Nino: "En el fútbol puedes ganar más o menos dinero, pero el cariño no tiene precio"
  1. Deportes
  2. Fútbol
el capitán del elche

Nino: "En el fútbol puedes ganar más o menos dinero, pero el cariño no tiene precio"

Está cerca de cumplir los 41 años y acaba de llegar a los 800 partidos como profesional. Nino representa el éxito del futbolista modesto que puede triunfar en la élite

placeholder Foto: Nino, capitán del Elche, durante un partido con el conjunto ilicitano
Nino, capitán del Elche, durante un partido con el conjunto ilicitano

A los 15 años apareció la oportunidad esperada por cualquier niño que aspira a tener éxito en el fútbol de élite y, en edad de adolescente, pudo fichar por el Real Madrid. Un ojeador del club le vio en un partido en Murcia, destacó su capacidad para hacer goles, y lo captó para llevarlo a entrenar a la antigua Ciudad Deportiva (donde hoy están las cuatro torres). No salió nada como esperaba. Tras estar dos años en la capital cambió de idea por una serie de circunstancias y buscó, de nuevo, su espacio. No estaba cómodo. Echaba de menos su tierra, su gente, el hábitat donde poder relanzar su carrera como futbolista.

Cogió un tren y regresó a Vera (Almería) porque, entre otros motivos, Vicente Del Bosque, por entonces jefe de la cantera del club blanco, decidió que tenía que salir cedido a un equipo de la Comunidad madrileña. Nino probó como cadete y juvenil, pero puso fin al sueño de poder ser algún día jugador del Real Madrid, marcar goles en el Bernabéu como los hacía su ídolo Emilio Butragueño. Ahí se quedó el corto recorrido de uno de los tantos chavales que buscan hacerse hueco en el Madrid y escalar hasta el primer equipo.

Lo que viene después es un maratón de temporadas por la Segunda B, Segunda y Primera división que suman un total de 800 partidos como futbolista profesional. Los cumplió con el Elche el fin de semana pasado en el partido contra el Granada en el estadio de Los Cármenes. Juan Francisco Martínez, conocido como Nino, no está arrepentido de haber dejado Madrid y el Real Madrid. Está muy orgulloso por todo lo que ha podido disfrutar durante los siguientes 23 años en diferentes equipos. Es uno de esos ejemplos de persona y futbolista con un comportamiento intachable.

Foto: David Alaba durante un partido con el Bayern de Múnich. (EFE)

Es mayor, pero no viejo para ser futbolista profesional. Nino cumple los 41 años en junio, mantiene la forma física y, por encima de todo, la ilusión de competir, sacrificarse, sufrir y disfrutar. Hablamos con el abuelo del fútbol español. “El verde no engaña. Mi único secreto es que me gusta mucho esta profesión, amo el fútbol y tengo la ilusión de siempre. Cuando piso el césped me enchufo y pienso que cuando se acabe esto ya no va a volver. Así que se trata de competir estando bien y lo que no me van a ver es estando en un terreno de juego arrastrándome y haciendo el ridículo. Estaré hasta que siga siendo útil”, dice Nino a El Confidencial después de otro duro entrenamiento con el equipo ilicitano.

800 partidos como profesional

La carrera de Nino, tras dejar atrás la breve etapa en el Real Madrid, se resume en trece temporadas en Elche, cinco en Osasuna, cuatro en el Tenerife y una en el Levante. No le ha ido nada mal. Pero es que es el máximo goleador de la Segunda división con 194 tantos y 578 partidos en esta categoría. Desde que debutó con el Elche, a los 17 años, no ha parado de hacer goles. Y todo esto sirve para preguntarse qué tipo de persona hay detrás de este profesional. “No llevaba la cuenta. De verdad que no sabía que había llegado a los 800 partidos como profesional. Lo único que puedo decir es que en todo este tiempo he sufrido, pero también me he divertido. Y si he llegado a esta cifra es porque he tenido compromiso y he respetado el fútbol”, nos comenta.

Sobre esto hay que incidir. El esfuerzo que hay detrás es enorme, con días buenos, pero también muy malos, en una profesión en la que se habla más de las estrellas que de los modestos. “Yo me siento un representante del éxito del fútbol modesto. Dentro del fútbol de élite hay otro modesto. Nos salpican los Messi, los Cristiano Ronaldo… Parece que todos ganamos millonadas y tenemos un Lamborghini. Claro que hay que coger lo bueno de ellos, pero luego las comparaciones son odiosas. Hay fútbol galáctico y otro modesto y yo estoy en el grupo de los segundos porque considero que nadie me ha regalado nada y he sudado la camiseta hasta que no he podido dar más. Es mi forma de ser. Saber que no puedo desviarme del camino del trabajo y la humildad”.

placeholder Nino disputa un balón en un partido entre el Elche y la Real Sociedad. (Efe)
Nino disputa un balón en un partido entre el Elche y la Real Sociedad. (Efe)

Nino sufrió una grave lesión (rotura de ligamentos cruzado anterior) con 33 años de las que te dejan muy tocado en lo físico, pueden retirarte y hundido en lo psicológico. Consiguió salir adelante después de una larga recuperación y teniendo que poner a punto, de nuevo, el cuerpo y la cabeza para demostrar que seguiría siendo competitivo. “Mira, el fútbol es como la vida. Hay mucha exigencia, golpes y sufrimientos que tienes que ir superando con una mentalidad muy fuerte. La lesión fue grave y, en lo físico, me puso en complicaciones. Pero está el apartado psicológico, que es muy importante. Al final, todos los días sale el sol. Así tienes que vivir. La experiencia ayuda, pero la mentalidad es muy importante para salir adelante. Yo he recibido muchos golpes, físicos y anímicos, y he sufrido con descensos que eran fracasos. He tenido rachas de no marcar goles, días malos en los que no te salen las cosas y he seguido para adelante. Hay que tener un equilibrio y todo llega. Yo, de lo que estoy más satisfecho, es del respeto que me he ganado en el mundo del fútbol. En la vida y en el fútbol puedes ganar más o menos partidos y dinero, pero lo que no tiene precio es sentir el cariño. Yo lo tengo”, es la lección vital de Nino.

Foto: Santi Aldama, la promesa española que triunfa en la NCAA. (Loyola)

“Pero el fútbol es muy difícil y no vale el pasado. Vale el ahora”, matiza el futbolista del Elche que tiene en su casa el ejemplo de perseverar en el trabajo en el seno de una familia humilde y un padre joven (62 años) que sigue al pie del cañón. “Mi padre ha trabajado de todo. De albañil, en el campo, en el bar… A día de hoy es conserje en un colegio. Estos son los valores que hay que tener porque las cosas cosas no llegan por sí solas y la humildad es necesaria en el trabajo. Así que yo esto me lo tomo como un día a día y le doy normalidad. Sé que tengo qué hacer. Cuidarme, descansar, entrenar fuerte y privarme de ciertos caprichos que perjudican a un futbolista. Esta es mi rutina. Estar tranquilo y tener fuerza de voluntad. Si no se puede comer chocolate, pues no pasa nada”, dice para cerrar esta charla un tipo normal, campechano y cercano. Si sus palabras sirven de ejemplo para los jóvenes ya es un éxito.

Nino ya está en el club de los 800 partidos como futbolista profesional. Solo seis futbolistas españoles lo han conseguido y esta es la lista: César Caneda (866), Paco Buyo (857), Andoni Zubizarreta (844), Joaquín (839), Robert Fernández (814) y Diego Rodríguez (813). De los 800 partidos de Nino, 470 son con el Elche y por este motivo se le considera la leyenda franjiverde. Le quedan más partidos y superar récords como el de convertirse en el futbolista español que marca un gol con más edad. Tiene que superar a Donato, el goleador más veterano, que marcó su último tanto con 40 años, 4 meses y 17 días. En Elche tienen un ídolo y ese cariño no tiene precio, como dice Nino.

Elche CF Paco Buyo Andoni Zubizarreta Robert Fernández
El redactor recomienda