Es noticia
Menú
Detenido Carlos Aranda, esta vez por marihuana: la dura vida del canterano blanco
  1. Deportes
  2. Fútbol
operación contra el narcotráfico

Detenido Carlos Aranda, esta vez por marihuana: la dura vida del canterano blanco

Vuelve a meterse en problemas este exfutbolista que ingresó en prisión en la investigación de la operación Oikos y ahora está involucrado en una operación contra la marihuana

Foto: Carlos Aranda el día que salió de la prisión de Zuera tras abonar la fianza. (EFE)
Carlos Aranda el día que salió de la prisión de Zuera tras abonar la fianza. (EFE)

Tuvo una infancia difícil, más feliz mientras iba de un equipo a otro en el fútbol profesional y va para catastrófica desde que colgó la botas. Carlos Aranda vuelve a meterse en problemas. En esta ocasión ha sido detenido por la Guardia Civil dentro de una operación contra la venta de marihuana, en la que se han producido cinco detenciones y a Aranda se le señala como el cabecilla de una presunta organización criminal a la que se les acusa de delitos contra la salud pública, uso ilegal de la red eléctrica para el cultivo de las plantaciones en tres viviendas (Antequera, Alcaucil y Periana) y falsedad documental.

Carlos Aranda ha sido detenido en su casa y se han practicado registros en la vivienda de El Palo, según 'La Opinión de Malága'. En menos de dos años vuelve a meterse en problemas este exfutbolista que tiene el récord de haber defendido la camiseta de ocho equipos diferentes en la Primera División y un total de 12 en toda su carrera. En los dos últimos años ha sido protagonista por ser detenido dentro de la operación Okios, en la investigación por el amaño de partidos con las apuestas, y ahora con este suceso por liderar la trama de una organización que traficaba con el cultivo de marihuana.

Foto: Eden Hazard se retira lesionado en el partido contra el Alavés. (Efe)

La vida sigue siendo complicada para un futbolista que tuvo una infancia difícil y que encontró un golpe de fortuna cuando Vicente Del Bosque, por entonces director de la cantera de Real Madrid, confió en él para que formara parte de las categorías inferiores. Aranda perdió a su madre a los nueve años de edad. Falleció por un cáncer en los ovarios y por culpa de la droga. Su padre abandonó la familia. Creció junto a sus abuelos y tíos maternos y, en este contexto de desgracias, dejó la escuela. Quería ser futbolista, iba a la playa a jugar al fútbol y se dedicaba a pescar para vender los productos y tener un dinero con el que comprarse un balón y unas botas.

Del Bosque apostó por Aranda

Hasta que Del Bosque se cruzó en su camino, confió en él, se lo llevó a Madrid y el club le llegó a poner un profesor particular para que estudiase. En el Madrid llegó a jugar un par de temporadas en el Castilla, hizo 66 goles en 130 partidos. Era un delantero corpulento, de fuerte carácter, con la cabeza rapada y contundente. Pudo jugar dos partidos con el primer equipo y ambos fueron en la Champions (contra el Molde noruego y el Lokomitiv de Moscú). Pero ahí acabó su etapa en el Madrid y empezó a ir de equipo en equipo. Del Madrid al Numancia, Villarreal, Albacete, Sevilla, Real Murcia, Levante, Zaragoza, Granada, Las Palmas y acabar jugando gratis en el CD El Palo. En algunos de estos equipos tuvo episodios conflictivos por su indisciplina y llegó a ser apartado.

El niño “travieso”, como le llamaba Del Bosque, volvió a meterse en problemas con el presunto amaño de partidos con apuestas, en partidos de Primera y Segunda División, que provocó un gran revuelo en el mundo del fútbol. A Carlos Aranda y Raúl Bravo, otro exfutbolista que también pasó por el Real Madrid, se les señaló como los cabecillas de la trama. Ambos fueron detenidos, pasaron por la prisión de Zuera (Zaragoza) y en el informe policial de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Violencia (UDEV) se les relacionaba con el amaño de partidos, una red de blanqueo de dinero y actividades ilícitas vinculadas al narcotráfico. Para salir de dependencias policiales tuvieron que pagar una fianza de 100.000 euros dentro de la investigación que lleva el juzgado de instrucción número 5 de Huesca.

Foto: El nuevo esponsor del Madrid vende carne sintética (Real Madrid)

En el sumario de la operación Oikos se reflejan diferentes sucesos con conexiones e indicios sospechosos. Como la apuesta de Aranda con un jugador del Málaga (Recio) en el partido de la última jornada entre el Málaga y el Real Madrid, en la temporada 2016-17, donde el equipo de Zidane consiguió la Liga. La apuesta estaba referida al número de córners. Pactaron 14 y se lanzaron 16.

Esta es la trayectoria de Carlos Aranda el exfutbolista que acumula diferentes capítulos turbios en los que está involucrado como el líder de tramas con presunto carácter delictivo. De niño no tenía nada, de adulto lo pudo conseguir todo y ser feliz jugando al fútbol (cada gol marcado se lo dedicaba a su madre), y ahora los problemas son de un índole más grave.

Tuvo una infancia difícil, más feliz mientras iba de un equipo a otro en el fútbol profesional y va para catastrófica desde que colgó la botas. Carlos Aranda vuelve a meterse en problemas. En esta ocasión ha sido detenido por la Guardia Civil dentro de una operación contra la venta de marihuana, en la que se han producido cinco detenciones y a Aranda se le señala como el cabecilla de una presunta organización criminal a la que se les acusa de delitos contra la salud pública, uso ilegal de la red eléctrica para el cultivo de las plantaciones en tres viviendas (Antequera, Alcaucil y Periana) y falsedad documental.

Vicente del Bosque Marihuana Guardia Civil
El redactor recomienda