes. Era una persona campechana y rigurosa con las normas".

Su etapa en el primer equipo duró cinco años. Allí coincidió con jugadores como Pirri y Santillana. "A pesar de no tener una gran estatura, Pirri era un gran cabeceador. Esa era la principal característica de Santillana". En 1973, hizo las maletas rumbo a Santander. "En ninguna temporada había sido titular indiscutible, así que llegué a un acuerdo con el club para salir. Me marché al Racing porque fue el primer equipo que se interesó en mí".

placeholder Toni Grande. (EFE/Vassil Donev)
Toni Grande. (EFE/Vassil Donev)

Grande dejó el fútbol en 1978. Antes de su retirada, ya había conversado con Molowny, director de las categorías inferiores del Madrid, para trabajar en la cantera. "Como tenía los títulos de entrenador para dirigir en juvenil y regional, le pregunté si consideraba oportuna mi incorporación. El primer equipo que entrené fue el Castilla C, el tercer filial. Durante esos años, entrené a Martín Vázquez, Sanchís, Pardeza… Con el que no coincidí fue con Míchel, que era mayor. Se les veía que iban a ser grandes jugadores".

La relación con Del Bosque nació en esa etapa de su vida, cuando ambos coincidieron en la cantera. Aunque antes se habían enfrentado, nunca fueron compañeros de equipo. Ninguno tenía intención de entrenar a los mayores por la vocación que tenían de enseñar a los jóvenes: "Esa labor me gustaba. Fue importantísima esa formación para que luego lo hiciéramos bien a mayores escalas. Al principio, Vicente era el encargado de las inferiores junto a Molowny y teníamos una cierta relación. Pero no una gran relación. Nos veíamos en las reuniones en las que se trataba la situación de la cantera".

Del Bosque dirigió al Madrid de manera interina en 1994 y 1996, pero no fue hasta 1999 cuando se sentó en el banquillo de forma definitiva. Grande, en cambio, frecuentó el Bernabéu desde 1996 cuando fue segundo de Capello: "Antes de ser ayudante de Vicente, estuve con Capello, Heynches, Hiddink, Toshack… Coincidí con Del Bosque porque, cuando despidieron a Toshack, optó porque continuara a su lado. Aunque aprendí mucho de todos, el italiano fue muy importante por la confianza que depositó en mí. No obstante, con el que más unido he estado ha sido con Vicente por los años que estuvimos juntos".

placeholder Toni Grande. (EFE/Ritchie B.)
Toni Grande. (EFE/Ritchie B.)

La gestión de la dupla Del Bosque-Grande del vestuario siempre destacó por la mano izquierda más que por la mano dura. "Es necesario un buen entendimiento entre la plantilla y el entrenador para que haya disciplina y un buen clima de trabajo. Esa es una de las prioridades. No hay que imponer, hay que conseguir que los jugadores entiendan las cosas; hay que tener conocimientos y respeto en ambas partes".

La seriedad siempre predominó en la vida de Del Bosque. Solo unos pocos, como Grande, han conocido la faceta más divertida del exseleccionador. "Vicente es muy bromista a veces. A lo largo de tantos años, lo he visto enfadado cuando tocaba. Igual que, cuando las cosas iban bien, sacaba su buen humor".

Ambos gestionaron el Madrid de los galácticos. Un equipo en el que se reunieron grandes talentos como Figo, Ronaldo y Zidane, sumados a gente de la casa como Raúl y Casillas. "El brasileño fue un gran fichaje. Entre los cinco grandes, seguro que entra. Zidane tenía una clase innata, con buen control de balón y de juego, con visión… Habría que catalogarle como uno de los grandes jugadores de la historia. Y Raúl es el jugador español más grande que ha habido. A él le pilló la época dorada de la Selección cuando prácticamente había terminado su carrera".

placeholder Toni Grande y Vicente del Bosque. (EFE/Ballesteros)
Toni Grande y Vicente del Bosque. (EFE/Ballesteros)

Ronaldo dijo: "He pasado más noches con Roberto Carlos que con todas las mujeres de mi vida". Grande, en cambio, explica que "normalmente no pasó noches con Del Bosque porque uno siempre pasa más noches en su casa que en el trabajo". La buena relación de ese cuerpo técnico con la plantilla, sin embargo, no sirvió para que continuaran en el Madrid. "No nos despidieron de la mejor manera. Fue una acción que ejercitaron y no hubo más que respetarla. ¿Florentino? No tenemos relación porque yo estoy jubilado y él en el cargo. En cuanto a los jugadores, he tenido buena relación con la mayoría. En el conjunto global, he sido una persona estimada para ellos".

La salida del Madrid implicó una nueva etapa en el extranjero. Grande acompañó a Del Bosque en el Besitkas. En Turquía solo duraron un año y tuvieron que esperar tres más para volver a los banquillos. Fue en 2008, cuando reemplazaron a Luis Aragonés tras la consecución de la Eurocopa. "Esa fue la mejor opción que teníamos porque llevábamos tiempo sin entrenar y todavía teníamos edad de seguir trabajando. Hubo continuidad con el grupo, que venían de un gran éxito. Al equipo le añadimos algunos detalles y algunos jugadores que lo complementaron".

El equipo llegó al Mundial de Sudáfrica invicto tras ganar todos los partidos de la fase de clasificación. Luego llegó la proeza: ganar el primer y único Campeonato del Mundo. "Tras la derrota ante Suiza, lo que deseábamos era pasar a la siguiente ronda. En el torneo, fueron difíciles todos los partidos. El único encuentro que ganamos tranquilos fue el de Honduras".

placeholder Villa, durante el España-Honduras. (EFE/Gerry Penny)
Villa, durante el España-Honduras. (EFE/Gerry Penny)

La Eurocopa de 2012 sucedió al Mundial. La Selección encadenó un triplete que nadie ha logrado en la historia. En la final frente a Italia (4-0), el equipo sacó su mejor versión. "Fue una superioridad absoluta, correspondida con los goles. En otros partidos, fuimos superiores en cuanto al juego, pero no en la claridad del resultado".

La debacle llegó en el Mundial de Brasil, cuando la Selección fue eliminada en la fase de grupos. A pesar del fracaso, Del Bosque continuó en el cargo hasta la Eurocopa de 2016. "Tanto Vicente como el presidente decidieron que había que seguir, por eso nos mantuvimos a cargo del equipo. En Brasil, se sucedieron unos malos resultados como consecuencia de un juego que no se debió realizar".

placeholder Grande y Del Bosque en el banquillo. (Rungroj Yongrit)
Grande y Del Bosque en el banquillo. (Rungroj Yongrit)

Grande, por último, analiza el presente del Madrid. "Me gustó la vuelta de Ancelotti. Es un gran entrenador que está contrastado y tiene un gran prestigio. El equipo tiene unos retos: la Liga, la Copa y la Champions. Siempre ha sido así. Además, tienen el estadio nuevo. La remodelación ha sido lógica porque ya estaba caduco y con años encima".

La jubilación ha hecho que lo paren aún menos por la calle. "Algunos me reconocen, no muchos. Los más jóvenes saben quién soy porque el padre se lo dice. Alguna vez que otra firmo autógrafos y me hago fotos".

Vicente del Bosque
El redactor recomienda