La 'rajada' de Casillas escenifica la mentira en que se ha convertido el Balón de Oro
  1. Deportes
  2. Fútbol
TRAS EL TRIUNFO DE MESSI

La 'rajada' de Casillas escenifica la mentira en que se ha convertido el Balón de Oro

El que fuera mítico guardameta del Real Madrid habló de la pérdida de valor de los premios individuales, escenificado en la última gala del Balón de Oro entregado a Leo Messi

Foto: Messi, con el Balón de Oro 2021. (EFE/EPA/Yoan Valat)
Messi, con el Balón de Oro 2021. (EFE/EPA/Yoan Valat)

Hubo un tiempo en el que el Balón de Oro era uno de los premios más esperados del año. Hasta 1995, el galardón solo distinguía al mejor jugador de Europa, siendo el liberiano George Weah el primer jugador de fuera del viejo continente en ganarlo tras el cambio de criterio. En realidad, a partir de ese momento la repercusión de este reconocimiento creció como la espuma y pasó a ser considerado como uno de los momentos deportivos del año. Pero, ahora, todo ha cambiado... para peor.

En los últimos años, el premio ha pasado de dar valor a lo que se hacía en el terreno de juego a tener importantes connotaciones de política deportiva. La dualidad Messi-Cristiano ha tenido mucho que ver en ese juego de pesos y contrapesos, dando la sensación de que algo tiene que cambiar para que la gente vuelve a creer en el Balón de Oro, especialmente después de que el argentino haya sido agraciado con otro trofeo en uno de sus peores cursos y con candidatos que se lo merecían más.

Foto: Messi y Sergio Ramos se encaran en un Clásico. (Miguel J. Berrocal)

Lo ocurrido este lunes en la gala de premios escenifica a la perfección este hecho. Primero, la salida de tono contra Cristiano Ronaldo a la que el propio jugador tuvo que responder; a continuación, el premio 'inventado' para no dejar a Robert Lewandowski sin un merecido galardón en la gala; y, por último, las propias palabras de Messi hacia el polaco: "Fuiste el ganador del Balón de Oro del año pasado y France Football te lo debería dar. Fuiste justo ganador, tendrías que tenerlo en casa".

Pero si unas palabras han llamado la atención son las de Iker Casillas. El exguardameta del Real Madrid, nominado seis veces al Balón de Oro, nombrado por France Football mejor portero de la década pasada, seis años en el equipo ideal de la UEFA y cinco años en el XI Mundial de la FIFA/FIFPro, es uno de esos deportistas a los que pocas veces se les ve hablar mal en público. Pues el premio entregado este lunes a Messi ha provocado su reacción en redes sociales.

"Cada vez me cuesta más creer en esto de los premios del fútbol. Para mí, Messi es uno de los cinco mejores jugadores de toda la historia pero hay que empezar a saber catalogar quiénes son los más destacados al cabo de una temporada. ¡No es tan difícil, puñeta! ¡Lo hacen difícil otros!", explicaba Casillas. Su reivindicación era clara: el Balón de Oro ha perdido su valor, se ha convertido en una mentira donde se ha perdido el valor al mejor jugador del curso. Se premian otros conceptos.

El Balón de Oro cuenta con errores de concepto que se han escenificado este curso. El primero de ellos, que se entregue al mejor futbolista en año natural cuando el fútbol se juega por temporadas. Esto provoca situaciones extrañas, como que Messi haya ganado el Balón de Oro en una segunda parte de temporada para olvidar o que Vinicius, con el comienzo de curso que está firmando, no esté ni tan siquiera entre los 30 mejores del mundo -cuando en la actualidad está en el Top 3-.

El segundo problema es quién lo vota y los criterios que se siguen. Al final, son 180 periodistas especializados de todo el mundo que eligen quién es el mejor del año, en base a criterios como sus logros personales y colectivos, su calidad y su carrera. Pero también se tienen en cuenta otros factores como su imagen pública. Alguna vez se justificó la ausencia de premio para CR7 por alguna expulsión: ¿saben a quién expulsaron el pasado año en la Supercopa por una agresión? Sí, a Messi.

Los criterios cambian, se modifican y, al final, da la sensación de que los logros individuales no tienen tanto peso. Messi hizo una gran semana de fútbol para hacer a Argentina campeona de la Copa América. Lewandowski o Benzema han firmado un curso y medio impresionante, con números solo al alcance de los mejores. ¿Qué ha tenido al final más peso? Como dice Casillas, los premios del fútbol cada vez tienen menos credibilidad. Especialmente, el valor que tiene el Balón de Oro.

Cristiano Ronaldo Karim Benzema Robert Lewandowski France Football
El redactor recomienda