Dembelé, el sustituto de Diego Costa, solo ha disputado 24 minutos con el Atlético
  1. Deportes
  2. Fútbol
Sin la confianza del 'Cholo' Simeone

Dembelé, el sustituto de Diego Costa, solo ha disputado 24 minutos con el Atlético

Con una opción de compra pendiente, el francés no ha recibido apenas oportunidades en sus dos meses como rojiblanco. El coronavirus, un inconveniente en su progresión

placeholder Foto: Dembelé durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. (Efe)
Dembelé durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. (Efe)

“A Dembelé le veo con ganas y entusiasmo… Es un delantero de área y esperamos poder sacar todas las situaciones que hemos visto de él”. Las palabras de Diego Pablo Simeone el pasado 20 de enero, una semana después de oficializarse el traspaso de Moussa Dembelé, no han encontrado respuesta en el césped casi dos meses más tarde. El delantero francés llegó cedido en el mercado invernal proveniente del Olympique de Lyon como recambio de un Diego Costa que aceleró su despedida del Atlético de Madrid alegando problemas familiares, motivo por el cual resolvió un contrato al que todavía le quedaban varios meses como miembro de la familia rojiblanca. Desde la llegada del flamante ariete, su contador está en 24 minutos disputados en un total de dos apariciones desde el banquillo.

placeholder Dembelé entrena junto a sus compañeros. (Efe)
Dembelé entrena junto a sus compañeros. (Efe)

El acuerdo se cerró con facilidad con el club francés, que estaba dispuesto a dejar marchar al delantero al haber encontrado recambio goleador a principio de temporada. Dembelé llegó al Wanda Metropolitano con un handicap, ya que se encontraba todavía renqueante de una fractura en su brazo. El Atlético de Madrid pagó 1,5 millones de euros al Olympique por la cesión del jugador hasta el próximo 30 de junio, además de reservarse una opción de compra por 33,5 millones de euros al final de dicho periodo. Todo parecía perfecto para los intereses rojiblancos: se encontró un recambio inmediato ante la fuga repentina de Diego Costa que encajaba con la idea de juego de Simeone y, además, suponía una apuesta de futuro (24 años) si cuajaba durante los meses de cesión. Dos meses después de su aterrizaje en Madrid, el ostracismo resume la experiencia colchonera de Dembelé.

El coronavirus retrasó los planes

Moussa Dembelé entró en su primera convocatoria con el Atlético de Madrid una semana más tarde de llegar al club. Con la baja de Costa tras su rescisión de contrato sumada a la cesión de Ivan Saponjic al Cádiz, solo Luis Suárez figuraba entre los delanteros puros de la parroquia rojiblanca. Joao Félix, Ángel Correa y hasta Marcos Llorente podrían ocupar dicho puesto ante una inoportuna lesión del charrúa, pero la dirección deportiva apostó por el francés como recambio. Dembelé participó en tres convocatorias consecutivas de LaLiga, pero en ninguna tuvo el premio de debutar. Simeone no le veía preparado, mientras que Suárez goleaba a cada partido, cargándose de minutos.

Foto: Marcos Llorente celebra su tanto frente al Athletic. (Efe)

En el peor momento posible llegó su infección por coronavirus -el Atlético de Madrid ha protagonizado numerosos casos positivos desde el comienzo de la temporada-, que le apartó del equipo durante los siguientes tres partidos. Entró en la convocatoria frente al Levante el pasado 20 de febrero a última hora gracias a una PCR negativa y, entonces sí, Simeone le dio su primera oportunidad con la camiseta rojiblanca. 16 minutos en el intento de remontada que acabaría con la derrota de los locales por dos goles a cero en el Wanda Metropolitano. 37 días después de su fichaje.

Alejado de la rotación en el peor momento del calendario

Diego Pablo Simeone volvió a apostar por él frente al Chelsea en la ida de los octavos de final de la Champions League. De nuevo de suplente y disputando ocho minutos. “Me gustó Dembelé, nos puede dar cosas importantes, se le vio vivo y lo tendremos en cuenta”, afirmó el técnico argentino, resaltando los minutos del francés como una de las noticias positivas de la noche de Bucarest. Con tres importantísimos duelos para la diferencia de puntos liguera frente al Villarreal, Real Madrid y Athletic de Bilbao -el partido pendiente que tenía el Atleti- por delante, todo hacía indicar que el delantero francés contaría con más oportunidades, sobre todo para dar descanso a Luis Suárez, de 34 años. Nada más lejos de la realidad, Dembelé vio los tres encuentros desde el banquillo, sin participar en ninguno de ellos.

placeholder Simeone en el pasado encuentro frente al Athletic. (Efe)
Simeone en el pasado encuentro frente al Athletic. (Efe)

El espejo para Dembelé es el de su compatriota Thomas Lemar, jugador al que le costó entrar en la dinámica del equipo, pese a costar 72 millones de euros, y de quien se especuló una posible venta. El interior acabaría por destaparse, dos temporadas después de su fichaje, como uno de los futbolistas más importantes para el esquema de Simeone. El entrenador rojiblanco destaca por su paciencia a la hora de incorporar a sus jugadores, como prueba el propio Lemar, Marcos Llorente o Mario Hermoso. Al otro lado de la balanza está el caso de Vitolo, que jamás ha podido recuperar el nivel que se le atesoraba en el Sevilla y que, cuatro años después de su llegada, no entra en los planes del argentino.

La hoja de ruta para el delantero francés es complicada, ya que el Atlético de Madrid tendrá que decidir en junio si efectúa o no la opción de compra tras la cesión. A día de hoy, la figura de Dembelé es desconocida para la afición colchonera, pese a que Simeone reafirma su confianza en él. Por delante los meses trascendentales para el futuro liguero del Atleti y la posible remontada ante el Chelsea, el recambio de Diego Costa espera oportunidad.

Atlético de Madrid Diego Costa Marcos Llorente Olympique de Lyon
El redactor recomienda