Sánchez se alinea con Johnson y Macron en el rechazo a la Superliga
  1. Deportes
  2. Fútbol
Madrid, Atleti y Barça, impulsores

Sánchez se alinea con Johnson y Macron en el rechazo a la Superliga

Después de que Macron y Johnson movieran ficha, el ejecutivo español se posiciona en contra del proyecto de la nueva competición del fútbol europeo

placeholder Foto: Pedro Sánchez, en una imagen reciente. (Efe)
Pedro Sánchez, en una imagen reciente. (Efe)

Horas después de Emmanuel Macron y Boris Johnson, Pedro Sánchez rompe su silencio y se posiciona en contra del proyecto de la Superliga de fútbol europea. "El gobierno de España no apoya la iniciativa de crear una Superliga de fútbol promovida por varios clubes europeos, entre ellos tres españoles, por entender que ha sido pensada y propuesta sin contar con las organizaciones representativas de este deporte, tanto a nivel nacional como internacional", ha transmitido el ejecutivo a través de un comunicado. La apuesta de los 12 socios fundadores, Real Madrid, Atlético de Madrid, Barcelona, Manchester City, Manchester United, Chelsea, Liverpool, Arsenal, Tottenham, Inter de Milán, Milan y Juventus de Turín busca crear una competición paralela a la de las grandes ligas, pero que choca frontalmente con la Champions League y la Europa League.

Foto: Florentino Pérez, en una imagen de archivo. (Reuters)

El presidente del Gobierno ha confirmado que se está en contacto con los tres equipos españoles integrantes de la Superliga como socios fundadores. "El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha mantenido reuniones y conversaciones durante toda la jornada con las partes más representativas del fútbol español y continental. En concreto, Rodríguez Uribes ha conversado con los presidentes de la UEFA, RFEF, La Liga de Fútbol profesional, así como con los presidentes del Fútbol Club Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid, los equipos españoles que apoyan esta iniciativa", señala el texto.

El ejecutivo español ha defendido ante sus interlocutores la necesidad de "volver a la senda del diálogo y del acuerdo en los ámbitos de decisión y organización a los que estos mismos clubes pertenecen para conseguir una solución pactada que sea conveniente al fútbol y al deporte, tanto a los organismos nacionales e internacionales como a los equipos, los profesionales y la afición en general". Una apuesta que choca con la dureza de los gobiernos de Reino Unido y Francia, mucho más contundentes a la hora de exigir medidas y de apoyar tanto a la UEFA como a la FIFA.

placeholder Pedro Sánchez y Florentino Pérez, en una imagen de archivo. (Efe)
Pedro Sánchez y Florentino Pérez, en una imagen de archivo. (Efe)

"El espíritu deportivo debe quedar patente a través de la búsqueda de un acuerdo amplio", insisten desde la Moncloa, además de expresar sus deseos de que se llegue "a un acuerdo beneficioso para todos". Un llamamiento al diálogo cuando más rotas parecen las vías de comunicación entre los impulsores de la Superliga y las entidades deportivas.

Horas antes de este comunicado, el Consejo Superior de Deportes optó por no valorar el conflicto hasta conocer todos los puntos de vista de los implicados. "Esperamos que al final haya algún tipo de acuerdo. Ahora es prematuro pronunciarse sobre el inicio de esa Superliga. Nosotros vamos a estudiar con calma todo lo que está sucediendo y vamos a hablar con todas las parte implicadas. Después decidiremos y diremos lo que creemos conveniente", expresó José Manuel Franco, presidente del CSD.

Foto: David Alaba y Joshua Kimmich persiguen a Neymar Júnior durante el Bayern-PSG de cuartos de final. (Reuters)

LaLiga avisa de que se perderán casi 60.000 empleos por la Superliga

El ente presidido por Javier Tebas ha realizado una estimación de qué impacto tendría la Superliga en caso de seguir adelante. Según los cálculos compartidos por LaLiga, el PIB de la industria del fútbol empeoraría en un 32,1% (pasando del 1,37% al 0,93). Esto significaría la pérdida de 59.878 empleos. Así mismo, tanto la entidad como los clubes perderían un 43% de los ingresos, lo que se traduciría en un golpe financiero de 1.720 millones de euros. Los equipos de Primera División que no participaran en la Superliga, es decir, todos menos Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, llegarían a descender su valor en un 66% (1.815 millones de euros), según estas estimaciones.

Esta misma mañana, LaLiga confirmó su rechazo frontal a la competición, tachándola de "secesionista y elitista". Además de convocar para el jueves una reunión con todos los equipos de la liga a excepción de los tres socios fundadores para tratar la situación.

placeholder Javier Tebas en una imagen de archivo. (Reuters)
Javier Tebas en una imagen de archivo. (Reuters)

Las reacciones no han parado de sucederse desde que se diera inicio oficial a la Superliga a través de distintos comunicados publicados por los equipos fundadores. A la presión política se une el rechazo de clubes como el Bayern de Múnich, uno de los teóricos tres invitados que faltaban por confirmarse, al entender que el proyecto "no va a solucionar los problemas económicos de los clubes europeos derivados por el coronavirus". El Paris Saint Germain, otro de los presumibles participantes, todavía no se ha pronunciado.

Fútbol Pedro Sánchez