El resurgir de Solari tras llegar a México señalado por el batacazo en el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
de las duras críticas a los elogios

El resurgir de Solari tras llegar a México señalado por el batacazo en el Real Madrid

Los tres meses que lleva en el banquillo del América no han sido nada fáciles para un entrenador que era visto como una apuesta demasiado arriesgada por su inexperiencia

placeholder Foto: Santiago Solari durante el partido entre el América y el Atlas. (Efe)
Santiago Solari durante el partido entre el América y el Atlas. (Efe)

Están siendo meses intensos para un entrenador que llegó a México señalado como un fracasado en el Real Madrid. A Solari no le recibieron bien cuando se hizo cargo, a principios de año, del América. Es el club más mediático del país y su presidente, Santiago Bolaños, quiso dar un golpe de efecto con la contratación de un técnico que estaba en paro y que vivía en Madrid, con un cargo que le dio Florentino como embajador del club. Pero llegó la oportunidad de volver a los banquillos con la oferta del América y Solari la cogió.

Los inicios fueron complicados y hasta desagradables porque a Solari le recibieron con desconfianza. Era visto como el entrenador que se dio un batacazo con el Real Madrid en la eliminatoria contra el Ajax en el Bernabéu y provocó que el equipo blanco cayera eliminado en los octavos de final de la Champions nueve años después. Los comentarios y las críticas en México eran duros. Solari producía rechazo. Se le calificó como un entrenador sin experiencia. Su incorporación tenía otra explicación más mediática que futbolística. Los que le rechazaron fueron duros. En la prensa y los aficionados no sentó nada bien la llegada del ‘Indiecito’.

Foto: Enrique Riquelme. (EFE)

Los que le apoyaron, eran minoría, destacaban la personalidad que tuvo para tomar decisiones importantes en un equipo como el Real Madrid (las suplencias de Marcelo, Isco y la apuesta por Reguilón y Vinicius). También se pidió comprensión y paciencia con un entrenador que había tenido que coger el Real Madrid post-Cristiano Ronaldo y en el que tampoco pudo tener continuidad Julen Lopetegui. Llegó como un interino y tras cuatro partidos se le hizo un contrato hasta 2021. Pero Solari duró poco más de cuatro meses y la doble derrota contra el Barcelona y la eliminatoria contra el Ajax le costó el puesto.

El éxito de ganar el Clásico

De esto hace ya dos años, pero con esta mala fama aterrizó en el club con más popularidad en México. El América había dejado de contar con Miguel Herrera, entrenador con experiencia, para apostar por el ‘novato’ Solari y sentarse en el banquillo del mítico estadio Azteca. Dirigir a Las Águilas de América a la consecución del título es un reto importante. En este tiempo ha conseguido 9 victorias, un empate y dos derrotas y tiene al equipo en la segunda posición de la clasificación del torneo clausura de la Liga MX. Está a dos puntos del Cruz Azul y los críticos empiezan a reconocer su trabajo. Aunque todavía hay quien le ve como un entrenador demasiado práctico y al que le falta hacer un fútbol más vistoso.

Ha conseguido su primer gran éxito tras ganar el Clásico del país en el campo del Chivas de Guadalajara (0-3). Un triunfo importante, vital y que le permite que le empiecen a ver con otros ojos porque se trata de una victoria contundente en un encuentro de máxima rivalidad. Cuando acabó el partido, los periodistas le preguntaron si esta victoria serviría para callar bocas y Solari dijo que “no”. Repitió el mismo discurso con el que llegó al banquillo. El de ser solidarios, no rendirse ante la adversidad y ser protagonistas en el juego. No quiso saber nada de revanchas personales ni pasar factura a los que habían puesto en duda su capacidad para ser el entrenador del América. Todavía no ha ganado nada, pero tiene al equipo peleando por el título.

placeholder Solari durante un partido con el América. (Efe)
Solari durante un partido con el América. (Efe)

Los tres meses que lleva en el banquillo no han sido nada fáciles para un entrenador que era visto como una apuesta demasiado arriesgada. El peor momento se produjo con la derrota por alineación indebida en el partido contra el Atlas. Un fallo que puede marcar a cualquier entrenador. En el banquillo de los suplentes se sentó un futbolista (Federico Viñas) que no estaba inscrito. No llegó a jugar ni un solo minuto y cuando se dieron cuenta del error lo enviaron a la grada en pleno partido. ¿Cómo es posible que ocurra esto a un equipo de primera división? Fueron, de nuevo, las críticas que tuvo que soportar Solari. La comisión de disciplina aplicó el reglamento y dio el partido por perdido por alineación indebida. El presidente echó la culpa del error al secretario técnico.

Foto: Ansu Fati se retira del campo en un partido del Barcelona. (Efe)

Solari se sobrepuso y el rendimiento del equipo ha ido creciendo hasta conseguir imponerse en su primer gran Clásico. La polémica le acompañó desde el primer día, pero su carácter tranquilo y paciente ha servido para caer en los nervios que rodea a un club y una afición que están ansiosos por volver a ser campeones. Llegó sin tiempo para trabajar, a una semana del debut en la competición y con un discurso positivo: “Es una alegría poder trabajar en un club con una historia arrolladora y con un nombre que, además, evoca a la esperanza y la oportunidad. El América es la patria futbolera”.

Lo primero que hizo nada más hacerse cargo del puesto de entrenador fue reunir a los jugadores y decirles que había que cambiar los hábitos. Quería más convivencia del grupo. Ordenó que la plantilla desayunara y comiera en las instalaciones deportivas. Lo segundo fue pedir el fichaje de un centrocampista español que había tenido en su etapa en el Castilla. Consiguió convencer a Álvaro Fidalgo, que estaba el Castellón. El futbolista español hizo las maletas para unirse al proyecto de Solari. Con trabajo, nuevos hábitos, paciencia, un estilo de juego más práctico, sólido y en el que ha conseguido que todos los jugadores defiendan está cambiando las críticas por más elogios.

Hugo Sánchez es su defensor

Hugo Sánchez se ha convertido en uno de sus principales defensores. El ex jugador del Real Madrid tiene una columna de opinión en el diario ‘Esto’ y en ella habla de un nuevo estilo de juego, de un Solari que trabaja en silencio y ha dado a los jugadores confianza para sacar lo mejor de la plantilla. “Solari y yo trasladamos los valores que nos fueron inculcados como jugadores del Real Madrid. Sabemos que el aspecto motivacional es tan importante como el técnico y el táctico”, escribe Hugo Sánchez.

Solari necesitaba vivir una aventura de este tipo después de dos años parado y empezar a quitarse, de esta manera, la espina clavada de su breve etapa en el Real Madrid donde disputó 32 partidos, con 22 victorias, 2 empates y 8 derrotas. Se fue por la puerta de atrás, pero como un señor, cuando le despidieron para que volviera Zidane y meses más tarde dijo que “no guardo rencor y fue un honor” haber sido entrenador del Real Madrid.

Florentino Pérez Zinédine Zidane Reguilón Marcelo
El redactor recomienda