Las estadísticas de los futbolistas generan millones y ellos también quieren sacar tajada
  1. Deportes
  2. Fútbol
Se podría extender a otros deportes

Las estadísticas de los futbolistas generan millones y ellos también quieren sacar tajada

El proyecto Red Card engloba a 850 jugadores británicos que pretenden cobrar por el uso de las métricas que utilizan los portales de datos y casas de apuestas sin su consentimiento

Foto: Cristiano Ronaldo, durante un partido de la Premier League. (Reuters)
Cristiano Ronaldo, durante un partido de la Premier League. (Reuters)

El fútbol podría estar encaminándose a una batalla judicial que enfrentará a los jugadores con las casas de apuestas, los videojuegos, diferentes aplicaciones y los portales de estadísticas que usan sus datos sin su consentimiento. Unos 850 futbolistas de la Premier League, la Championship y otras categorías más humildes del fútbol inglés se han unido bajo el manto del proyecto Red Card para pelear sobre cómo se han venido utilizando las métricas de rendimiento en los últimos años y quieren una compensación económica acorde. "Se ha creado contenido con sus estadísticas de manera incorrecta y sin su aprobación. Además, el hecho de que los jugadores no hayan recibido ningún pago por el uso sin licencia de sus datos en estos últimos seis años contraviene las reglas del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). Es momento de equilibrar la balanza", expone el abogado detrás de la acción, Chris Farnell, en la llamada telefónica con El Confidencial.

Foto: Leo Messi regatea a Uros Racic en el Barça-Valencia de este curso. (Reuters)

¿De qué datos hablamos? Distancia recorrida, pases completados, faltas cometidas, centros fallados, cabezazos realizados, disparos registrados entre los tres palos... tantos como el lector se pueda imaginar. Especialmente cuando hablamos de páginas bajo suscripción de pago. Cualquier información referente al rendimiento físico, la localización o incluso el peso y la altura según el artículo 4 del GDPR. "Los futbolistas se han quedado sin ingresar una gran cantidad de dinero que les pertenece mientras las casas de apuestas, compañías de videojuegos y portales de datos los comercializaban sin licencia y sin que ellos vean aumentado su salario. Por eso nace esta acción legal", apunta Farnell.

En caso de que la iniciativa saliese hacia adelante, algo de lo que el representante de legal de Red Card está convencido, el terremoto en la industria del fútbol podría extenderse a otros deportes, ya que se aplican las mismas leyes en toda Europa. "El fútbol representa la punta de lanza de la iniciativa, pero ya ha habido conversaciones con otros profesionales de otras disciplinas para hacer un frente común en lo que se refiere a la comercialización de los datos. Creo sinceramente que la acción va a progresar y que va a cambiar la manera de entender el uso de los datos hasta ahora", explica Farnell.

placeholder Cristiano Ronaldo, en su vuelta al Manchester United. (EFE)
Cristiano Ronaldo, en su vuelta al Manchester United. (EFE)

El exentrenador del Cardiff City y Leyton Orient, entre otros, Russell Slade declaró en la BBC que, aunque los beneficios de los jugadores más famosos de la Premier League no crecerían demasiado, sí que lo haría la pirámide más humilde en las distintas capas del fútbol masculino y femenino: "Hay hasta 7.000 piezas de información de jugadores que ni han pisado la Premier League, en el caso de categorías más potentes, es más alta".

Por su parte, el exinternacional galés, Dave Edwards, también detalló en ese mismo medio que "es una oportunidad para que los jugadores tomen el control sobre cómo su información está siendo manejada. Los futbolistas tenemos que poder opinar sobre ello y saber cómo se está mercadeando con los mismos porque nos implica". El proyecto ya le ha enviado los burofaxes pertinentes a 17 grandes empresas alegando "uso incorrecto de los datos" antes de tramitar la demanda.

En este sentido, el socio del despacho de abogados especialista en seguridad de la información, Ecix Group, Carlos Sáiz, matiza que "hay que diferenciar dos cosas: cómo se genera la información que tiene el club: datos médicos, monitorización, lesiones, salarios... y luego la información a la que acceden estos portales de recopilación de estadísticas. La clave es que son modelos de negocio muy nuevos todavía".

Foto: Luis Suárez reclama una falta durante el Atlético de Madrid-Villarreal. (Reuters)

Aun así, Sáiz remarca que "el jugador no tiene ninguna relación jurídica con esos portales o casas de apuestas y eso es vital, no tiene un marco legal", ya que "un portal de datos agrega información para venderla y es un nuevo modelo de negocio. La normativa de protección de datos está hecha para proteger tu intimidad, no para venderla". Por último, el miembro de Ecix Group resalta la importancia de "necesitar el consentimiento del jugador" en caso de captar información.

El abogado especializado en derecho deportivo Juan de Dios Crespo, asesor de Real Madrid y Valencia en los últimos años entre otros, aporta su punto de vista sobre un asunto que pronto podría salpicar a LaLiga así como al resto del fútbol español y europeo. "Los futbolistas tienen derecho a saber de dónde han sacado sus métricas, pero no creo que puedan cobrar algo por eso. Sus estadísticas no pertenecen solo a ellos, sino a las ligas y a los equipos. Esos datos son propiedad del club, si fueran datos de fuera de su actividad profesional, sí que podrían hacerlo".

placeholder Los jugadores del Liverpool protestan al árbitro. (Reuters)
Los jugadores del Liverpool protestan al árbitro. (Reuters)

El letrado saca a colación varios ejemplos para entender su exposición. "Cuando Ronaldo Nazario marcó aquel golazo al Compostela quiso tener los derechos de imagen sobre ello, pero eso era propiedad del club y ya estaban vendidos a determinadas empresas televisivas. Esto es lo mismo. Ellos no cobran por participar en las quinielas o las apuestas deportivas como tampoco por la publicidad en las camisetas. Lo que hacen dentro del campo se incluye en el propio contrato". Del mismo modo, el abogado recuerda que "en 2004-2005 hicimos una demanda por utilizar los nombres de los jugadores sin el consentimiento, eso sí que tenía validez".

Sin embargo, Crespo sí que puntualiza que la guerra por los datos podría implicar a las ligas y a los clubes: "La lucha sobre quién es el dueño de esos datos sí que existirá. Las estadísticas atañen a los equipos y las competiciones. Si los portales de datos y las casas de apuestas o los propios videojuegos y aplicaciones utilizan las estadísticas sin haber pagado sí que habrá un potencial conflicto, porque no deberían poder usarse de manera libre". El fútbol inglés ejercerá de conejillo de indias antes de que explote un conflicto que tiene en sus manos modificar por completo el empleo de unas estadísticas que generan millones de euros y que, hasta el momento, muchos manejaban de manera totalmente gratuita.

Premier League
El redactor recomienda