Guardiola acerca a Ferran Torres al Barcelona y Dembélé da la callada por respuesta
  1. Deportes
  2. Fútbol
el club anuncia que irá al mercado

Guardiola acerca a Ferran Torres al Barcelona y Dembélé da la callada por respuesta

El Barcelona negocia en dos frentes: el fichaje de Ferran Torres y la renovación de Dembélé. Guardiola no pone obstáculos para el fichaje del español. Pero el francés está reticente

Foto: Pep Guardiola da instrucciones a Ferran Torres. (REUTERS/Martin Ricket)
Pep Guardiola da instrucciones a Ferran Torres. (REUTERS/Martin Ricket)

Pep Guardiola, desde la distancia, está preocupado por la delicada situación que atraviesa el Barcelona. Es culé, lleva al club en el corazón y ha dejado claro que no regresará al banquillo. No habrá una segunda etapa como sí sucedió con Zidane en el Real Madrid, por poner un ejemplo. Pero si puede ayudar en algo es en no torpedear el interés que tiene el Barcelona en Ferran Torres. Esto ya es un paso importante en la estrategia de negociación y los contactos que mantienen Mateu Alemany (director de fútbol del Barça) con Ferran Soriano (CEO del Manchester City).

Se tienen que poner de acuerdo los dos clubes, pero el fichaje de Ferran Torres por el Barcelona ya se está cociendo. Es una de las mejores alegrías que le puede dar Laporta a Xavi. En el Barcelona no lo descartan. Más después de escuchar las palabras de Ferran Reverte (director general del Barcelona) en la presentación del referéndum para pedir a los socios el voto del proyecto del ‘Espai Barça’. “El Barcelona podrá fichar en invierno y en verano”, son las palabras del dirigente culé que invitan a la esperanza de nuevos refuerzos. Lo que no está tan claro es la renovación de Dembélé. Es el otro frente abierto que tiene Laporta y en el que, según avanza la temporada, no hay novedades porque el futbolista francés da la callada por respuesta.

placeholder Dembélé durante el partido entre el Villarreal y el Barcelona
Dembélé durante el partido entre el Villarreal y el Barcelona

Laporta y Xavi quieren un fichaje que ilusione a la afición, encarne el estilo de juego del Barcelona y se convierta en un referente. Han elegido a Ferran Torres y al internacional español le encaja la idea de regresar a España para jugar en el Barça. El Manchester City desembolsó 23 millones de euros fijos más unos variables que se pueden ir hasta los 12 millones en la contratación del valencianista. Hay que cuadrar la operación, llegar a un precio de compra (no bajaría de los 40 millones de euros) y buscar la fórmula de pago para cumplir con el límite salarial.

Foto: Benzema celebra el gol al Athleric. (EFE/Sergio Pérez)

Los pasos se están dando y la postura de Pep Guardiola ayuda a los intereses del Barcelona. El Manchester City no lo va a regalar, pero si Guardiola no pone objeciones es un fichaje que tiene posibilidades. “Siempre les he dicho a mis jugadores, especialmente el año pasado después de cuatro temporadas, que no os quedéis aquí si no queréis estar en el club. Hacedlo por vosotros mismos, pero al mismo tiempo por el club. No tiene sentido. La vida es demasiada corta para estar en un sitio atado en vez en vez de estar donde más te apetece. Pero al mismo tiempo no vamos a hacer regalos”, son las palabras de Guardiola.

El caso Dembélé

Las dos negociaciones abiertas y más importantes que tiene el Barcelona son las de Ferran Torres y Ousmane Dembélé. El francés tiene que elegir entre los millones de euros que le ofrecen en Inglaterra o las palabras de elogio de Xavi Hernández. “Si lo trabajamos puede ser el mejor del mundo en su posición”, dijo el nuevo entrenador del Barcelona cuando se hizo cargo del banquillo, con el propósito de convencer al extremo francés de que entraba en sus planes. Le considera un jugador clave para su propuesta futbolística. Pero la negociación para ampliar su contrato va por otro camino diferente y Joan Laporta encuentra obstáculos para conseguir el compromiso del francés. En Inglaterra hay clubes, como el Newcastle, que le ofrecen un sueldo de 15 millones de euros netos más otros 15 millones como prima de fichaje, según informa Footmercato.

El dinero tiene bloqueadas las conversaciones entre el Barcelona y el agente del francés, Moussa Sissoko, que empieza a poner de los nervios a Laporta. En el Barcelona quieren evitar que llegue el mes de enero y Dembélé pueda negociar libremente con otros clubes y sin sanción. El reglamento FIFA permite las conversaciones con otros clubes a falta de seis meses para que finalice el contrato y el de Dembélé expira en junio de 2022. La oferta del Barcelona no alcanza a las que pueda tener del fútbol inglés, pero se le pide que tenga el gesto de contestar a un club que pagó por él la segunda cantidad más cara en la historia de un fichaje azulgrana: 105 millones de euros fijos más 40 en conceptos de variables al Borussia Dortmund. Un fichaje de Bartomeu que ahora intenta Laporta que no sea una ruina si consigue irse gratis al final de esta temporada.

Foto: Alexia Putellas con el Balón de Oro 2021 en París. (EFE/Yoan Valet)

En el Barcelona se han volcado con el francés en todos estos años que ha sufrido lesiones y recaídas. También han tenido que armarse de paciencia por su falta de profesionalidad cuando llegaba tarde a los entrenamientos o no llevaba una vida normal, con horarios y alimentación, como tiene que ser la de un futbolista de alta competición. Con Ousmane Dembélé se han volcado en el club y ahora no se ven correspondidos.

El agente no contesta a la oferta del Barcelona, deja pasar el tiempo y está ofreciendo al futbolista a otros equipos. El tiempo empieza a correr en contra del Barcelona y en el club, según Mundo Deportivo, le dan un ultimátum para que conteste a la oferta. La fecha tope es el 15 de diciembre. Si no lo hace, se interpretará que el jugador no tiene la prioridad de seguir en el Barcelona y podrían tomarse otras medidas en función de su compromiso y rendimiento.

Laporta fue inflexible con Ilaix Moriba el pasado verano cuando el chico no aceptó la renovación y estaba en la misma situación que Dembélé. Acababa contrato esta temporada y el club puso una fecha límite. Cuando se cumplió y no contestó, el presidente decidió, con el consentimiento de Koeman, que no entrenara con el primer equipo y bajó al filial. Buscaron un equipo para evitar que se fuera gratis y aceptaron la oferta del Red Bull Leipzig, que pagó 16 millones de euros más otros 6 millones en variables.

Pep Guardiola
El redactor recomienda