La vuelta de Bale obliga al Real Madrid a colgar el cartel de 'se vende' a Vinícius
  1. Deportes
  2. Fútbol
NECESITA DINERO PARA PODER FICHAR A MBAPPÉ

La vuelta de Bale obliga al Real Madrid a colgar el cartel de 'se vende' a Vinícius

Tras el Brexit, el galés ocupa plaza de extracomunitario, por lo que sobra uno, y además el brasileño podría dejar un buen dinero para intentar afrontar el fichaje del gran objetivo: Mbappé

placeholder Foto: Vinícius celebra su primer gol al Liverpool, en la Champions. (EFE)
Vinícius celebra su primer gol al Liverpool, en la Champions. (EFE)

Aunque conocido es el buen talante de Carlo Ancelotti y su disposición a pensar no solo en sus intereses, como hacen otros entrenadores, sino también en los de su club, cuando el Real Madrid llamó al técnico italiano para ofrecerle volver a ocupar su banquillo, se lo dejaron claro: antes de plantearse cualquier fichaje, algo que de hecho no ocurre desde el 20 de enero de 2020 con la llegada de Reinier, habrá que hacer caja. Además, por supuesto, de recuperar a jugadores que salieron cedidos por incompatibilidades con Zidane. Tales son los casos de Bale (Tottenham), Ceballos y Odegaard (Arsenal), Vallejo (Granada), Jovic (Eintracht), Kubo (Getafe) y Brahim, de nuevo cedido al Milan, esta vez por dos temporadas, tal y como sucedió el año pasado con el mencionado Reinier y el Borussia Dortmund.

Así, y según informaron medios ingleses, durante las conversaciones con el Manchester United para intentar cerrar el traspaso de Raphaël Varane en vista de que el francés quiere irse y solo le resta un año de contrato, el Real Madrid habría ofrecido al club inglés al brasileño Vinícius. Claro que una cosa es que tú ofrezcas a un jugador, lo cual automáticamente lo devalúa, y otra bien distinta que en Old Trafford estén realmente interesados en un futbolista que, siendo generosos, podría decirse que no ha terminado de explotar. Sobre todo cuando se habla de una cesión con opción de compra, se supone que obligatoria, de 70 millones de euros.

Foto: Ancelotti, junto a Arbeloa, durante un partido del Real Madrid. (EFE)

Lo lógico es pensar que esta descomunal cantidad, además de la que finalmente pague el United por Varane, iría destinada a intentar fichar a Kylian Mbappé, el gran objetivo del Real Madrid desde hace un tiempo. Su negativa a renovar con el Paris Saint-Germain un contrato que acaba en 2022, lo que le permitiría firmar por los blancos el 1 de enero del próximo año, es la única opción para pensar que la operación pueda cerrarse este verano, aunque para ello harían falta una buena cantidad de millones, de ahí la necesidad de recaudarlos colgando el cartel de 'se vende' a un jugador como Vinícius.

Hay que tener en cuenta que el Real Madrid pagó al Flamengo 45 millones de euros por un potente delantero que solo tiene 21 años, pero que cumpliría su cuarta temporada en el Bernabéu, donde en 118 partidos solo ha marcado 14 goles, además de dar 23 asistencias. Unos números que contrastan con los de Mbappé, quien a sus 22 años, en los 171 partidos que ha disputado con el PSG, suma ya 132 goles y 61 asistencias. La comparación es tan odiosa como real y también muestra la gran diferencia entre un delantero efectivo y otro efectista.

placeholder Gareth Bale, en un partido con el Tottenham. (Reuters)
Gareth Bale, en un partido con el Tottenham. (Reuters)

El galés ahora es extracomunitario

Sin embargo, a la necesidad de hacer caja se une otra circunstancia. El regreso de Gareth Bale, tras su cesión al Tottenham y aún con un multimillonario año más de contrato, obliga al Real Madrid a prescindir de uno de sus cuatro extracomunitarios, ya que el galés ocupa plaza como tal a raíz de la entrada en vigor del Brexit y, según la normativa, solo puede haber tres. Los otros dos implicados son Rodrygo y Militao. El central se antoja imprescindible tras la no renovación de Sergio Ramos y la inminente salida de Varane, mientras que Rodrygo llegó hace dos años procedente del Santos, también por 45 millones de euros, y sus números son ligeramente mejores que los de Vinícius, con nueve goles en 59 partidos.

Vini siempre ha dicho que tiene toda la confianza en el Real Madrid. Desde el entrenador, aunque esta temporada estrenará uno nuevo tras haber coincidido con Julen Lopetegui, Hernán Solari y Zinédine Zidane, a todos sus compañeros y el presidente, "que siempre me da la mayor fuerza del mundo y me dice que es mi mayor fan después de mi familia". Lo cierto es que tras la marcha hace también tres años de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid sigue buscando un sustituto al delantero que disputó 438 partidos y anotó 450 goles, convirtiéndose en el máximo goleador de la historia del club. Casi nada.

Conocida es la difícil situación económica que vive el FC Barcelona, con un Joan Laporta a quien igual se le están quitando las ganas que tenía de volver. Pero tampoco la situación del Real Madrid es sencilla. Con las obras del nuevo campo a pleno rendimiento, además de los problemas provocados por la pandemia, es evidente que también en el Bernabéu necesitan vender para poder pensar en fichar. De ahí que la opción de traspasar a Vinícius sea real, aunque también complicada. Y el hecho de haberlo ofrecido es el mejor ejemplo.

Vinicius Junior Manchester United Old Trafford Gareth Bale
El redactor recomienda