Zidane desea la estabilidad que tiene Klopp y Florentino un socio como LeBron James
  1. Deportes
  2. Fútbol
la fórmula del liverpool

Zidane desea la estabilidad que tiene Klopp y Florentino un socio como LeBron James

El Liverpool no ha dudado de Klopp ni en su peor momento de la temporada. Respaldo total. Es lo que echa de menos Zidane. Para paliar la crisis aparece LeBron James inyectando dinero

placeholder Foto: Zidane saluda a Jürgen Klopp en la final de la Champions que jugaron en Kiev. (Efe)
Zidane saluda a Jürgen Klopp en la final de la Champions que jugaron en Kiev. (Efe)

Hay una razón por la que Zidane se ha despegado de la planificación del Real Madrid. El entrenador francés no olvida que ha sido cuestionado por el club cuando atravesó una mala racha de resultados, a finales del mes de noviembre y principios de diciembre con las dos derrotas consecutivas contra el Alavés y el Shakhtar. No se sintió respetado. Zidane no piensa más allá del partido contra el Liverpool porque no tiene claro que vaya a ser el entrenador de la temporada que viene. Todo lo contrario sucede con Jürgen Klopp, que tiene la continuidad asegurada y plenos poderes para hacer y deshacer en la parcela deportiva. La estabilidad que tiene Klopp ya la desearía Zidane.

El francés llegó a la cifra de los 250 partidos en el banquillo del Real Madrid contra el Eibar. El balance es para tener en cuenta: 165 victorias, 50 empates y 35 derrotas. Son 11 títulos en total. Lo que viene a ser uno cada 22 partidos. Zidane no exterioriza su alegría porque la semana que tiene por delante es de una alta complejidad con la eliminatoria contra el Liverpool y el Clásico contra el Barcelona. Hace dos años, Solari se enfrentó a un escenario similar que le costó el despido. Ajax y Barcelona fueron su sentencia.

Foto: El defensa francés del Valencia, Mouctar Diakhaby, abandona el terreno de juego junto a sus compañeros tras recibir supuestos comentarios racistas durante el partido de Liga ante el Cádiz. (EFE)

Zidane es el primero que reconoce que su puesto no es estable, pero además ofrece algo que llama la atención. Tiene síntomas de estar desgastado y esta temporada está más arisco en las ruedas de prensa. La estabilidad que le falta al francés la tiene asegurada Jürgen Klopp, pese a que la temporada del técnico alemán está siendo más irregular que la del francés. El Madrid todavía tiene opciones al título de Liga, mientras que el Liverpool se encuentra a 25 puntos de diferencia del Manchester City. Son 9 derrotas las que ha cosechado el Liverpool en la Premier por 4 del Real Madrid en la Liga. Los números de Zidane son mejores y lleva una racha de 11 partidos sin conocer la derrota (9 victorias y dos empates) entre Liga y Champions. Aún así, se ve como un superviviente.

Klopp es intocable

El Liverpool de Jürgen Klopp tocó fondo el 7 de marzo con la derrota contra el Fulham en su estadio. Era el octavo partido consecutivo sin ganar en Anfield y ante un equipo que estaba en posiciones de descenso. Ese día nadie, ni del club ni de fuera, cuestionó al técnico alemán. Es más, por el cielo de Anfield voló una avioneta con una pancarta en la que se podía leer: “La unión hace la fuerza, vamos reds”. El apoyo que recibió Klopp en la crisis de resultados y juego fue unánime porque los propietarios y los aficionados no podían olvidar que fue el técnico que volvió a ganar la Premier League después de 30 años, la Champions al Tottenham en Madrid (la Sexta del club) y el primer Mundial de Clubes de la historia en la final al Flamengo.

Con Klopp sí hay memoria en el Liverpool. Zidane transmite que ser entrenador del Real Madrid, por muchos títulos que hayas conseguido, significa vivir en el filo y el crédito se puede perder en una semana si llegan los malos resultados. Ya le gustaría tener el respaldo, la tranquilidad y el poder de decisión de Klopp. Pero no ha podido ni resolver, ya en metidos en el mes de abril, una situación tan incómoda para él como las renovaciones de Sergio Ramos y Lucas Vázquez.

De los problemas deportivos y financieros se sale con buenos resultados y más dinero. Esta es otra de las diferencias entre el Real Madrid y el Liverpool. La estabilidad deportiva ha regresado al equipo inglés tras la contundente victoria contra el Arsenal de la ultima jornada. En el apartado financiero, LeBron James, el socio más mediático, inyecta dinero en el Liverpool para ayudar a minimizar el impacto de pérdidas que provoca el coronavirus y que la temporada pasada registró 140 millones de euros menos en los ingresos.

placeholder LeBron James posa con la camiseta del Liverpool
LeBron James posa con la camiseta del Liverpool

LeBron James aumenta su porcentaje en el accionariado de Fenway Sports Group (FSG), grupo propietario del Liverpool, a través de la empresa RedBird Capital Partners. La estrella del baloncesto de la NBA, que ya tenía el 2% de las acciones en el Liverpool, incrementa su poder ejecutivo en FSG, junto a otros socios, con una inversión de 638 millones de euros. Le Bron James es un reconocido seguidor del Liverpool, al que se le ha visto con la camiseta del equipo, la bufanda y en el mítico estadio de Anfield. Desde 2011 entró con un pequeño porcentaje de acciones en el Liverpool y en este escenario de crisis pone más dinero. No solo para amortiguar el golpe de la crisis que provoca la pandemia sino también en un momento en el que el club necesita más liquidez para llevar a cabo el proyecto de remodelación del estadio con el que pretende aumentar el aforo en 7.000 espectadores y el coste de la obra llega hasta los 66 millones de euros.

Foto: El exjugador del Valencia CF Ricardo Arias, durante la entrevista para El Confidencial. (Miguel Lorenzo)
Ricardo Arias: "Los líberos éramos los kamikazes del fútbol"
Cayetano Ros. Valencia Fotos y vídeo: Miguel Lorenzo

Han pasado diez años desde que John Henry, propietario principal del grupo FSG, y sus socios Tom Werner y Michael Gordon se hicieron con la adquisición del Liverpool por 330 millones de euros. Una década después el valor del club ingles, según Forbes, está en 2.000 millones de euros. El crecimiento ha tenido dos pilares. Una fuerte inversión de un grupo que ha ido incorporando socios como LeBron James y la apuesta deportiva de Jürgen Klopp hasta conseguir ganar la Premier League, la Champions y el Mundial de Clubes. La presencia de LeBron James significó otro impulso económico con nuevos acuerdos en el Liverpool, como el alcanzado para esta temporada con Nike y romper con New Balance tras cinco años. El acuerdo con Nike es de 94 millones de euros al año, uno de los más altos en el fútbol y no tan lejos del que tiene el Real Madrid con Adidas por 110 millones de euros.

La estabilidad es la fórmula por la que el Liverpool ha apostado en una temporada que se torció en lo deportivo con un equipo que ha sido vulnerable en defensa y perdió energía, pero que no dejó de creer en Klopp. Es lo que desearía Zidane, al que hemos visto en tono reivindicativo y quejándose porque se le ha infravalorado. La estabilidad económica también es importante. Lo que desearía tener Florentino Pérez es un socio que arrimara el hombro en estos tiempos de pérdidas de ingresos, de austeridad y en los que está metido en una reforma integral del Bernabéu que servirá para reactivar las cuentas.

Real Madrid Zinédine Zidane LeBron James Florentino Pérez Jürgen Klopp
El redactor recomienda