Es noticia
Menú
Luis Enrique no es el único: las anécdotas en ruedas de prensa con los traductores
  1. Deportes
  2. Fútbol
Divertidas comparecencias

Luis Enrique no es el único: las anécdotas en ruedas de prensa con los traductores

El jefe de prensa de la Selección advirtió al intérprete para que tradujera con mayor brevedad y no lo captó. Guardiola o Simeone también han pasado por una situación así

Foto: Luis Enrique sonríe durante la rueda de prensa. (Reuters)
Luis Enrique sonríe durante la rueda de prensa. (Reuters)

Luis Enrique se divirtió en la rueda de prensa previa al partido frente a Suecia. Aunque el seleccionador nunca ha tenido una relación fluida con la prensa (no ha concedido ninguna entrevista desde que accedió al cargo), estuvo animado el rato que compartió con los periodistas por las traducciones del intérprete. Todo empezó cuando el traductor no tradujo simultáneamente la pregunta y la respuesta. Fue entonces cuando el jefe de prensa de la Selección, Pablo García Cuervo, tomó la palabra: “Señor traductor, por una cuestión de optimizar el tiempo, ¿le importaría traducir la pregunta y la respuesta a la vez?”. “Está bien. Se puede hacer así”, respondió. Todo parecía aclarado. Pero no.

Le preguntaron de nuevo a Luis Enrique y el traductor intervino. García Cuervo lo frenó: “Perdone, habíamos dicho que pregunta y respuesta a la vez”. El intérprete se disculpó: “Perdone usted. Se me había olvidado a mí también”. Antes de esto, el seleccionador se inclinó por la traducción simultánea: “Así no se me olvida la pregunta”.

García Cuervo luego le pidió que hiciera un breve resumen porque “tenían que hacer dos ruedas de prensa”. Al final de la comparecencia de Luis Enrique, se acercó al traductor para pedirle más agilidad. Era el turno de Koke y no quería que se repitiera.

placeholder Guardiola, en la sala de prensa. (EFE)
Guardiola, en la sala de prensa. (EFE)

La semifinal de Atleti y Bayern

Esta situación excepcional ha ocurrido en más ocasiones. En la previa de las semifinales de Champions, Guardiola, Lahm, Xabi Alonso y Simeone tuvieron un episodio similar con la traductora. Ella se refirió al exjugador del Madrid así: “Una pregunta para Guardiola”. El entrenador ni siquiera estaba en la sala de prensa con el donostiarra, que estaba acompañado por Lahm.

Lo peor vino tras la respuesta de Alonso. “No he oído la pregunta, han hablado demasiado bajito”, dijo la traductora. “Joder”, respondió Xabi, que le indicó cuál era la cuestión. Luego acabó él mismo traduciendo todo, ya que la intérprete colmó su paciencia. “No te preocupes”, comentó el jugador.

Guardiola acabó resignado cuando fue su turno. Resopló en dos ocasiones porque la traductora no se enteraba de las preguntas. Ni sabía cuándo era su momento para traducir. Durante la comparecencia también hubo tiempo para que el entrenador le diera una palmadita para transmitirle ánimo.

placeholder Simeone, en rueda de prensa. (EFE)
Simeone, en rueda de prensa. (EFE)

Simeone y Gabi accedieron a la rueda de prensa tras el turno de los representantes del Bayern. La intérprete volvió a pedir que repitieran una pregunta. Luego comenzó a traducir antes de que el técnico del Atleti acabara. El argentino aprovechó para hacerle un simpático comentario: “No paras, para seguir la relación de la pregunta”. Las risas sonaron en la sala.

Pochettino demostró su complicidad con el traductor durante la rueda de prensa de su presentación en el PSG. Bromeó cuando le dijo: “Te he dejado una respuesta larga”. Cuando terminó, el entrenador aplaudió y comentó: “Magnifique”. Al ser preguntado a posteriori por el intérprete, sacó de nuevo su faceta más bromista: “Recibirá un bonus a final de temporada”.

El entrenador del PSG volvió a tener un icónico momento en la rueda de prensa acompañado de su traductor. Le preguntaron si Mbappé le había comunicado si quería marcharse del club. Pochettino respondió que “no”. Una contestación que, sorprendentemente, fue traducida.

placeholder Mourinho, en la sala de prensa. (EFE)
Mourinho, en la sala de prensa. (EFE)

El traductor mojado

Mourinho llegó a Barcelona como traductor, pero luego en su etapa en el Madrid contó con uno. En una rueda de prensa en 2012, destapó una botella de agua y perdió el tapón. No logró encontrarlo, así que tuvo que marcharse de la comparecencia sin él. Cuando se despedía del intérprete, tenía la botella abierta y lo mojó un poco. Este respondió: “¿Qué has hecho, cabrón?”. “Lo siento”.

El Real Madrid visitó el Ámsterdam Arena en la fase de grupos de la Champions 2012/13 tras haberlo hecho también el año anterior. Mourinho fue preguntado: “¿Cómo es volver a Ámsterdam después de lo que pasó el año pasado con las tarjetas rojas y el castigo del Sr. Mourinho”. La respuesta: “Siempre es positivo estar en Ámsterdam. Lo que pasó le puede pasar a cualquiera y miramos al futuro”. Cuando finalizó, el portugués fue tajante: “Lo siento, no he dicho eso”. Le instaron a repetirlo él mismo en español. “Si ellos lo entienden, no tengo por qué repetirlo. Pero lo que él ha traducido no tiene nada que ver con lo que he dicho”.

placeholder Bielsa, atendiendo a los medios. (EFE)
Bielsa, atendiendo a los medios. (EFE)

"Hable más fuerte"

Bielsa suele atender a ‘Sky Sports’ tras los encuentros de la Premier. Siempre acude acompañado del traductor porque no habla inglés. En septiembre de 2020, tras responder una preguntar, le pidió al intérprete que “hable más fuerte”. Como el periodista estaba alejado en la zona mixta, con motivo de la pandemia, se lo pidió de nuevo: “Pero hable más fuerte, no ve que está lejos”.

No fue la única ocasión en la que sus traductores han sufrido reprimendas suyas en zona mixta. Una vez entendió la traducción, en la que dijeron que el equipo contrario estaba “fatigado”. “Cansado no, desgastado”, corrigió Bielsa.

Una nueva equivocación llegó tras una victoria del Leeds ante el Swansea cuando estaba en la Championship. El traductor dijo: “Queríamos dedicarle el triunfo a Jack Clarke (jugador). Sentimos que lo merece como cada uno de nosotros. Estamos esperando que resuelva este problema con independencia del tiempo que tarde”. Esa fue la respuesta de Bielsa. Sin embargo, el intérprete dijo “as soon as possible” al final de la respuesta. El argentino lo corrigió: “No, al revés. Sin importar el tiempo que tarde en hacerlo”.

Luis Enrique se divirtió en la rueda de prensa previa al partido frente a Suecia. Aunque el seleccionador nunca ha tenido una relación fluida con la prensa (no ha concedido ninguna entrevista desde que accedió al cargo), estuvo animado el rato que compartió con los periodistas por las traducciones del intérprete. Todo empezó cuando el traductor no tradujo simultáneamente la pregunta y la respuesta. Fue entonces cuando el jefe de prensa de la Selección, Pablo García Cuervo, tomó la palabra: “Señor traductor, por una cuestión de optimizar el tiempo, ¿le importaría traducir la pregunta y la respuesta a la vez?”. “Está bien. Se puede hacer así”, respondió. Todo parecía aclarado. Pero no.

Mauricio Pochettino José Mourinho
El redactor recomienda