Hacienda vuelve a cruzarse en el camino de Florentino por cobrar desde un paraíso fiscal
  1. Deportes
  2. Fútbol
TRAS LOS ÚLTIMOS PAPELES DE FOOTBALL LEAKS

Hacienda vuelve a cruzarse en el camino de Florentino por cobrar desde un paraíso fiscal

El Real Madrid aceptó que el fondo Providence le pagase 200 millones de euros desde las Islas Caimán a pesar de que su director financiero avisó de un posible "fraude de ley"

placeholder Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hablan con Florentino Pérez. (EFE)
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, hablan con Florentino Pérez. (EFE)

Ignacio Ruiz-Jarabo, director de la Agencia Tributaria con Jose María Aznar, cuenta en el libro 'Estado fiscal y democracia, la Agencia Tributaria en perspectiva' varias anécdotas que vivió en primera persona con Florentino Pérez y el Real Madrid. Una de ellas es la de un funcionario de la aduana del aeropuerto de Barajas que tuvo un encontronazo con la expedición del equipo blanco cuando a su regreso de Tokio preguntó si tenían algo que declarar. "Sí, hombre, que somos campeones del mundo", cuenta Ruiz-Jarabo que le contestó Florentino.

"Como el funcionario había visto en la prensa deportiva a los futbolistas de compras, les dijo que debían pagar los impuestos arancelarios", cuenta el exdirector de la Agencia Tributaria. "Florentino Pérez dijo que quería hablar con el jefe de los aduaneros porque resultaba inconcebible que se molestara al equipo tras un largo viaje y amenazó con echarnos encima a la prensa. Se enfadó mucho, pero se liquidaron los aranceles. Recuerdo que después Florentino envió un paquete con entradas para un partido a los funcionarios, pero se las devolvieron guillotinadas y con una leyenda: 'No queremos tus entradas, queremos tus disculpas".

Foto: El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, se dirige a los socios durante la asamblea. (EFE)

Pues bien, hecha esta breve introducción, según una nueva información de Football Leaks, el Real Madrid aceptó que el fondo Providence le pagase 200 millones de euros desde las Islas Caimán, pese a ser consciente de que en esta operación podría incurrir en “fraude de ley”, tal y como avisó el director financiero del club, Julio Esquerdeiro, al director general, José Ángel Sánchez, al director del área jurídica, Javier López Farré, y a José Luis del Valle, secretario general de ACS y asesor jurídico de confianza de Florentino Pérez. Los documentos divulgados en España por 'infoLibre' indican que fueron dos compañías radicadas en las Islas Caimán y domiciliadas en un edificio de George Town las que garantizaron el pago de ese dinero al Real Madrid.

"¡Dos compañías radicadas en las Islas Caimán y domiciliadas en un edificio de George Town donde hay miles de empresas domiciliadas garantizan el pago al club de 200 millones por parte de una sociedad luxemburguesa de 20.000 euros de capital social! Parece una broma, pero me temo que va en serio", advirtió el director financiero del Real Madrid. "Ya el 1 de diciembre de 2016, apenas iniciadas las negociaciones, Julio Esquerdeiro elaboró una nota interna de trabajo donde, además de explicar las particularidades del contrato, advertía de que la estructura de inversión a la que acuda el inversor [Providence] deberá evitar los riesgos reputacionales y de imagen que para el Real Madrid pudieran derivarse, debiendo por tanto ajustarse dicha estructura a una práctica habitual que no plantee riesgos fiscales al Real Madrid".

Los documentos de Football Leaks confirman que el Real Madrid contrató por 1,12 M al año a un superdirectivo que fracasó en sus objetivos

Tal y como informamos en El Confidencial, en mayo de 2019, un fondo de inversión compró para las cuatro siguientes temporadas los derechos del Real Madrid y, unas semanas después de la asamblea de socios celebrada el 23 de septiembre de 2018, desde los despachos del Bernabéu se filtró la 'noticia' de que el club había fichado a David Hopkinson, un canadiense que trabajó durante casi 24 años en un grupo dueño de las franquicias Toronto Raptors (NBA), Toronto Marlies (American Hockey League) y Toronto FC. Sin embargo, 'Palco23' desmontó este 'fichaje' al asegurar que fue Providence quien, en su intención de tener más control sobre el negocio de 'esponsorización', impuso la entrada de Hopkinson como director de Patrocinios. Un departamento que, como bien apuntó el mismo medio, hasta la llegada del canadiense dependía de Begoña Sanz, nombrada directora general adjunta, quizá para no tener que informar de que se la destituía como directora comercial.

Los documentos de Football Leaks confirman ahora que el Real Madrid contrató por 1,12 millones al año a un superdirectivo que fracasó en sus objetivos de ingresos por patrocinio, pues Hopkinson prometió doblar esa partida, si bien los patrocinios y licencias se estancaron en la temporada 2018-19 y en la siguiente los ingresos comerciales quedaron 60 millones por debajo de lo presupuestado. Providence propició la contratación del directivo estrella e introdujo en el club a uno de los exempleados del fondo a través de una firma de asesoramiento.

La ingenuidad de los socios del Madrid

"Necesito que alguien me diga qué de cierto hay en esto y qué significa en realidad", se preguntó un socio del Real Madrid en un foro tras leer la información de El Confidencial. "Entiendo que nos dan 50 millones al año, pero no se especifica qué concesiones hacemos, qué control pierde el club, cuál es el interés y por qué hay que hacer esto si tenemos los mayores ingresos, somos el club más valioso y tenemos deuda neta negativa. No estoy en contra por principios de buscar dinero donde sea, pero hay que tener cuidado con esto de los fondos de inversión". Tras acusarlo de "antiflorentino" y "antimadridista", otro socio le respondió: "Esto entre Providence y el Madrid es simplemente una relación comercial más entre dos empresas, en la que una está viendo que quizá gane menos de lo que pensaba en el negocio que tenían montado, y pretende que no sea así. Nada más ni nada menos".

placeholder Florentino Perez, en una imagen reciente. (EFE)
Florentino Perez, en una imagen reciente. (EFE)

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, pues ahora parece claro que el Real Madrid en realidad no firmó con Providence, sino con una de sus múltiples filiales, PQ VII SARL, domiciliada en Luxemburgo. Constituida el 18 de enero de 2017, justo cuando comenzaban las negociaciones con el club español y con un capital de solo 20.000 euros. "Es una sociedad instrumental cuyos beneficiarios últimos son dos sociedades domiciliadas en el paraíso fiscal de las Islas Caimán", se explica en la información que ha divulgado 'infoLibre'.

“Dada esta estructura, fácilmente comprobable por la Agencia Tributaria, la exención de retención en los pagos del Real Madrid a PQ VII SARL, por ser sociedad residente en la UE, será cuestionada con casi total seguridad por la Agencia Tributaria, que recalificará los pagos considerando el beneficiario efectivo, en este caso, un paraíso fiscal, y, por tanto, obligando al Real Madrid a practicar una retención del 24% en los pagos a Providence”, alertó el director financiero del club, según se señala en la misma noticia.

La pelota está en el tejado de la Agencia Tributaria, quien debería abrir una investigación sobre la operación suscrita en 2017 por el Madrid

Como es habitual, este medio ha preguntado al Real Madrid por los detalles del acuerdo, "pero el club no ha querido responder a las reiteradas solicitudes de este periódico para obtener sus comentarios". Es por ello que ahora la pelota está en el tejado de la Agencia Tributaria, quien debería abrir una investigación sobre la operación suscrita en 2017 por el club que preside Florentino Pérez con el fondo de inversión Providence, que utiliza una estructura societaria basada en grupos domiciliados en Luxemburgo y en el paraíso fiscal de las Islas Caimán.

Claro que, según cuenta el mencionado Ruiz-Jarabo, no sería la primera vez que el presidente del Real Madrid intenta frenar una investigación de este tipo, pues ya lo hizo con la que durante su estancia al frente de la Agencia Tributaria se realizó a los clubes de fútbol y Florentino incluso amenazó con paralizar la Liga. "Decidió hablar con Enrique Giménez-Reyna, que era el secretario de Estado de Hacienda. La conversación me la contó un testigo presencial de la misma, según el cual el tono y el volumen de voz empleados por Florentino eran los que hubiera empleado un capataz para dar una orden a un obrero. Lo peor no fue que Giménez-Reyna consintiera el tono, el volumen y el contenido de las palabras de Florentino sin invitarle a abandonar las oficinas, sino que inmediatamente nos convocó al director de la Inspección y a mí para trasladarnos la instrucción recibida y sugerirnos que la ejecutáramos, que paralizáramos las inspecciones". Al final, no fue así, pero en la AT están avisados...

Florentino Pérez Islas Caimán José Ángel Sánchez Fondos de Inversión
El redactor recomienda