La vuelta al cole de Ancelotti: del regreso de Odegaard a perfilar decisiones
  1. Deportes
  2. Fútbol
Adelantó una semana la fecha

La vuelta al cole de Ancelotti: del regreso de Odegaard a perfilar decisiones

El técnico italiano vive su primer entrenamiento con un reducido grupo de jugadores del primer equipo en el que se incluyen futuras salidas. Odegaard, una de las atracciones

placeholder Foto: Carlo Ancelotti, en una imagen de archivo. (Reuters)
Carlo Ancelotti, en una imagen de archivo. (Reuters)

Carlo Ancelotti vivirá hoy su primer entrenamiento con el Real Madrid tras confirmarse su regreso a la entidad blanca. El técnico italiano comienza sobre el césped su nueva etapa como jefe de Valdebebas, en un día de bienvenidas a rostros conocidos así como a caras nuevas. Habrá muchas ausencias, tanto de jugadores que han disputado -o están disputando- la Eurocopa o la Copa de América como de los participantes en los Juegos Olímpicos. Verano movido en las oficinas, especialmente en el apartado técnico donde se sigue soñando con un nuevo Kaká que permita inyectar de ilusiones a una afición que mira con lupa los movimientos de Florentino Pérez. Ancelotti, de momento, afronta la vuelta al cole con decisiones que tomar y con numerosas ausencias destacadas. Le acompañará el fichaje que más ha calado -con permiso de David Alaba- en el madridismo desde que se confirmara el regreso de Carletto: Antonio Pintus.

Foto: Pintus, meditativo durante su última etapa en el Inter de Milán. (Getty)

Solo 13 jugadores del primer equipo estarán disponibles para este entrenamiento vespertino -que tendrá lugar tras los reconocimientos médicos previos-. De este grupo de jugadores, solo se considera fijos en el proyecto a Dani Carvajal, Nacho Fernández, Mendy, Lucas Vázquez y Rodrygo. Salvo sorpresa, también se integran en este grupo a jugadores como Marcelo, que tiene intención de cumplir su contrato hasta el 2022 con el club y que además es el nuevo primer capitán del Real Madrid tras la marcha de Sergio Ramos, o Martin Odegaard. El futbolista noruego se despidió el pasado fin de semana del Arsenal, tras seis meses de cesión donde recibió galones por parte de Mikel Arteta. El entrenador español dejó claro al final de la temporada que el club londinense se iban a sentar a hablar tanto con el jugador y con el Madrid, pues estarían encantados de volver a contar con el mediapunta en sus filas: “En el campo está demostrando mucho carácter y mucha inteligencia. Son características que debe tener un líder. Lleva muy poco tiempo aquí, pero se ha adaptado muy rápido”.

placeholder Odegaard, en su último partido con el Arsenal. (Reuters)
Odegaard, en su último partido con el Arsenal. (Reuters)

Odegaard buscó acomodo en el Arsenal en el mercado invernal debido al poco protagonismo que, hasta ese momento, Zinédine Zidane le había otorgado durante el primer tramo de la temporada. El técnico francés no se cortó a la hora de valorar su marcha: “Él quiso salir. Lo hablé con él tres veces. Quería jugar y lo demandó. Le dije que tenía que tener tranquilidad y que tenía que luchar, además que fue una petición mía… Lo importante es que este contento”. En el seno del club, el noruego es considerado una de las grandes apuestas para el futuro inmediato (se le fichó en el 2015 cuando Odegaard tenía 16 años, ganándole la carrera a equipos punteros de Europa como Bayern de Múnich o Manchester United). Ancelotti, quien adelantó una semana el comienzo de los entrenamientos tras firmar por el Madrid, tiene al talento a su disposición.

Diferente es el caso de jugadores como Lunin, Odriozola, Mariano, Brahim, Jovic o Isco, cuyo futuro blanco no está para nada asegurado. El mediapunta de 21 años tiene muchas papeletas para regresar al Milan, club que acabó encantado con su desempeño en la Serie A y con el que hay negociaciones avanzadas para una nueva cesión. Los delanteros suplentes están a la espera de conocer la idea tanto de Ancelotti como del Madrid respecto a su futuro. En Lunin se confía, pero el joven guardameta quiere asegurarse cierto protagonismo aunque sea lejos del Santiago Bernabéu como cedido. El buen tramo final de Odriozola ha despertado interés, con la renovación de Lucas Vázquez como añadido.

Foto: Isco en el partido del Real Madrid contra el Villarreal. (Efe)

Más complicado está la situación de Isco Alarcón. La otrora debilidad futbolística de Carlo Ancelotti que, hasta la llegada del técnico italiano, tenía un pie fuera del Real Madrid. Un año de contrato le une a la entidad, cuando su rendimiento en el terreno de juego durante la temporada ha estado muy por debajo de las expectativas. Zidane dejó de confiar en él, con salidas de tono incluidas en su relación antes buena -Isco fue el único jugador de toda la plantilla que no se despidió del francés en redes sociales al confirmarse su marcha- y su falta de intensidad en el campo cuando dispuso de minutos no dijo mucho a su favor. Toca la primera charla con Ancelotti, que tendrá que decidir si considera recuperable para la causa al malagueño.

Real Madrid Carlo Ancelotti Martin Odegaard Isco
El redactor recomienda