Es noticia
Menú
La justicia abre la puerta a investigar a Adidas y al Real Madrid por su 'piedra blanca'
  1. Deportes
  2. Fútbol
UN FALLIDO NEGOCIO DE MERCHANDISING

La justicia abre la puerta a investigar a Adidas y al Real Madrid por su 'piedra blanca'

La Audiencia Provincial de Málaga retira la condición de perjudicada a la entidad blanca e invita al Juzgado de Instrucción 1 de Marbella a valorar su responsabilidad civil

Foto: Florentino Pérez, entre Alsina y el propietario de la inmobiliaria Evergrande en 2013. (EFE)
Florentino Pérez, entre Alsina y el propietario de la inmobiliaria Evergrande en 2013. (EFE)

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga ha abierto la puerta a que la justicia investigue al Real Madrid y a Adidas por una posible responsabilidad civil en un negocio de merchandising que la marca de ropa deportiva firmó en nombre del club y que finalmente derivó en diligencias penales por estafa contra los impulsores de la iniciativa. El tribunal ordena en concreto que el Juzgado de Instrucción 1 de Marbella continúe con las pesquisas contra las mercantiles Soxna, Belleblanche y Gragera Global Service, administradas por los principales imputados en la causa, y que, en función de lo que declaren los representantes legales de estas sociedades, decida sobre la conveniencia de rastrear el nivel de responsabilidad que ha podido tener la entidad de Chamartín y Adidas en el asunto.

"No consta motivación alguna que justifique la no inclusión de las personas jurídicas como penalmente responsables (...) y tampoco se recoge argumentación alguna respecto a la eventual responsabilidad civil subsidiaria de las entidades citadas en segundo lugar (Real Madrid y Adidas)", refleja literalmente el auto de la Audiencia Provincial, que deja sin efecto la decisión del Juzgado de Marbella de dar carpetazo a la instrucción y le ordena "continuar las diligencias", citar a declarar a las mercantiles y "resolver posteriormente (...) sobre la eventual responsabilidad civil de las señaladas". "No procede decretar la nulidad de la providencia que tuvo como parte al Real Madrid (...), que ha insistido en que viene actuando como perjudicada en esta causa y ha alegado el carácter instrumental de las sociedades administradas por los querellados", añade el alto tribunal malagueño, que retira de este modo la condición de perjudicado al club y pone su actuación (aunque sea por inacción) bajo sospecha.

Foto: Florentino Pérez, entre Alsina y el propietario de la inmobiliaria Evergrande. (EFE)

Tanto el Real Madrid como la marca de ropa deportiva se habían quedado fuera de la investigación después de que el Juzgado 1 de Marbella pusiera fin a la instrucción con un auto de transformación en procedimiento abreviado que determinaba la continuación de la causa únicamente contra los administradores de las mencionadas compañías, José Antonio Cánovas, Inocencia Bárbara, José Ramón Mondéjar, Manuel Gragera y Luis Alsina. La Audiencia Provincial devuelve a ambas ahora al foco de la investigación. Los imputados trataron de comercializar un mármol extraído de una cantera de Albacete que Adidas homologó como responsable del merchandising del club de Chamartín, lo que permitió a los investigados denominar al producto Piedra Blanca Real Madrid. Unos nuevos socios que entraron en el accionariado, sin embargo, descubrieron que la sociedad sociedad que explotaba la mina no disponía de licencia para operar ni se encontraba al día en el pago del alquiler al propietario de la instalación.

Los nuevos inversores -Javier G. M. y Ángel C. R.- se consideraron estafados, pues entendían que habían puesto dinero en el proyecto engañados por sus impulsores, por lo que decidieron interponer la correspondiente denuncia judicial, que derivó en la imputación de los cinco socios primarios de la mercantil, denominada Belleblanche. Los demandantes sostenían también que tanto el Real Madrid como Adidas eran responsables "in vigilando", porque tenían la obligación de supervisar qué se hacía con la marca que lleva el nombre del club blanco, la primera entidad por ser la titular de la denominación y la segunda por gestionar los productos de merchandising comercializados bajo la marca Real Madrid en virtud de un contrato entre el equipo de Chamartín y la firma de ropa deportiva.

placeholder Imagen de la Piedra Blanca Real Madrid en una exposición.
Imagen de la Piedra Blanca Real Madrid en una exposición.

De ahí que ambos recurrieran la decisión del Juzgado de Instrucción 1 de Marbella de dar por concluida la investigación -en octubre de 2019- sin apuntar a las dos entidades que, a juicio de los denunciantes, tenían la obligación de vigilar qué hacían las sociedades subcontratadas con el merchandising que se comercializaba con la marca Real Madrid. La piedra ya tenía, de hecho, un primer cliente en China, donde tanto el nuevo socio Ángel C. R. como Alsina disponían de importantes contactos. El primero se había dedicado ya antes a la distribución de mármol y contaba con clientes en Asia. El segundo había sido el hombre de confianza de Florentino Pérez en China. A través de su empresa Soxna, Alsina había montado escuelas de fútbol por todo el país oriental y había seleccionado niños para formarse luego en España, un proyecto del que posteriormente se desvincularía el presidente del Real Madrid como consecuencia del foco que la FIFA había puesto en el tráfico de menores para jugar al fútbol en Europa.

Tanto Ángel como Javier, según relatan ambos en su denuncia, se quedaron prendados de la influencia que tenía Alsina en el club de Chamartín, donde el propietario de la ya finiquitada Soxna contaba incluso con uno de los palcos más grandes y exclusivos que en esos momentos tenía el Santiago Bernabéu. El socio de Belleblanche invitó a ambos a esa zona privativa tanto antes como después de la firma del contrato que vinculó a Javier y a Ángel con la mercantil que se suponía que explotaría la mina de Albacete, lo que a los dos nuevos inversores supuso una confirmación de que el negocio estaba sin duda respaldado por el Real Madrid.

Un "gancho" para invertir

Tanto Alsina como Soxna, argumentan los demandantes en su escrito, actuaron como "gancho" para que los inversores entraran en la ampliación de capital utilizando sus buenas relaciones con el Real Madrid y con Adidas. Global Merchandising (dependiente de Adidas), sostienen, remitía al club todas las licencias que otorgaba para comercializar productos homologados con el fin de que el Real Madrid los supervisara. El club, añaden, "podía haber resuelto el contrato, pero (...) tenía grandes expectativas de beneficio". Fue de hecho la entidad de Chamartín, arguyen, la que registró la marca Piedra Blanca Real Madrid en septiembre de 2013, como figura en la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

La representación legal de Adidas aseguró durante la instrucción que desconocía el contrato por el que la entidad blanca cedía los derechos de comercialización del merchandising a la firma de ropa deportiva, extremo que sin embargo contradijo el Real Madrid. Este último defendió en su escrito de alegaciones que el engaño de los socios de Belleblanche a los nuevos inversores había existido, pero que el club no tenía ni idea de cómo había ocurrido y que de hecho la entidad blanca tenía que ser considerada como perjudicada, pues su marca había sufrido un desprestigio como consecuencia del narrado negocio fallido de la Piedra Real Madrid.

placeholder El marmol en el taller.
El marmol en el taller.

"Los querellados hicieron creer a los inversores, para engañarles, que su proyecto venía respaldado por el Real Madrid a través de Soxna, cuando en absoluto fue así", sostuvo el Real Madrid. "Llegaron a afirmar falsamente, incluso, que Soxna pertenecía a la Fundación Real Madrid y en multitud de ocasiones invocaron el nombre del Real Madrid, cuyo logotipo incluso utilizaba irregularmente el querellado José Antonio Cánovas en la antefirma de sus correos electrónicos, aduciendo sin ningún sustento que el club respaldaba o supervisaba el proyecto", argumentó la institución presidida por Florentino Pérez para tratar de mantener su condición de perjudicado, que ahora ha sido retirada del tablero de juego judicial y podría convertir a la entidad en responsable civil, lo que conllevaría -en caso de ser condenados los imputados- que el club tuviera que asumir las pérdidas de los denunciantes en el proyecto fallido e incluso la condena económica que hubiera.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga ha abierto la puerta a que la justicia investigue al Real Madrid y a Adidas por una posible responsabilidad civil en un negocio de merchandising que la marca de ropa deportiva firmó en nombre del club y que finalmente derivó en diligencias penales por estafa contra los impulsores de la iniciativa. El tribunal ordena en concreto que el Juzgado de Instrucción 1 de Marbella continúe con las pesquisas contra las mercantiles Soxna, Belleblanche y Gragera Global Service, administradas por los principales imputados en la causa, y que, en función de lo que declaren los representantes legales de estas sociedades, decida sobre la conveniencia de rastrear el nivel de responsabilidad que ha podido tener la entidad de Chamartín y Adidas en el asunto.