El Real Madrid vuelve al Bernabéu con poco público, pero igual de controlado
  1. Deportes
  2. Fútbol
TAN SOLO 22.500 AFICIONADOS DE 81.044

El Real Madrid vuelve al Bernabéu con poco público, pero igual de controlado

Socios que han pagado 50 euros por una entrada para el partido ante el Celta, saben que Carlos Clara, responsable de la grada de animación, ha vendido a los suyos otras por 15

placeholder Foto: Interior del Estadio Santiago Bernabéu. (EFE)
Interior del Estadio Santiago Bernabéu. (EFE)

Exactamente, 560 son los días que han pasado desde que el Real Madrid disputó su último partido con público en el Estadio Santiago Bernabéu. Fue el 1 de marzo de 2020, en un Clásico que los blancos ganaron por 2-0. Llegó la pandemia y, en vista de que la vuelta de LaLiga iba a jugarse a puerta cerrada, el club que preside Florentino Pérez decidió mudarse a Valdebebas, donde esa temporada arrebató el título liguero al lánguido FC Barcelona de Quique Setién. Sin embargo, la siguiente se quedó en blanco. A ello se sumó el fiasco de la Superliga, los famosos audios, la zancadilla al acuerdo de LaLiga con CVC y el anunciado y luego enmudecido no fichaje de Mbappé.

El regreso de equipo y afición al Bernabéu ante el Celta estaba previsto para este sábado, pero se retrasó al domingo para mitigar la ampliación de fechas FIFA que han afectado a las selecciones de la Conmebol. El Madrid se estrena el miércoles en Champions contra el Inter en Milán, aunque perder un día de descanso le ha venido bien para ganar uno en acondicionar el campo. Eso sí, si a principios de agosto se hablaba de que el Madrid podría acoger en sus gradas a 32.522 abonados, es decir, casi la mitad de los alrededor de 70.000 que tiene en total y el 40% de su aforo (81.044 espectadores), finalmente solo serán 22.500 los afortunados, y no todos abonados.

Foto: Manuel Redondo, entre Florentino Pérez y Fernández de Blas. (Efe)

Según anunció el club, estos, que no tendrán que pagar el abono mientras exista la reducción de aforo por culpa de la pandemia, han tenido preferencia para adquirir las entradas, para a continuación dar acceso a los socios no abonados, los portadores del carnet madridista y, por último, el público en general. Los precios de las entradas varían según para quienes sean. Para los socios abonados, se encuentran entre los 95 y los 15 euros del cuarto anfiteatro. Para los socios, el costo estará entre los 112 y 28, mientras que en el caso de público en general, la más cara cuesta 140 y la más barata 35.

Como quiera que aún no se han repartido los carnets, la compra solo se podrá realizar de forma online y al entrar al estadio habrá que presentar la entrada descargada y con código QR en el teléfono móvil. Es decir, que no valdrán las entradas impresas, lo cual ha generado algún enfado entre los abonados más veteranos. Claro que en lo que más quejas hay es en lo que al reparto de las entradas se refiere.

Así, algunos socios denuncian que mientras a ellos les han costado cerca de 50 euros, "los miembros de la Grada Fans las tienen por 15, algunos de ellos sin ser socios y abonados, y adquiridas por fuera de los conductos autorizados". Carlos Clara, a saber, el responsable de la grada de animación, es quien se ha encargado de avisar a todos sus miembros, vía audios de Whatsapp, de que "este primer partido son 15 euros, ya que entra la gente que estaba con huella", si bien añade que "si el volumen de solicitudes y de la grada lo permite", intentará ver "lo que se puede hacer".

placeholder Imagen de la Grada FANS del Bernabéu durante un partido del Real Madrid
Imagen de la Grada FANS del Bernabéu durante un partido del Real Madrid

Eso sí, si en algo insiste el también presidente de la peña La Clásica es en que se le pague previamente los 15 euros, "porque si no, yo no pasaré al club el nombre, aunque os ponga aceptada". Y prosigue: "Yo no pasaré el nombre, porque ellos, al igual que si yo no pago, no pasarán la huella. Es un nuevo formato este año, que además lo vamos a llevar a rajatabla. A cualquiera que no haya hecho el pago, no le va a funcionar la huella", repite Carlos Clara.

La conexión Clara-José Luis Sánchez

Pero, ¿quién es en realidad Carlos Clara? Pues, tal y como se cuenta en el blog 'El sótano de Flóper' (Tenemos llave y linterna. ¿Bajamos?), hablamos de "un personaje que pasó en los últimos años de trabajar de pastelero o como camarero tras la barra de varios baretos de barrio de fugaz existencia, hasta convertirse el lugarteniente de José Luis Sánchez, Director del Área Social del Real Madrid, además de responsable de la grada de animación del club y hombre de confianza de Manuel Redondo, adjunto a la presidencia; a la postre subalterno del todopoderoso Florentino Pérez".

Por si alguien no termina de creérselo y quiere comprobarlo, Clara fue protagonista en un reportaje del programa 'Comando Actualidad', de Televisión Española, sobre la seguridad en los estadios para los partidos. Las cámaras le captaron cuando era retenido por la Policía Nacional a las puertas del Bernabéu por tratar de introducir una navaja escondida en el calcetín. Además, y tal y como se narra en el citado blog, "un mes antes de la dimisión de Florentino se produjo un altercado en el fondo norte del Estadio Santiago Bernabéu. Carlos Clara acudió al encuentro luciendo una camiseta con un dibujo de un bulldog enseñando sus colmillos y la frase 'Florentino, hijo de p...'. (...) Tras ser identificado como socio se le abrió expediente y, bajo la directriz de Manuel Redondo, se le retiró el carnet y expulsó de socio".

placeholder José Luis Sánchez, responsable del Área Social del Real Madrid
José Luis Sánchez, responsable del Área Social del Real Madrid

Fue durante el mandato de Ramón Calderón "cuando Clara logró recuperar su condición de socio, aunque no deja de resultar sorprendente que la misma persona que fue expulsada por Manuel Redondo por insultar grave y públicamente al presidente Florentino Pérez, comparta actualmente mesa, reuniones y viajes con la cúpula de la directiva madridista". De hecho, como apuntan quienes conocen el Real Madrid por dentro, "actualmente deambula por los despachos del Santiago Bernabéu y de la Ciudad Deportiva de Valdebebas como si fueran estancias de su propia casa". Por no hablar de su relación con el mencionado José Luis Sánchez...

En el mensaje de voz enviado a los miembros de la grada de animación, puede comprobarse cómo Carlos Clara hace y deshace. "El paso es que solicitéis la entrada en la web antes del plazo y, una vez que esté aceptada, os solicitaré que me hagáis el pago y la autorizaremos". Clara pide agilidad. "Hay Bizum, hay cuarenta mil formas de pagar 15 euritos", comenta, y asegura que "en otros habrá mucho más tiempo". "Luego, cuando entre gente con entradas, no sé si haremos dos formatos de precios, vamos valorando un poco todo, pero vamos a intentar que siempre que se asemeje a lo que teníamos, al igual que os digo que si la grada no funciona, tomaremos otras medidas. La grada tiene que animar, no por tener una mascarilla, este tío se va a poner a comer chicle y parece que está animando. Los que vayamos, tenemos que darlo todo", avisa.

Foto: Estado reciente de las obras en el Estadio Santiago Bernabéu. (Twitter de Paul Burgess)

Las obras del Bernabéu avanzan con rapidez y, tras acortar plazos precisamente al no haberse disputado partidos durante año y medio, el objetivo es tener terminada la remodelación a finales de 2022. Eso sí, tal y como informamos en El Confidencial, el sistema de césped retráctil, con unas cámaras donde se esconderán las seis planchas de hierba, se instalará más adelante. De momento, en el regreso del Real Madrid a su casa todo está bajo control para que no haya sobresaltos.

Empezando por la presencia de los aficionados en las gradas, y también en la de animación, a la que el difunto Michael Robinson llegó a calificar de "patética" y "postizo infame", además de asegurar que estaba "teledirigida". Un comentario que a la postre Alfonso Ussía no solo retuiteó, sino que él mismo escribió en su cuenta de Twitter que "la grada blanca del RM es una blanda y ridícula unión de gorrones". Al frente de ellos, Carlos Clara partiendo el bacalao. Aunque quizás lo más exacto sería decir cortando el jamón. ¿Lo habrá en el palco? 560 días después, qué menos...

Santiago Bernabéu Florentino Pérez Manuel Redondo Celta de Vigo Pandemia