Fiesta en Manchester: CR7 recuerda al United el camino de la ilusión en su segundo debut
  1. Deportes
  2. Fútbol
Dos goles en la victoria al Newcastle

Fiesta en Manchester: CR7 recuerda al United el camino de la ilusión en su segundo debut

Después de ocho años sin ganar la Premier League, el United se acuesta líder del torneo tras una estelar goleada en casa, con Cristiano como protagonista casi absoluto de una tarde eufórica

Foto: Ronaldo y sus compañeros celebran el segundo gol del portugués. (REUTERS)
Ronaldo y sus compañeros celebran el segundo gol del portugués. (REUTERS)

En sus primeros seis años en el Manchester United, antes de irse a vivir a Madrid, Cristiano Ronaldo ganó tres Premier League y una Champions (entre otros muchos torneos). Desde entonces han pasado una docena de años y el United ha conquistado dos ligas – la última, en 2013. Este sábado en Old Trafford el delantero portugués (36 años) jugó su primer partido de la Premier League desde 2009 y se metió de nuevo a la afición en el bolsillo con una actuación que parece desmentir el paso del tiempo.

Ronaldo anotó los dos primeros goles de su equipo ante el Newcastle, en un partido que terminó en goleada (4-1) pero no se decantó definitivamente hacia el bando local hasta el minuto 80, con el tercer (y extraordinario) gol de su compatriota Bruno Fernandes. El extraordinario ambiente del estadio refleja el nuevo optimismo de una hinchada que recupera lentamente el orgullo –tras una buena temporada 2020/21– y se monta a hombros de su antiguo ídolo para disputar las dos principales competiciones del año a los todopoderosos Manchester City y Paris Saint-Germain. Este domingo los de Ole Gunnar Solskjær amanecerán líderes de la Premier.

Tardó el United casi un tiempo entero en ponerse por delante en el marcador, pero su dominio fue casi permanente durante el encuentro –salvo un rato de cierto desorden en la segunda parte, con 2-1–. Cristiano tuvo la primera oportunidad en el minuto 3 –en fuera de juego– y ya no paró de intentarlo. Anotó el primer gol en el minuto 46, aprovechando un rechace débil del portero Woodman a un disparo de Greenwood, y el segundo en el 61, tras un gran pase de Shaw, cuando volvía a reinar el empate gracias al tanto del lateral español Javier Manquillo. Activo, dinámico y en aparente comunión con sus compañeros, Ronaldo fue la estrella del encuentro y alimentó las ilusiones del graderío mancuniano sin excesivas demostraciones gestuales.

placeholder Ronaldo, durante el partido. (EFE)
Ronaldo, durante el partido. (EFE)

Fernandes y Pogba, líderes consolidados del equipo local durante su reconstrucción hacia la cima, controlaron el partido para los ‘red devils’ y tuvieron también su ración de brillo. El portugués anotó el gol de la tranquilidad con un misil teledirigido desde la frontal del área y el cuarto tanto (golazo de Lingaard) nació de una finísima maniobra colectiva orquestada por el francés en torno a la medialuna del área.

No llegó finalmente el ‘hat trick’ de Cristiano, pero el fichaje local mostró desde el comienzo su ambición y profesionalidad proverbiales: jugó los 90 minutos nada más llegar, robó balones, participó y decidió el partido. Las gradas cantaron como hace años, rendidas al Dorian Grey de Madeira. Tarde de fiesta en Manchester y regreso victorioso del coloso que quiere seguir negándole a Messi y a Guardiola los focos y el favoritismo: es decir, lo mismo que hace una década pero en otros países.

Cristiano Ronaldo Manchester United Premier League
El redactor recomienda