Los futbolistas avisan de que no aceptarán la exclusión de las selecciones nacionales
  1. Deportes
  2. Fútbol
La revolución de la Superliga

Los futbolistas avisan de que no aceptarán la exclusión de las selecciones nacionales

La principal medida de presión de la UEFA contra los clubes ricos y rebeldes no es aceptada por los jugadores, cuyo poder e influencia podrían ser decisivos en el conflicto abierto en el fútbol europeo

placeholder Foto: Modric y Mbappé, en la final del Mundial de Rusia 2018. (Reuters)
Modric y Mbappé, en la final del Mundial de Rusia 2018. (Reuters)

“Es una revolución total en el fútbol... El posicionamiento de los gobiernos, posturas como la de Mourinho. Se abre un periodo tan apasionante como imprevisible”. Un conocido dirigente del fútbol español resume así el estupor colectivo ante la noticia deportiva de este domingo (y del año). Y añade, a modo de coletilla: “Ya verás lo que tardarán algunos jugadores en plantearse hoy si es acertado fichar por este u otro equipo y ver afectada su carrera…”.

Las posturas en el conflicto están bastante claras: los clubes ricos de la Superliga se enfrentan a la UEFA (con las excepciones provisionales de PSG, Lyon, Bayern de Múnich y Borussia Dortmund) mientras gobiernos de la relevancia del francés y británico se conjuran para tratar de revertir la jugada y salvar la esencia competitiva del balompié continental. Quedan semanas o meses de negociaciones y declaraciones de todo tipo. Pero hay un sector al que nadie parece haber preguntado aún: los futbolistas. Y son probablemente los únicos (en el caso de unirse) que podrían evitar el despiece del modelo competitivo actual.

placeholder Toni Kroos y Luka Modric. (Reuters)
Toni Kroos y Luka Modric. (Reuters)

La primera crítica clara de un futbolista de élite fue la de Toni Kroos en noviembre pasado: “La brecha entre los clubes grandes y pequeños se ampliaría aún más”, dijo en referencia al “espectáculo deportivo de la Superliga”. “No siempre todo tiene que ser más, más rápido y más dinero. Yo soy partidario de dejar las cosas así cuando van bien”. Este lunes, en ‘shock’ aún el ambiente futbolístico por la confirmación de la noticia en la medianoche del domingo, su compatriota Mesut Özil publicó en redes que “los niños sueñan con el Mundial y la Champions, no con la Superliga”.

Otro jugador destacado, Ander Herrera (PSG), fue bastante más contundente aún: “Me enamoré del fútbol popular, del fútbol de los aficionados, del sueño de ver al equipo de mi corazón competir contra los más grandes. Si esta Superliga europea avanza, se acabaron esos sueños”.

Castigados sin ir a la Selección

Probablemente, la medida más disuasoria de la UEFA en su lucha contra la élite económica es indudablemente la amenaza de excluir de las selecciones nacionales (Mundial y Eurocopa) a los futbolistas de los 12 equipos díscolos. Pero este lunes, en medio del ruido, el sindicato internacional de futbolistas profesionales (FIFPro), que agrupa a 65.000 futbolistas, manifestó que “esta decisión deja a los jugadores y sus sindicatos con muchas preocupaciones y preguntas sobre su impacto; no solo en el tejido y en la identidad cultural del fútbol, sino también, de manera más práctica, en sus carreras deportivas”.

Para posteriormente ir al grano: “Los jugadores continúan siendo utilizados como activos potentes en estas negociaciones. Esto es inaceptable para FIFPro, para nuestras 64 asociaciones nacionales y para los/as 60.000 futbolistas que representamos. Nos opondremos enérgicamente a las medidas de cualquiera de las partes que obstruyan los derechos de los jugadores/as, como la exclusión de sus selecciones nacionales”.

placeholder Sergio Ramos celebra el primer gol ante Ucrania en el partido disputado en septiembre. (Reuters)
Sergio Ramos celebra el primer gol ante Ucrania en el partido disputado en septiembre. (Reuters)

“El fútbol se basa en una herencia social y cultural única”, concluye el sindicato. “Para que esto se mantenga, es fundamental una cooperación sana y solidaria entre las competiciones nacionales e internacionales. Una nueva competición que socave esto podría causar un daño irreparable”.

Protección

El sindicato español AFE (que esta semana no tiene junta directiva, debido a su reciente proceso electoral) dijo compartir y apoyar este lunes “todo lo expresado por FIFPro en su comunicado” y afirmó que “en todo momento trabajará, como siempre lo hace, para proteger no solo los derechos laborales de los y las futbolistas, sino también su salud”.

Conocido es que estos sindicatos son agnósticos en cuanto al modelo de cada competición, siempre que se respeten las condiciones laborales de sus afiliados.

Los jugadores que disputen la Superliga no podrán competir en Eurocopas y Mundiales

Zbigniew Boniek, exfutbolista y presidente de la Federación Polaca de Fútbol, afirmó ayer que “la Tercera Guerra Mundial está en camino, esta vez en el fútbol. La bomba atómica ya explotó. La confianza de las autoridades del fútbol se ha visto gravemente dañada y será difícil reconstruir un buen ambiente”. “Vamos a mirar todo lo que podemos hacer con las autoridades del fútbol para asegurarnos de que la Superliga no sale adelante como está planeada”, afirmó a su vez el primer ministro británico, Boris Johnson, que ya el domingo había manifestado su radical oposición al proyecto.

La nueva competición altera totalmente el panorama del deporte más popular del planeta y produce incertidumbre tanto en la Champions League como en las ligas nacionales, solo horas antes de que la UEFA anunciase ayer el nuevo formato (a partir de 2024) con el que pretendía aplacar la voracidad separatista de los mayores clubes europeos. Su presidente, el esloveno Aleksander Ceferin, afirmó que las federaciones europeas estaban “todas unidas contra este proyecto sin sentido” y repitió que los futbolistas involucrados no podrán participar en Eurocopas y Copas del Mundo.

placeholder Pancarta en las inmediaciones de Anfield Road, este lunes 19 de abril. (Reuters)
Pancarta en las inmediaciones de Anfield Road, este lunes 19 de abril. (Reuters)

Los organizadores de la Superliga han anunciado que presentarán una moción “ante los tribunales correspondientes” para evitar que sus jugadores sean excluidos y “garantizar el establecimiento y funcionamiento sin problemas” de la competición.

FIFPro, como se ha dicho antes, se “opondrá enérgicamente” a cualquier intento de prohibir a los jugadores jugar con sus combinados nacionales. Fuentes próximas recuerdan a este periódico que “Maradona no ganó ni una sola Champions, y es el máximo héroe de la historia. La gloria la dan los Mundiales. Esto es demasiado complicado, están obligados a entenderse. Así perdemos todos”.

Fútbol UEFA FIFPro Eurocopa
El redactor recomienda