El City Football Group es el Disneyland del fútbol: 10 franquicias con Soriano al mando
  1. Deportes
  2. Fútbol
Interesados en el Spartak de Moscú

El City Football Group es el Disneyland del fútbol: 10 franquicias con Soriano al mando

El grupo, fundado en 2013, cuenta con la propiedad de equipos en Inglaterra, Estados Unidos, Australia, España, Uruguay, Japón, India, China, Bélgica o Francia

Foto: Ferrán Soriano, durante un partido del City. (REUTERS/ Jason Cairnduff)
Ferrán Soriano, durante un partido del City. (REUTERS/ Jason Cairnduff)

Los medios rusos se han hecho eco de un supuesto interés del City Footbal Group (CFG), el grupo empresarial dueño del Manchester City, para hacerse con una parte del Spartak de Moscú. El CFG se habría interesado en adquirir una participación del 20% del club ruso, enviando representantes para negociar con el director general del Spartak, Evgeny Melezhikov. No es la primera vez que se ha vinculado al City Football Group con una inversión en el mercado ruso, uno de los pocos en los que aún no han desembarcado.

placeholder Ferran Soriano, en el Manchester City. (EFE/Lynne Cameron)
Ferran Soriano, en el Manchester City. (EFE/Lynne Cameron)

El City Football Group Limited es una sociedad multipropiedad fundada en 2013, que administra inversiones en el mundo del fútbol. El accionariado está participado por tres organizaciones: el 78% es propiedad mayoritaria de Abu Dhabi United Group (ADUG), el 10% de la firma estadounidense Silver Lake y el 12% de las firmas chinas China Media Capital y CITIC Capital. Se especulaba mucho sobre el valor del grupo, pero la entrada en el accionariado en noviembre de 2019 de Silver Lake resolvió estas dudas. La firma de capital privado estadounidense centrada en inversiones en tecnología, que en los últimos tiempos también se ha interesado por el mundo del deporte, pagó 500 millones de por el 10% de la empresa. Lo que tasa el valor de CFG en 5000 millones de euros. Sirva como comparación que el Newcastle ha sido recientemente vendido a un consorcio saudí liderado por el fondo soberano de Arabia Saudí por 300 millones de libras (354 millones de euros).

La idea del nacimiento del grupo parte de Ferran Soriano, antiguo vicepresidente económico del Barcelona, que en 2011 ya expuso esta idea en su libro 'Goal: The Ball Doesn't Go In By Chance'. Para Soriano, actual director general del City, la evolución natural de las marcas de los clubes es la expansión global, con clubes franquicias en ligas extranjeras y la 'Disneyficación' del fútbol. La compra del Manchester City se produjo en 2008, y con ese motivo ese verano se funda el Grupo Abu Dhabi United por parte del jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan.

Un plan de expansión mundial

Soriano fue por el Manchester City a finales de 2012 para reemplazar a Garry Cook como director general del club tras su dimisión. Y el dirigente catalán rescató su plan de expansión mundial, que gustó a los propietarios del City, quienes ordenaron para este ambicioso cometido la creación del City Football Group. Y en mayo de 2013 se hizo público la incorporación del New York City FC a la liga estadounidense. Después de la entrada en el mercado estadounidense se abrió la posibilidad de ampliar el negocio en las Antípodas. El CFG anunció el 23 de enero de 2014 la adquisición del 80% del entonces Melbourne Heart por 12 millones de dólares. Finalmente, se hizo con toda la propiedad del club, al que rebautizó con un rebranding que lo convirtió en el Melbourne City Football Club.

La siguiente operación no fue una creación o una compra, fue un acuerdo para entrar en el potente mercado japonés, a través de la compra del 19,95% del accionariado del histórico Yokohama Marinos. El 20 de mayo de 2014 se anunció la inversión de CFG en el club nipón, creando una asociación tanto con el club de fútbol como con el fabricante de automóviles Nissan, dueño del mismo. Un movimiento de mucha importancia estratégica.

A Japón le siguieron Uruguay y España. En Sudamérica desembarcó a través de la compra, el 5 de abril de 2017, del Club Atlético Torque de Montevideo, que pasó a llamarse Montevideo City Torque en enero de 2020. En España la apuesta fue por el Girona. Unos meses después de aterrizar en Uruguay, lo hacía en la Segunda División española de la mano de Pere Guardiola, hermano del entrenador del Manchester City, Pep, que era dueño del 44,3% del club. El City Football Group se hizo con otro 44,3%. Después se tomaron un tiempo para ordenar sus inversiones y no volvieron a ampliar la multipropiedad hasta dos años más tarde.

placeholder El Girona fue otro de los clubes que adquirieron. (EFE/David Borrat)
El Girona fue otro de los clubes que adquirieron. (EFE/David Borrat)

Desembarcaron en China e India en 2019

El año 2019 fue importante para el grupo porque CFG desembarcó en dos de los mercados más poblados del mundo: China e India. El 20 de febrero de 2019, se anunció la compra del Sichuan Jiuniu F.C., acompañados de China Sports Capital, accionista de CFG, y de UBTECH. El jueves 28 de noviembre de 2019 hizó pública la compra del 65% Mumbai City, convirtiéndose así en el accionista mayoritario. Dos apuestas por un fútbol más residual, pero dos mercados de enorme potencial para el City Football Group y sus inversiones.

Para 2020 decidió dejar el desembarco en Europa reforzando su posicionamiento con la inversión en dos clubes menores en mercados de segundo orden como el belga y el francés. Puentes de entrada de muchos jugadores africanos y lugares perfectos para hacer el rodaje a jugadores que están bajo la propiedad del grupo. El 11 de mayo anunció que se convertía en accionista mayoritario de Lommel SK, club de la segunda belga. Y el 3 de septiembre de 2020, el City Football Group cerró la compra de las acciones de Daniel Masoni, antiguo propietario del Troyes, de la Ligue 2 francesa.

placeholder Villa, en su etapa en el New York City. (Reuters)
Villa, en su etapa en el New York City. (Reuters)

Diez operaciones que han convertido al City Football Group en el mayor imperio futbolístico del planeta por delante del generado por Red Bull, con sus equipos de primer nivel en Nueva York, Salzburgo y Leipzig, además de escuelas de desarrollo en Brasil y África. O el imperio que construyeron los Pozzo alrededor del Udinese, Watford y Granada, club que terminaron vendiendo.

¿Cómo puede darse la multipropiedad de clubes? Por la sencilla razón de que no hay una reglamentación global, siendo las diferentes federaciones las que acaban imponiendo sus requisitos y criterios. Así, mientras hay federaciones que impiden que un grupo se haga con el 30% o más de dos clubes de un país, otros ni siquiera permiten que tenga el 10%. Y la UEFA, que podría frenar esto, es más laxa y coloca el listón en el 50,1% de las acciones de dos o más clubes. Por tanto, es legal, por más que muchos no lo vean ético. Pero la visión global de Soriano ha conseguido reunir a diez clubes de los mercados financieros y demográficos más atractivos del planeta como Estados Unidos, Japón, India, China, Europa, Sudamérica y Oceanía. ¿Rusia? Evidentemente, es un trozo de tarta apetecible que le falta por coleccionar. Por más Kirill Kleimenov, dirigente del Spartak, club de los sindicalistas rusos, desmienta la negociación con el CFG, todo apunta a que Rusia será el siguiente eslabón de esta Disneyland del fútbol que Soriano ha ido construyendo en estos ocho años.

Manchester City
El redactor recomienda