Jesé: problemas con el gol y su entrenador dice que no ha venido para marcar
  1. Deportes
  2. Fútbol
dos meses de sequía en las palmas

Jesé: problemas con el gol y su entrenador dice que no ha venido para marcar

Hace dos meses que fichó por la UD Las Palmas y no ha sido capaz de estrenarse como goleador. Pepe Mel, el técnico, protege a un futbolista que busca relanzar su carrera

placeholder Foto: Jesé sentado en el césped en un partido con la UD Las Palmas. (@JeseRodriguez10)
Jesé sentado en el césped en un partido con la UD Las Palmas. (@JeseRodriguez10)

El fútbol solo tiene un juez y son los partidos. Ahí es donde se puede comprobar quiénes son los futbolistas buenos, los normales y los malos. Todo lo que pase durante la semana, lo que se diga o la trayectoria que hayas tenido en el pasado, por muy exitosa que sea, no sirve de nada si en el siguiente partido no ofreces un buen resultado. Claro que hay rachas que te hacen pasar por un mal momento o, incluso, la mala suerte no te acompaña y te pueden perjudicar decisiones injustas. Pero los profesionales del fútbol tienen una sentencia para calibrar el rendimiento competitivo y tiene que ver con la siguiente frase: “El verde no engaña”. A Jesé Rodríguez, en el césped, durante los partidos se le ven las limitaciones. Tiene problemas con el gol.

Hace dos meses que fichó por la UD Las Palmas, a coste cero y renunciando a otras ofertas del extranjero que le pagaban más dinero, con el objetivo de recuperar la estabilidad deportiva y relanzar su carrera. También buscaba tener tranquilidad emocional y familiar. Jesé Rodríguez regresó a su tierra una vez que el Paris Saint Germain le dio la carta de libertad y vio la posibilidad de coger un impulso en la Segunda división española. La categoría no miente. La Segunda tiene una dificultad añadida. Hay muchos futbolistas experimentados, que tienen colmillo y te enfrentas a equipos con un nivel de exigencia físico muy alto. Son partidos intensos, duros, cerrados y para que brille el talento hay que estar muy fino.

Foto: Panorámica del nuevo estadio Santiago Bernabéu.

A Jesé se le está haciendo dura esta categoría. En los seis partidos que lleva disputados con el equipo grancanario no ha conseguido marcar ni un solo gol y la imagen que transmitió en el derbi contra el Tenerife, en su último partido, fue la de una total frustración. Cuando le sustituyó su entrenador, Pepe Mel, propinó una patada al marcador electrónico de los cambios. Lo dejó inutilizado. Es la reacción de un profesional que tenía puestas sus esperanzas en acabar como un héroe un partido especial y de máxima rivalidad y se marchó maldiciendo el cambio y su escasa puntería. Solo tuvo un disparo a portería, sin peligro, que se marchó desviado.

Transmite impotencia

“No vengo de paseo”, comentó el día de su presentación con la ilusión de iniciar una nueva etapa que dejara atrás el fracaso de su sonado fichaje por el Paris Saint Germain y las sucesivas cesiones. Ningún equipo ha querido al Jesé fuera de forma y descentrado. Ni ha podido mantener un elevado sueldo de más de 3 millones de euros. El regreso a su tierra es una apuesta del presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, y parece que un quebradero de cabeza para el entrenador Pepe Mel porque hay que sacar lo mejor de un futbolista que ya no tiene las cualidades del chico que apuntaba a figura cuando dio el salto del filial del Real Madrid al primer equipo.

Antes de incorporarse a la plantilla de Las Palmas estuvo dos meses entrenándose por su cuenta y con una preparadora personal, Belinda Oliva, dentro y fuera del gimnasio. Había que estar en forma para cuando llegara el momento de competir. Antes de jugar su primer partido necesitó una mini-pretemporada de dos semanas para adaptarse a los sistemas del equipo, el entrenador y los compañeros. Pasado este tiempo ha jugado seis partidos, los últimos cuatro de titular, y no ha marcado ni ante el Cartagena, Castellón, Rayo Vallecano, Fuenlabrada, Girona y Tenerife. Como se puede comprobar, para salirte en la Segunda división española tienes que dar bocados.

placeholder Jesé en un entrenamiento con la UD Las Palmas. (instagram Jesé Rodríguez)
Jesé en un entrenamiento con la UD Las Palmas. (instagram Jesé Rodríguez)

Este Jesé transmite impotencia. Le pone ganas y tiene actitud en el campo. Pelea por recuperar la pelota, la pide y no para de intentarlo. Pero no le llega para sobresalir y hacer goles. El mejor Jesé era el que arrancaba desde una banda, vertical, con cambio de ritmo para desbordar. Buscaba el balón al espacio y no al pie. Ahora está jugando de delantero, metido entre los centrales, de espaldas y más cerca de la portería con lo que tiene menos metros que correr y reduce sus esfuerzos. No acaba de encajar y le falta ese remate ganador, de goleador. Si no tiene la explosividad para eliminar rivales y tampoco aparece la pegada se queda todo en intentos que le llevan a la ansiedad y la frustración.

Las extrañas palabras de Pepe Mel

Tendrá que perseverar en su intento, en corregir los fallos y evitar que se apodere de él la ansiedad. Este jueves tiene otra oportunidad ante el Lugo y el domingo contra el Mallorca. Pero ya ha podido comprobar que esto de marcar las diferencias en la categoría de plata del fútbol español es una tarea complicada que requiere estar muy acertado e inspirado.

Apostar por la recuperación del mejor Jesé ya va a ser un acto de fe. Creen más en él dentro de su club que fuera. Parece evidente que la larga inactividad le está perjudicando y en este nuevo intento por engancharse al fútbol, con 28 años, el camino que le espera no va a ser nada fácil. Si realmente está más centrado ya es un paso importante, pero falta que el verde dicte sentencia.

Lo que necesitan en Las Palmas es despertar el instinto depredador del delantero, pero resulta sorprendente que un entrenador de la experiencia de Pepe Mel no se refiera a él con más exigencia y diga que no ha venido para marcar goles. “Jesé en mi tiene una ayuda. Le he dicho lo que opino, pero no ha venido aquí para meter goles. Ha venido a hacer muchas otras cosas y mientras haga lo que le pido se debe dar por satisfecho”, comenta el técnico que, por un lado es comprensible que busque quitarle presión y reducir su ansiedad, pero no cuela eso de que no tiene responsabilidad en la faceta goleadora porque las expectativas cuando se incorporó eran grandes y la afición con lo que disfruta es con los goles.

Foto: Marcelo durante el calentamiento antes de empezar un partido del Real Madrid. (EFE)

Fuera del césped sí ha encontrado la estabilidad que necesitaba. La figura de Jesé trasciende del fútbol y lo que le sucede en su vida privada suele tener repercusión. No ha dejado de ser un futbolista mediático. Su pareja, Aurah Ruiz, se dedica a ejercer de ‘influencer’ en las redes sociales y hemos podido ver a Jesé bailando o ‘perreando’ en un vídeo musical en TikTok grabado en un aparcamiento de coches. Ha sido también muy comentada la relación que mantiene con su pareja por las confesiones de Aurah Ruiz: “Soy muy fan de los juguetes sexuales. Me encantan. Tengo muchísimos. Y juego con mi pareja con todos los juguetes que pueda haber. Incluso los que él no conoce y yo le traigo. A él le encantan”, comentó en la plataforma de videos ‘MTMAD’ donde tiene un programa que se llama ‘Original Aurah’.

Jesé Rodríguez UD Las Palmas Pepe Mel
El redactor recomienda