Es noticia
Menú
El declive de James, expulsado en El Clásico qatarí: "Depende de técnicos paternalistas"
  1. Deportes
  2. Fútbol
El ocaso de una estrella

El declive de James, expulsado en El Clásico qatarí: "Depende de técnicos paternalistas"

El colombiano se ha ido a una liga menor a pesar de tener tan solo 30 años. Salvo una gran temporada en el Bayern, lleva mucho tiempo lejos del máximo nivel

Foto: James se duele tras recibir una entrada en Qatar. (Reuters)
James se duele tras recibir una entrada en Qatar. (Reuters)

James Rodríguez fue expulsado en el clásico de Qatar, disputado entre Al Arabi y Al Ryan (2-1). El colombiano recibió una dura falta y aquello derivó en una aireada protesta al colegiado, que le mostró las dos amarillas seguidas y lo expulsó. Fue la tercera expulsión de su carrera. Las otras dos fueron en Banfield y en el Oporto. Ese es el declive que ha sufrido el exjugador del Madrid, que ha pasado ser Bota de Oro en un Mundial a jugar en Catar con solo 30 años.

Gonzalo De Feliche, periodista colombiano afincado en Argentina, explica por qué James ha elegido Catar: "Circunstancias del fútbol lo han llevado a escoger Catar. Es un fantástico jugador, pero quizá ha dependido de entrenadores paternalistas para alcanzar niveles máximos. Le pasó con Pékerman y con Ancelotti. Imagino que James hubiera deseado permanecer en Europa, pero, sin conocer detalles y sabiendo su alto salario, el margen de maniobra era muy reducido en los últimos días de mercado".

placeholder James, en su etapa en el Oporto. (EFE)
James, en su etapa en el Oporto. (EFE)

La versión del colombiano que dejó alucinados a los espectadores ya queda muy atrás. Más allá de su buen primer año en el Madrid, de algún que otro chispazo en la casa blanca y de un gran año en el Bayern, James no ha vuelto a ser el mismo. Paulo Sérgio, exjugador del Bayern y campeón del mundo en 1994 con Brasil, así lo confirmó: "Pienso que su cabeza no funciona porque no tiene la concentración para lo hacer lo que tiene que hacer, porque potencial tiene. Podría estar jugando en la selección con 30 años a un alto nivel, pero yo sentí que no tenía más ganas. Hacía un partido bueno, uno malo y otro más o menos. Él es un jugador que tiene que estar con la cabeza puesta. Si no está así, no va a jugar a un alto nivel".

El colombiano llegó a Europa al Oporto, en 2010. Tenía 21 años y ya había hecho su particular mili: dos años en la liga argentina, en Banfield. Pinto da Costa fue rápido y, como acostumbra en el conjunto portugués, fichó a un jugador joven con proyección. En su primera temporada, el equipo logró el triplete: Liga, Copa y la Europa League, en la que eliminaron al Villarreal en semifinales. En Portugal aún no han olvidado a ese equipo cuya plantilla tenía integrantes como Falcao, Guarín, Hulk, Otamendi, Moutinho…

Seducido por el Mónaco

Aquel equipo sólo duró un año: Villas Boas se marchó al Chelsea, Falcao al Atleti, Guarín al Inter, Hulk al Zenit… James encabezó el nuevo proyecto junto a Jackson Martínez, exjugador del Atlético de Madrid y que sólo duró seis meses en la capital. Llegaron hasta octavos de Champions, donde fueron apeados por el Málaga de Isco y Pellegrini.

Su aventura en Portugal llegó a su fin en 2013, cuando el ruso Dmitri Ryobolóvlev adquirió el Mónaco. Falcao fue uno de los fichajes y convenció a su compatriota para fichar por ese equipo. La lesión del Tigre dejó a Colombia huérfana de un referente para el Mundial y ahí aprovechó James para consolidarse como estrella.

Fue la sensación del campeonato. Su actuación fue tan maravillosa como sus dos goles a Uruguay en los octavos (2-0). Con Brasil ya no pudo, aunque aquel día también marcó. El arbitraje de Velasco Carballo frente a los locales fue lamentable, pero la FIFA los felicitó. A pesar de la derrota, el mensaje ya lo había dejado claro James cuando le preguntaron: "Jugaría en el Madrid con los ojos cerrado. Es el sueño de mi vida".

Florentino lo tuvo claro

Florentino lo tuvo claro: no le pagaría a Di María, que fue uno de los mejores del equipo el año de La Décima, lo que pedía, pero traería a James. El colombiano encandiló a Ancelotti desde el primer momento y fue la única nota positiva del Madrid en aquel año en blanco. "James reúne todas las condiciones para lucir en equipos de Ancelotti. Un entrenador que potencia el carril interior con jugadores de pie fino, creatividad, panorama y remate potente. El plus que da James en la pelota parada también es un detalle que el italiano exprimió", resume Gonzalo.

placeholder James, en un partido con su selección. (EFE)
James, en un partido con su selección. (EFE)

Rafa Benítez reemplazó a Ancelotti y James empezó la temporada como un tiro: dos golazos ante el Betis presagiaron que era uno de los hombres que capitanearía el regreso del Madrid. No obstante, aquello se quedó en un presagio. No convenció al nuevo técnico y el banquillo fue su nuevo lugar. Cuando llegó Zidane, todo siguió igual porque el francés apostó por Isco y luego por Casemiro. "En el Madrid no es fácil sostener un rendimiento. Su primera temporada fue fascinante, pero luego no se sintió cómodo. No hubo puntos de negociación entre las exigencias de los entrenadores y lo que James podía ofrecer. En el Madrid el tiempo es un arma de doble filo: las urgencias te exigen; las ausencias te borran".

El cabrero de James era ostensible hasta que lo hizo público en un partido con Colombia. Al finalizar la temporada 2015/16, fue convocado por su selección para jugar la Copa América. A pesar de unas molestias que arrastraba, jugó como titular y fue rotundo: “Yo aquí juego hasta cojo”.

Estandarte de la Unidad B

James integró la llamada ‘Unidad B’ del Madrid en la temporada 2016/17. En aquel grupo también estaban Danilo, Isco, Morata, Lucas Vázquez, Kovacic, Asensio… Fue campeón de Champions de nuevo, pero su futuro estaba fuera de Madrid. El entrenador que mejor lo ha entendido, Ancelotti, pidió su fichaje por el Bayern y se marchó a Múnich. Aunque nunca se adaptó por el clima, dejó en Alemania detalles de su clase.

Jupp Heynches también apostó por él. Su gran rendimiento estuvo a punto de costarle caro al Madrid, que vio como fue el mejor de los bávaros en la semifinal que enfrentó a bávaros y españoles en la temporada 2017/18. Aquel fue uno de los mejores partidos de Keylor con la camiseta blanca. Luego regresó al Concha Espina, pero Zidane no contó con él.

placeholder James tuvo una fugaz etapa en el Everton. (Reuters)
James tuvo una fugaz etapa en el Everton. (Reuters)

El año pasado se marchó al Everton, donde coincidió de nuevo con Ancelotti hasta que el italiano fue destituido. A los ‘toffees’ llegó Benítez y se reeditó la situación de 2015. Su estancia en Inglaterra no fue fructífera y estas fueron las declaraciones del técnico español sobre él: “Cuando tienes un jugador en la situación que lo tenemos, que puede estar disponible para el 50% de los partidos, no es algo que podamos manejar fácilmente”. La historia acabó con Benítez en Liverpool y James en Catar.

Ahora la estrella colombiana ni siquiera viste la camiseta de su selección por desavenencias con el seleccionador, Reinaldo Rueda. "Volverá a la selección a pesar de algunos chispazos con el seleccionador. Personalmente percibo que su compromiso con Colombia es innegociable. Hubo fallos de comunicación de ambas partes, pero hay cercanía para achicar las diferencias", sostiene Gonzalo.

Un histórico de Colombia, el ‘Pibe’ Valderrama, habló claro sobre la situación de James: “Él solito se sacó y él solito puede regresar. ¿Por qué se transformó James? Si él ni hablaba. Él antes jugaba fútbol y cambió el rol. Ese rol es cuando uno se va del fútbol”. El ocaso de James recuerda al de otras estrellas del balompié.

James Rodríguez fue expulsado en el clásico de Qatar, disputado entre Al Arabi y Al Ryan (2-1). El colombiano recibió una dura falta y aquello derivó en una aireada protesta al colegiado, que le mostró las dos amarillas seguidas y lo expulsó. Fue la tercera expulsión de su carrera. Las otras dos fueron en Banfield y en el Oporto. Ese es el declive que ha sufrido el exjugador del Madrid, que ha pasado ser Bota de Oro en un Mundial a jugar en Catar con solo 30 años.

Real Betis
El redactor recomienda