Es noticia
Menú
Xavi no es el único 'ogro': las normas son igual de duras en el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
ancelotti apela al compromiso

Xavi no es el único 'ogro': las normas son igual de duras en el Real Madrid

En el Real Madrid, el código disciplinario está basado en unas normas exigentes desde la etapa de Zidane que se mantienen con Ancelotti. Xavi incide en recuperar el orden

Foto: Los jugadores del Real Madrid celebran un gol en el Bernabéu. (EFE/Juanjo Martín)
Los jugadores del Real Madrid celebran un gol en el Bernabéu. (EFE/Juanjo Martín)

Las normas de Xavi son muy similares a las que existen en el Real Madrid. El código disciplinario por el que se rige la plantilla de Carlo Ancelotti está sustentado por el reglamento que acordó Zinedine Zidane con el club hace tres años. Ancelotti heredó gran parte de la plantilla del entrenador francés y su modelo de conducta. Riguroso, exigente y sancionador.

Lo primero que hizo Carlo Ancelotti cuando regresó al banquillo del Real Madrid y empezó la pretemporada fue reunirse con cada uno de los futbolistas de manera individual. Primero, los capitanes y, después, el resto. Marcelo, tras la salida de Sergio Ramos, explicó al entrenador italiano cuáles eran los códigos del vestuario y cómo estaba siendo el funcionamiento. Ancelotti aceptó el reglamento de régimen interno del club y tenía la ventaja de conocer a varios jugadores de su primera etapa en el Madrid.

Foto: Raúl de Tomás celebra un gol al Cádiz sentado en el césped. (EFE/Alejandro García)

La novedad de Ancelotti en su regreso en esta segunda etapa fue pedir y explicar dos cosas a cada futbolista. "Yo pido compromiso y, luego, el césped es el juez". El entrenador quiso dejar claro que necesitaba implicación y sacrificio y que el criterio para jugar estaría basado en el rendimiento diario y en los partidos. No entró con mano dura, pese a que llegó a un Real Madrid en el que no se había conseguido ningún título. Ancelotti es visto como un entrenador cercano, de fácil comunicación, pero con el paso de los partidos está siendo fiel a su primer mensaje. Vinícius es el caso más claro. Empezó la temporada como suplente y ahora es indiscutible. Hazard es la cara negativa. Ha dejado de jugar y Ancelotti lo dejó bien claro en una de sus comparecencias: "El problema de Hazard es que el entrenador prefiere a otro".

Puntualidad y convivencia

En cuanto al régimen disciplinario y sancionador, se mantiene el vigente que existía con Zidane. Los jugadores tienen que ser puntuales en los entrenamientos y llegar con una antelación de 45 minutos. Un retraso de cinco minutos supone una multa de 250 euros y no asistir a un entrenamiento implica hasta 3.000 euros. Los jugadores tienen un control del peso y la dieta por parte de los nutricionistas, preparadores físicos y la prevención de lesiones. Muy estricto y vigilado por Antonio Pintus. Estar por encima del peso recomendado supone una multa de 250 euros. En cuanto a la utilización de los teléfonos móviles, está prohibido en zonas de trabajo (fisioterapia, charlas técnicas, comidas antes de los partidos…) y en lugares como el vestuario tiene que estar silenciado. Las multas pueden llegar hasta los 1.000 euros si no se cumple.

Los jugadores del Real Madrid están obligados a pedir permiso si tienen que hacer una entrevista fuera del club, asistir a un acto comercial y salir de la ciudad en uno de sus días libres. Es un reglamento disciplinario que también incluye la convivencia y la obligación de desayunar y comer juntos en la Ciudad Deportiva cuando lo requiera el entrenador. Así como la asistencia al estadio de los jugadores que no estén convocados para un partido y no poder marcharse antes del minuto 80. Las salidas de Gareth Bale del Bernabéu, cuando no era convocado por Zidane, generaron polémica por no quedarse hasta el final de los partidos. Pero el galés nunca abandonó el estadio antes de tiempo marcado por el reglamento. Otra cosa es la imagen que daba el jugador y que no gustó en el club. Transmitía poco compromiso e interés.

Las normas para los futbolistas adquieren importancia con la llegada de Xavi al banquillo del Barcelona. El nuevo entrenador culé impone un nuevo código de conducta y disciplina para elevar la exigencia competitiva y la profesionalidad de todos los jugadores. Un reglamento que se había relajado desde la salida de Luis Enrique en 2015 y en el que se habían dejado de pagar el importe de multas por retrasos en los entrenamientos u otro tipo en los que el club y el cuerpo técnico habían perdido el control.

placeholder Xavi, en su presentación como entrenador. (EFE/Alejandro García)
Xavi, en su presentación como entrenador. (EFE/Alejandro García)

Fomentar el grupo

"Si hay normas, las cosas irán bien", fue la sentencia de Xavi en su presentación como entrenador del Barcelona. El endurecimiento del código de conducta profesional obliga a los futbolistas, veteranos y jóvenes, a asumir las consecuencias si hay un incumplimiento. Xavi es el primero que quiere dar ejemplo y llega, al igual que el resto de miembros de su 'staff', dos horas antes del inicio de los entrenamientos. Los jugadores tendrán que hacerlo con una hora y media de antelación. Ancelotti y sus colaboradores también son los primeros en aparecer por la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Vuelve la puntualidad, el pago de las multas y la obligación de que haya una convivencia. "No se trata de llegar al entreno y marcharse según acaba", comentan fuentes del Real Madrid. En el Barça quieren recuperar el grupo. Con Xavi, tienen que desayunar y comer todos juntos. Esto implica, además, un mayor control de la dieta, disponer de más tiempo para charlas colectivas e individualizadas y la preparación física. Pero también incluye un control de la vida de los jugadores fuera del horario de trabajo. Lo último que se acaba de conocer es que a Piqué le han prohibido asistir al programa de 'El Hormiguero' que, según la Cadena Cope, tenía previsto para la semana que viene. Xavi recupera algo que existía en su época de jugador cuando tenía de entrenadores a Pep Guardiola y Luis Enrique.

Las normas de Xavi son muy similares a las que existen en el Real Madrid. El código disciplinario por el que se rige la plantilla de Carlo Ancelotti está sustentado por el reglamento que acordó Zinedine Zidane con el club hace tres años. Ancelotti heredó gran parte de la plantilla del entrenador francés y su modelo de conducta. Riguroso, exigente y sancionador.

Sergio Ramos Vinicius Junior
El redactor recomienda