La propuesta del "antipático" Roures para el Barça... la quieren implantar en Bilbao
  1. Deportes
  2. Fútbol
LOS SOCIOS, AL RESCATE DE SUS CLUBES

La propuesta del "antipático" Roures para el Barça... la quieren implantar en Bilbao

Según el empresario catalán, los propietarios de los clubes deberían aportar dinero para resolver el problema económico, precisamente lo que el Athletic Club va a proponer a sus socios

Foto: Jaume Roures, presidente de Mediapro, durante una entrevista. (REUTERS)
Jaume Roures, presidente de Mediapro, durante una entrevista. (REUTERS)

Según el economista estadounidense Philip Kotler, “hoy en día hay que correr más rápido para mantenerse en el mismo lugar”, aunque esto aplicado a un deporte-negocio como el fútbol quizás no es del todo correcto, pues al igual que sucede en el terreno de juego, lo que hace falta no es correr mucho, sino saber hacia dónde se corre. "Como soy antipático, voy a decir algo impopular: los socios deberían aportar dinero, con una derrama o de alguna manera, para resolver el problema económico". Curiosamente, esta propuesta que Jaume Roures hizo para el FC Barcelona es parecida a la que la Junta directiva del Athletic de Bilbao planteará a sus socios en la Asamblea Ordinaria de Compromisarios del próximo 23 de octubre, en la que presentará un balance económico con 24,6 millones de euros de pérdidas.

Así, en el presupuesto de 135.394.786 euros para la temporada 2021-22, se estima un ingreso en concepto de socios de 24,6 millones, incluyendo la aportación lineal de 120 euros por cada uno de estos que los gestores del club solicitarán, a cambio, eso sí, de que no haya ningún partido de los llamados de ayuda al club. Es decir, que la afición del Athletic será, como propone Roures para la del Barça, la que cuadre unas cuentas en las que aún así, el club prevé unas pérdidas de 5,3 millones. Normal que peñistas rojiblancos ya se hayan pronunciado en contra de esta medida, pues la pandemia también les ha afectado a ellos.

Foto: Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)

"En una empresa cualquiera, si se pierde dinero son los propietarios los que lo ponen", aseguró en la misma línea el presidente de Mediapro y el avalista que permitió a Joan Laporta ser proclamado presidente del club catalán. "Si en el Barça los socios son los propietarios, deberían ayudar a resolver los problemas. Poner 1.000 o 2.000 euros cada socio, a cambio de algún tipo de compensación en el futuro", añadió Roures en 'RAC 1', para acabar asegurando que "ha habido mucha demagogia en este tema: se dice que no se subirán las cuotas por razones electorales, cuando la realidad es que ver un partido en el Camp Nou le cuesta 30 euros a un abonado".

Tal y como destacaron todos los medios bilbaínos, lo que más aprieta a las arcas del club que preside Aitor Elizegi es el coste deportivo, sobre todo cuando en los tres últimos años las contabilidades del club retratan un gasto in crescendo del que tendrá que dar explicaciones la actual Junta Directiva, quien lo justifica en el incremento de la presión fiscal que genera la mueva normativa impositiva en Bizkaia. Un gasto de 30 millones de euros, de manera que, pese al descenso real de un 6% en gastos de personal y técnicos, hay que hacer frente a un pago global con un incremento del 8%.

placeholder El presidente del Athletic de Bilbao, Aitor Elizegi (C). (EFE)
El presidente del Athletic de Bilbao, Aitor Elizegi (C). (EFE)

Este concepto absorbe el 70% del total y lo cierto es que el desembolso en el primer equipo ha sufrido un incremento de 15 millones de euros, ya que ha pasado de los 67,3 millones a 30 de junio de 2018, el último ejercicio de la Junta de Josu Urrutia porque el siguiente fue compartido con la actual, frente a los 82,3 que detalla la memoria que ya tienen en sus manos los socios. Desde Ibaigane reconocen que están siendo penalizados "por una situación de tres años seguidos con la miel en los labios" al no entrar en Europa. "De estar dentro a estar fuera hay una importancia clara en el aspecto económico", aseguran.

Tras ingresar con Urrutia 221 millones en cuatro traspasos, el Athletic ha doblado en una década el gasto en su plantilla y ha pasado de los 43,1 millones de 2011 a los más de 90 en 2021

Elizegi se ha gastado 14,5 millones en los fichajes de Ibai, Kenan Kodro y Alex Berenguer, este el cuarto más caro de la historia del club vasco, detrás de los Iñigo Martínez (32), Yuri Berchiche (24) y Roberto Ríos (12), pero apenas ha ingresado por ventas. Algo que sí hizo su antecesor con los traspasos, previo pago de su correspondiente cláusula de rescisión, de Javi Martínez al Bayern (40 millones), Ander Herrera al Manchester United (36), el ahora internacional español Aymeric Laporte al Manchester City (65) y Kepa Arrizabalaga al Chelsea (80). En total, nada menos que 221 millones de euros, un dato que contrasta con otro ofrecido esta semana por 'El Correo': el Athletic ha doblado en una década el gasto en su plantilla, a la que destina 8 de cada 10 euros. Así, de los 43,1 millones dedicados en 2011 se ha pasado a los más de 90 en 2021.

Foto: Leo Messi llora en su despedida del FC Barcelona. (REUTERS)

La inflación que sufre el club bilbaíno se debe al hecho de tener que pagar grandes cantidades, ya sea para retener a algunos jugadores que de lo contrario no habrían renovado, caso de Iñaki Williams, o bien para convencer a otros para quienes el aspecto económico debía compensar el deportivo, caso del mencionado Iñigo Martínez. Solo así se entiende, por ejemplo, que su masa salarial probablemente vuelva a superar esta temporada a la de la plantilla de la Real Sociedad, aunque el club donostiarra le supere en 16 millones en el último límite salarial de LaLiga.

"Puedo ser un iluso, pero por un momento tuve la ilusión de que Messi dijera que jugaría gratis, aunque sé que no se le puede pedir a nadie", dijo este viernes Joan Laporta. "Me consta de manera fehaciente que el tema Messi estaba hecho y resuelto positivamente por parte del club y por parte de LaLiga", aseguró en su momento Roures. Precisamente, en el Athletic de Bilbao sí hubo un futbolista que jugó su última temporada sin cobrar. Bueno, obligado por la normativa, sí lo hizo, aunque su salario fue el mínimo de 105.000 euros y lo donó a la fundación del club. Hablamos de Joseba Etxeberria, fichado por los 500 millones de las antiguas pesetas que valía su cláusula de rescisión y tras debutar con la Real con apenas 17 años. Claro que ni el Barça es el Athletic, ni, sobre todo, Messi es Etxeberria.

Jaume Roures Joan Laporta