Es noticia
Menú
Sigue el desbarajuste: Xavi no llegará a tiempo para el partido del Dinamo
  1. Deportes
  2. Fútbol
Caos en el club 'blaugrana'

Sigue el desbarajuste: Xavi no llegará a tiempo para el partido del Dinamo

Sergi Barjuan, técnico interino hasta la llegada del deseado, asumirá el banquillo en el trascendental partido de Champions, donde el Barça se juega seguir en la competición

Foto: Xavi Hernández, en una imagen de archivo. (EFE)
Xavi Hernández, en una imagen de archivo. (EFE)

El FC Barcelona sigue sumido en el desbarajuste que ha creado Joan Laporta. No se había cumplido ni un mes desde que ratificó a Koeman como entrenador y le ha terminado despidiendo en el vuelo de vuelta tras perder en Vallecas sin tener un recambio. Xavi Hernández es el elegido, el mismo Xavi al que también hace menos de un mes Laporta no veía preparado para el cargo, pero no llegará a tiempo para el partido del próximo martes ante el Dinamo de Kiev, que es trascendental para el Barça. Una derrota supondría decir adiós prácticamente a los cuartos de la Champions, pero en el banquillo se sentará Sergi Barjuan, que tampoco era la primera opción como interino, sino el hasta ahora coordinador del fútbol base Albert Capellas, que era el favorito de Jordi Cruyff. En definitiva, la confusión es máxima y hasta que no aterrice Xavi se tendrán que apañar con Barjuan.

Foto: Sergi Barjuan sonriente en el banquillo. (Efe)

El hasta ahora técnico del filial dirigió este jueves su primer entrenamiento después de una reunión con Laporta y los jugadores en el vestuario de la Ciudad Deportiva. Será él quien dirija también el equipo al menos en los dos próximos partidos, frente al Alavés y el Dinamo. En LaLiga, el Barça ocupa un discreto noveno puesto, pero la sensación es que todavía queda mucho campeonato por delante y ni el Madrid ni el Atlético han logrado despegarse en la tabla. Aun así, un mal resultado este sábado podría pasarle factura a Laporta ahora que se ha quedado sin el escudo de Koeman. Hacia el técnico iban dirigidas todas las críticas, se había convertido en un parapeto excelente para que nadie mirara más allá y pidiera explicaciones. Sin él, el presidente está al descubierto en un momento delicado, justo antes de jugarse su futuro en la Champions y sin poder haber fichado a Xavi a tiempo.

Debut ante el Celta

Xavi ya ha negociado su salida con el Al Sadd, pero el club catarí tiene el día 3 un partido importante ante el Al Duhail, su gran rival en la liga, por lo que los dirigentes le han pedido que se quede hasta entonces y él cumplirá. Su llegada, por lo tanto, será a partir del día 4, así que el debut será el sábado 6 de noviembre ante el Celta en Vigo.

placeholder Laporta, en una imagen de la asamblea. (EFE)
Laporta, en una imagen de la asamblea. (EFE)

Xavi quiere que le acompañe su cuerpo técnico en el Al Sadd, Óscar Hernández y Sergio Alegre, así como el preparador físico Iván Torres, además de varios integrantes de su equipo de analistas, y Laporta no pondrá pegas. Este viernes, el presidente tiene previsto dar una rueda de prensa en la que seguro que se le preguntará cómo ha cambiado tan radicalmente de opinión respecto a Xavi en tan poco tiempo.

Justo antes de viajar a Madrid para enfrentarse al Atlético, Laporta afirmó en un encuentro con periodistas que el exjugador azulgrana no estaba listo para entrenar el primer equipo. Las dudas respecto a Xavi han sido constantes hasta el último momento y ese no es precisamente un buen augurio, porque se asemeja demasiado a lo que ha pasado con Koeman: dos jugadores míticos para la afición que no tienen la confianza total del presidente. Y el puesto del entrenador es una decisión clave para cualquier dirigente, y más para un Laporta que vendió ilusión durante la campaña, fue elegido mayoritariamente y ha hecho de la improvisación su 'modus operandi'. La afición, en fin, comienza a preguntarse si hay algún plan detrás de su gran oratoria y su dominio de la escena. Si la resurrección que tanto ha proclamado va a llegar en un futuro próximo o es solo humo.

Foto: Laporta y Koeman, en la celebración de la Copa del Rey. (@RonaldKoeman)

Xavi no tendrá una papeleta fácil. Se enfrenta a un reto complicadísimo con un equipo en construcción donde los jóvenes todavía no han explotado, pero son la gran esperanza, con varios jugadores (como Ter Stegen o Frenkie De Jong) muy lejos de su mejor forma y con los veteranos quemados haciendo lo que pueden. Pero Xavi será, a partir de la semana que viene, el encargado de devolver la ilusión a un barcelonismo en horas bajas y con un Laporta que cambia de opinión y de mensaje tan bruscamente que da la sensación de no tener un plan.

El FC Barcelona sigue sumido en el desbarajuste que ha creado Joan Laporta. No se había cumplido ni un mes desde que ratificó a Koeman como entrenador y le ha terminado despidiendo en el vuelo de vuelta tras perder en Vallecas sin tener un recambio. Xavi Hernández es el elegido, el mismo Xavi al que también hace menos de un mes Laporta no veía preparado para el cargo, pero no llegará a tiempo para el partido del próximo martes ante el Dinamo de Kiev, que es trascendental para el Barça. Una derrota supondría decir adiós prácticamente a los cuartos de la Champions, pero en el banquillo se sentará Sergi Barjuan, que tampoco era la primera opción como interino, sino el hasta ahora coordinador del fútbol base Albert Capellas, que era el favorito de Jordi Cruyff. En definitiva, la confusión es máxima y hasta que no aterrice Xavi se tendrán que apañar con Barjuan.

El redactor recomienda