Italia-Argentina, reclamo de la unión entre UEFA y Conmebol y advertencia para la FIFA
  1. Deportes
  2. Fútbol
Tras su desencuentro por el Mundial bienal

Italia-Argentina, reclamo de la unión entre UEFA y Conmebol y advertencia para la FIFA

Ambas confederaciones se unen para crear un partido entre el campeón de la Eurocopa y la Copa América para las próximas tres ediciones, al margen de la FIFA

Foto: Italia, la campeona de la pasada edición de la Eurocopa. (Reuters)
Italia, la campeona de la pasada edición de la Eurocopa. (Reuters)

El fútbol mundial camina hacia su nueva realidad, aunque sea imposible predecir qué variante acabará por imponerse. La UEFA está en el centro de todas las tormentas, en especial con la situación de la Superliga, enquistada judicialmente. El nerviosismo de los organismos internacionales es evidente. El pastel del negocio del fútbol va a cambiar y todos buscan la mejor posición de salida posible. La FIFA disparó primero con la propuesta de un Mundial cada dos años, una idea abanderada por Arsene Wenger que no caló demasiado entre los aficionados. Lo hizo sin consultar a las confederaciones y con el posterior enfado. Las dos más poderosas, UEFA y Conmebol, se han unido para responder con un contundente mensaje: un partido entre el ganador de la Eurocopa, Italia, y de la Copa América, Argentina, organizado en exclusiva por ambas entidades.

Foto:  El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin y el de la FIFA, Gianni Infantino. (EFE)

Ambas confederaciones anunciaron durante la tarde del martes “la ampliación de su actual cooperación”, que tendría como culminación un partido entre los dos ganadores continentales de la pasada temporada. La celebración del encuentro será en el próximo junio del 2022, aún sin fecha exacta, y con la localización de la sede por determinar. “La organización de este partido se enmarca en el incremento de la cooperación entre la UEFA y la Conmebol, que incluye especialmente el fútbol femenino, el fútbol sala y las categorías inferiores, el intercambio de árbitros, así como los programas de formación técnica”, destacan.

placeholder Ceferin, en una imagen de archivo. (Reuters)
Ceferin, en una imagen de archivo. (Reuters)

Este enfrentamiento no será flor de un día. El acuerdo alcanzado por entre las dos entidades establece “tres ediciones de este partido entre los respectivos campeones continentales”. Además, la unión de UEFA y Conmebol implica la apertura de una oficina propia con sede en Londres como mando de operaciones de los siguientes proyectos comunes en "su firme voluntad de seguir colaborando en otros asuntos de interés mutuo en el futuro”.

Al margen de la FIFA y con la sombra de Maradona

Aleksander Ceferin redobla así su apuesta contra la FIFA. En la máxima entidad del fútbol europeo no sentó nada bien la manera de actuar de Gianni Infantino con el Mundial bienal. “Se necesita una consulta adecuada, en lugar de anuncios en los medios de comunicación, sobre el impacto y las consecuencias de una posible medida tan radical”, expresaron, “la UEFA está decepcionada con la metodología adoptada”. La falta de comunicación fue también motivo de enfado por parte de la Conmebol, sumándose a las críticas de su homólogo europeo: “Un Mundial cada dos años podría desnaturalizar la más importante competición de fútbol en el planeta, rebajando su calidad y minando su carácter exclusivo y sus actuales estándares de exigencia”. No es casualidad la llegada de este partido entre campeones de la Eurocopa y la Copa América, sin contar con la FIFA en la organización, tras la desaparición de la Copa Confederaciones.

La FIFA ya había deslizado la idea de la disputa de un partido entre Italia y Argentina. Según ‘TNTSports’, esta se iba a celebrar entre el próximo diciembre y enero bajo el nombre de Copa Maradona, sirviendo como homenaje al fallecido Diego Armando Maradona. El argentino vivió los mejores años de su carrera a nivel de clubes en el Nápoles, por lo que el encuentro entre los dos países más importantes de su trayectoria era perfecto para su conmemoración. La ciudad argentina, fiel devota a su icono, iba a ser la sede. Algo que no se descarta en el proyecto organizado por UEFA y Conmebol. La diferencia principal radica en que las dos confederaciones apuestan por ello a largo plazo (al menos durante los próximos seis años), aprovechando el hueco dejado por la Copa Confederaciones, extinto tras la creación del nuevo Mundial de Clubes.

Foto: Gianni Infantino y Florentino Pérez, en la final del Mundial de Clubes 2018. (REUTERS)

Ceferin e Infantino mantienen una tensa tregua como teóricos aliados, algo que se vio empañado por la Superliga. ‘The New York Times’ desveló que varios colaboradores estrechos del mandatario de la FIFA se habían reunido en secreto durante meses con los clubes secesionistas para respaldar el nuevo formato de competición. Públicamente, la entidad manifestó el rechazo al proyecto, aunque abogó por el diálogo entre los clubes y el resto de actores del panorama. La nueva unión entre UEFA y Conmebol (dejando de lado a la FIFA) es toda una declaración de intenciones.

UEFA Argentina
El redactor recomienda