El 'Spanish Liverpool' y el milagro de Estambul: "¡Que al final remontamos y todo!"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una final de Champions inolvidable

El 'Spanish Liverpool' y el milagro de Estambul: "¡Que al final remontamos y todo!"

Antonio Núñez, quien jugó tanto en el Real Madrid como en el Liverpool, repasa una temporada histórica y a aquel grupo de españoles liderados por Rafa Benítez

placeholder Foto: Los españoles, Josemi, Luis García, Antonio Núñez, Morientes y Xabi Alonso celebran la Champions del 2005. (@AntonioNunez07)
Los españoles, Josemi, Luis García, Antonio Núñez, Morientes y Xabi Alonso celebran la Champions del 2005. (@AntonioNunez07)

“¿Qué te parece irte para Liverpool?”. La llamada le pilló a Antonio Núñez en una cabina de radio, a la que había acudido para comentar la fase previa de la Champions League 2004/5 que enfrentaba a su equipo, el Real Madrid, frente al humilde Wisla polaco. “Unos días antes había hablado con José Antonio Camacho, me había dicho que no entraba en sus planes y que debía buscarme una salida. Tuve conversaciones con el Mallorca, estaba hecho”, rememora Núñez. El Madrid acabaría por cumplir el trámite y estaría presente en la fase de grupos de la Champions. Pero sería el extremo derecho quien levantaría, meses más tarde, la ‘Orejona’.

Antonio Núñez atiende a El Confidencial para repasar cómo cambió la Castellana por Anfield Road, justo antes del partido de cuartos de la Champions League que enfrenta al Real Madrid y al Liverpool, en un duelo histórico europeo: “Tenía la mente en Mallorca, pero surge esa posibilidad y qué voy a decir, pues que era maravilloso. Me llamó mi representante, Petón. No tardé mucho en arreglar todo, fue rápido, en dos o tres días estaba volando para Inglaterra”. “Rafa Benítez me llamó para charlar conmigo. Él conocía de sobra a toda la cantera del Madrid por su paso por el club, tenía controlado a todo el mundo, pero nunca habíamos coincidido en persona. A Rafa le gusta informarse por todos los pormenores de sus jugadores. Te preguntaba por tus amigos, por tu familia, por tu pareja, si habías estudiado…”, relata el exjugador sobre la metodología del técnico español.

placeholder Xabi Alonso, Luis García y Antonio Núñez, tras su fichaje por el Liverpool. (Liverpool Fc)
Xabi Alonso, Luis García y Antonio Núñez, tras su fichaje por el Liverpool. (Liverpool Fc)

El 'Spanish Liverpool' diseñado por Benítez

Si usted acude a ver Liverpool se encontrará con el recuerdo imborrable que dejó Rafa Benítez en la ciudad de los Beatles. Tras su exitosa etapa como entrenador del Valencia, el técnico español llegó al río Mersey con la esperanza de revitalizar al histórico campeón de Inglaterra venido a menos y superado desde el comienzo de la era Premier League por su eterno rival, el Manchester United de Sir Alex Ferguson. Todavía ahora, 16 años más tarde, retratos e instantáneas de Benítez se encuentran colgadas en los restaurantes de gala de la ciudad, guardados como un tesoro.

Antonio Núñez fue uno de los primeros en recibir la llamada de Benítez, que optó por rodearse de compatriotas para repetir los éxitos del Valencia. "Fui aficionado del Real Madrid desde niño, de ir al Santiago Bernabéu todos los domingos. Como todos los niños, para mí jugar ahí era un sueño. Entré en el club mayor, tenía 22 años y firme por el Castilla. Lógicamente te cuesta salir de un equipo como el Madrid, saber que tu sueño se acaba, pero te quedan cosas bonitas por vivir en tu carrera como futbolista. Todo se suaviza si te vas a un club como el Liverpool”, reflexiona el extremo derecho.

Foto: Salah sonríe tras el triunfo ante el Arsenal. (EFE)

Sin saberlo, Núñez y el resto de integrantes de aquel equipo -al que se le bautizaría en España como el ‘Spanish Liverpool’- serviría como primera toma de contacto en un tránsito de producto español a las islas británicas, que en la actualidad es habitual: “Ahora es mucho más común ver a jugadores españoles en Inglaterra. En aquel momento estaba Cesc Fábregas y poco más. En el Liverpool estaba Josemi. Xabi Alonso y Luis García llegaron dos semanas después de mi fichaje. Era raro ver a españoles en la Premier League. La ciudad me encantó, el club es una maravilla, el ambiente que se vive ahí… El fútbol en Inglaterra es diferente. El respeto por la tradición es lo que hace a la Premier especial”.

placeholder Rafa Benítez, en su etapa como entrenador del Liverpool. (Efe)
Rafa Benítez, en su etapa como entrenador del Liverpool. (Efe)

“Enseguida me junté con Josemi, que estaba deseando que llegara algún español porque él no hablaba inglés en ese momento”, se ríe Núñez al recordar aquella temporada: “Hicimos muy buena piña los españoles, en diciembre llegó Fernando Morientes. Nos veíamos casi todas las noches en casa de alguno, nuestras parejas también hicieron buenas migas. Fue un año bonito”. En los años venideros más españoles acabarían por recalar en el Liverpool. Desde el fichaje galáctico de Fernando Torres, un auténtico icono cuya posterior marcha al Chelsea todavía duele a la afición ‘red’, a la mala experiencia de Iago Aspas lejos de Moaña, pasando por Pepe Reina.

Una temporada agridulce con la Champions de premio

El fichaje de Núñez por el Liverpool empezó accidentado, “tuve una luxación de la rótula y estuve tres meses y medio sin poder debutar”. Pese a no formar parte de los indiscutibles y a las catorce semanas de baja, el extremo derecho llegó a disputar 27 partidos en la temporada: “Lo bueno que tiene Rafa en ese sentido es que, sin ser yo uno de los titulares, sí tienes oportunidad de jugar muchos minutos y de estar en el once titular. Él utiliza mucho a toda la plantilla”.

Foto: Steven Gerrard dirige desde la banda a su Rangers. (Reuters)

La Premier League no dio demasiadas alegrías a los aficionados ‘reds’ -el título no lo llegarían a ganar hasta la temporada 2019/20, de la mano de Jurgen Klopp, su primer liga en 30 años-, siendo superados hasta por su vecino, el Everton. El quinto puesto en la competición doméstica no tuvo demasiado castigo gracias a una gran actuación en Champions League, donde eliminaron a equipos como la Juventus o el Chelsea (ganador de la Premier) hasta citarse con el Milan de Carlo Ancelotti.

“Sabía que titular no iba a ser, pero lo primero que había que hacer era entrar en la convocatoria. Ese fue el primer nerviosismo. Varios jugadores se quedaron fuera y yo entré en la lista. Josemi se había quedado fuera y estaba fastidiado, pero resultó que había sido un error y entró en el último momento”, cuenta Núñez. Los nervios eran lógicos, en frente esperaba uno de los equipos más poderosos que se recuerda en Europa y que juntaba a históricos jugadores como Paolo Maldini, Cafu, Seedorf, Crespo, Gattuso, Nesta o Shevchenko.

El milagro de Estambul y la conjura del vestuario del Liverpool

25 de mayo del 2005. Noche de gala en el Estadio Olímpico Atatürk. El inicio del partido es desolador para los intereses del Liverpool. En el minuto 1 de partido, tras una falta lateral lanzada por Pirlo, Maldini volea una pelota que Dudek no consigue parar. Antes del final de la primera mitad Crespo aprovechó dos ocasiones claras con la finalización que se le antoja a un delantero como era el argentino. 3-0 y sensación de partido cerrado en tan solo 45 minutos. El aficionado imparcial temía una final descafeinada y decidida antes de tiempo. Pero los ingleses comenzaron a fraguar el milagro de Estambul en aquel descanso.

"Benítez entró con una tranquilidad al vestuario que parecía que fuéramos 0-0"

Antonio Núñez narra lo acontecido en primera persona: “En la motivación del vestuario tuvo mucho que ver Rafa Benítez. Tú entras al vestuario con un 3-0 en contra y sientes que has perdido la final de la Champions. Es una decepción grande. No había terminado el partido, pero todos sabemos que pocas veces se remonta un marcador tan abultado”. Pero en la cabeza de Benítez el encuentro no había terminado, “entró con una tranquilidad que dio la sensación de que fuéramos 0-0, estaba convencido de que todavía estaba todo por jugarse y por decidirse”. “Eso lo transmitió, se corrigieron cosas. Varios futbolistas como Gerrard, Carragher o Xabi Alonso estuvieron con él en la pizarra para resolver errores, involucró a los jugadores. Se salió del descanso con la energía de que íbamos a remontar y se consiguió”, rememora.

Gerrard, Smicic y Xabi Alonso anotaron los tres goles del Liverpool en seis minutos (54’, 56’ y 60’): “Comencé a calentar en el descanso y la segunda parte estuve en la banda, pensando que en cualquier momento tenía que salir al campo. Desde la banda lo fui viendo todo, con Josemi que también estaba calentando. Nos mirábamos después de cada gol, al segundo nos entraba la risa floja… ¿Y si?. Cuando llegó el 3-2, nos volvimos a mirar y dijimos, ‘oye, ¡que al final remontamos y todo!’”. Pese al festival goleador -el encuentro acabaría por considerarse como la mejor final de Champions de la historia- ninguno de los dos equipos logró romper el empate ni en el tiempo extra.

placeholder Benítez y Gerrard, en plena celebración de la Champions League. (Reuters)
Benítez y Gerrard, en plena celebración de la Champions League. (Reuters)

“En los últimos minutos me veía hasta tirando un penalti, pero acabó por salir Djibril Cissé. No fue una decepción grande, evidentemente tenía muchas ganas de jugar y cuando lo piensas dices, qué pena, pero el haber ganado la final es una alegría tan grande que te hace olvidarlo”, sentencia quien fuera jugador de Celta de Vigo, Recreativo de Huelva, Huesca o Deportivo de La Coruña. Los penaltis decidieron y el destino sonrío al Liverpool. Dudek le paró el lanzamiento decisivo a Shevchenko, que lo lanzó al centro, para culminar un partido histórico.

Dos campeones de Europa en horas bajas

A nadie se le escapa que el estado de forma de ambos conjuntos hace difícil qué partido se vivirá en Valdebebas. “Los dos equipos están viviendo temporadas extrañas. Ha habido momentos del Liverpool en Premier League que parecía que perdía con cualquiera. El Madrid, un poco lo mismo, con mucha inconsistencia. Los clubes grandes es lo que tienen, que a pesar de vivir una crisis profunda llega abril o mayo y están disputando títulos”, reflexiona Núñez. “Anímicamente llegan fuertes, el Liverpool demostró pegada frente al Arsenal y el Madrid va a pelear LaLiga”, no sin matizar que en Champions “hay que dar favorito siempre al Real Madrid”.

Foto: Casemiro recupera un balón ante el Eibar. (EFE)

Ni Van Dijk ni Sergio Ramos estarán sobre el césped de la capital. El central holandés, quien cambió el rumbo del conjunto de Klopp, se ha perdido toda la temporada por una grave lesión de rodilla. Por su parte, el español se resintió de una dolencia muscular en su gemelo tras su periplo con la selección española que le dejará más de un mes en el dique seco. “El Liverpool ha notado más la ausencia de Van Dijk que el Madrid la de Ramos. Son dos figuras muy similares en cuanto su importancia en el juego, que estén en el campo es un punto a favor incluso antes de que ruede el balón, son extremadamente importantes para sus equipos”, comenta el que fuera canterano madridista: “La mayor pena de que no estén en el campo es para el espectador”.

Núñez no oculta que se le pone en un compromiso a la hora de elegir a quien apoyará a las 21:00: “Me limito a disfrutar del partido y a alegrarme del que gane. Soy madridista desde niño, siempre iré con el Madrid. Pero si tiene que perder algún partido, que sea contra el Liverpool”.

Antonio Núñez José Antonio Camacho Rafa Benítez Estambul Xabi Alonso Sergio Ramos Champions League Premier League Liverpool FC
El redactor recomienda