La selección de Chile tentó a Lillo, pero decidió seguir "viendo lo que no ve" Guardiola
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL CITY NOTA LA MANO DEL SEGUNDO DE PEP

La selección de Chile tentó a Lillo, pero decidió seguir "viendo lo que no ve" Guardiola

Francis Cagigao, ex del Arsenal y ahora director deportivo de la federación chilena, contactó con Juanma, aunque Pep puede estar tranquilo porque la idea del tolosarra es seguir en Manchester

placeholder Foto: Pep Guardiola y Juanma Lillo, en el banquillo del Manchester City. (REUTERS)
Pep Guardiola y Juanma Lillo, en el banquillo del Manchester City. (REUTERS)

Desde su derrota ante el Olympique de Lyon en los cuartos de final de la Liga de Campeones disputada en agosto del año pasado en Lisboa, el Manchester City ha jugado en lo que llevamos de temporada 36 partidos entre Premier, FA Cup, Carabao Cup y la propia Champions, en los que suma 28 victorias, 6 empates y tan solo dos derrotas, con un balance de 78 goles a favor, a una media de 2,16 por partido, y 19 en contra, tan solo 0,52. Además, el equipo de Pep Guardiola firmó este sábado ante el Tottenham su decimosexta victoria consecutiva y suma ya 23 partidos sin perder. La última vez que lo hizo fue precisamente contra el equipo de Mourinho en Londres.

Después de una temporada en la que no pudo ganar la Premier por tercera vez consecutiva y una vez más volvió a quedarse a las puertas de las semifinales de la Liga de Campeones, el Manchester City no solo ha remontado el vuelo, sino que también ha recuperado su esencia. "La única diferencia es que corremos menos", asegura Guardiola, para explicar que, paradójicamente, "corríamos demasiado y para jugar al fútbol hay que correr mucho menos. Sin el balón tienes que correr, pero con el balón tienes que mantenerte más en posición y dejar que el balón corra y no tú, y hemos mejorado mucho en los últimos partidos".

Foto: Juanma Lillo y Pep Guardiola cuando se enfrentaron en LaLiga, con Almería y Barça, respectivamente. (EFE) Opinión

En este sentido, Pep reconoce la influencia que tiene Juanma Lillo, a quien recurrió en junio del año pasado tras la marcha unos meses antes de Mikel Arteta al Arsenal. "Juanma es muy importante para mí. Nos ha ayudado mucho. Sin su influencia sería imposible estar donde estamos en la tabla", confiesa Guardiola. "Me conoce perfectamente y sabe lo que necesito en el momento justo. Tiene un sentido especial para ver cosas que yo no veo o leer situaciones del partido difíciles de encontrar para mí", explica el técnico catalán.

Lo cierto es que, después de cuatro temporadas en Inglaterra, la primera de ellas claramente de aclimatación, su City necesitaba regresar al punto de salida. Y quién mejor para ello que la figura de Lillo, de quien Pep tanto aprendió en sus inicios como entrenador y sigue aprendiendo. "En los malos momentos, Juanma me hace sentir tranquilo y me hace ver la situación real del equipo, más allá del resultado, sea bueno o malo", comenta Guardiola, quien no tiene ningún problema en reconocer públicamente que su segundo "tiene una visión que yo no tengo. Juanma es especial y ha sido muy importante en este periodo. Nos ayuda, sobre todo, en aspectos defensivos y hablando con los jugadores, más especialmente con los latinos, por el tema del idioma".

Aunque tiene una larga trayectoria como primer entrenador, desde sus inicios en una UD Salamanca a la que ascendió de Segunda B a Primera, a sus experiencias en México, Colombia, Japón y China, pasando por clubes tan importantes de LaLiga como Oviedo, Tenerife, Zaragoza y Real Sociedad, además de ejercer de segundo de Jorge Sampaoli en el Sevilla FC, Lillo ha encontrado en un club del poderío futbolístico del Manchester City y junto a un técnico de la talla de Guardiola el lugar idóneo para plasmar todos sus conocimientos.

placeholder Lillo, a la derecha de Guardiola, durante un minuto de silencio en Old Trafford. (REUTERS)
Lillo, a la derecha de Guardiola, durante un minuto de silencio en Old Trafford. (REUTERS)

Lasarte, otra vez en su camino

Por más que la ignorancia le haya convertido en no pocas ocasiones en objeto de burla, el tolosarra sigue siendo muy respetado por los profesionales del fútbol. Así, y tal y como informaron varios medios chilenos, Lillo ha sido uno de los candidatos de Francis Cagigao, el nuevo director deportivo de la federación del país sudamericano, para suceder a Reinaldo Rueda en el banquillo de La Roja. Cabe recordar que en 2016 el técnico español fue uno de los asistentes del argentino Sampaoli al frente de selección chilena.

Foto: Juanma Lillo y Pep Guardiola, cuando se enfrentaron en LaLiga con Almería y Barça en 2010 (Efe).

Sin embargo, y como quiera que Juanma no vio claro dejar a Guardiola, el nuevo seleccionador de Chile es Martín Lasarte, el técnico que precisamente sustituyó a Lillo en el banquillo de la Real Sociedad y logró el ascenso a Primera con el equipo donostiarra. El uruguayo coincidió en San Sebastián con el guardameta chileno Claudio Bravo y también con el preparador de porteros Roberto Navajas, quien le acompañará ahora en su nueva andadura al frente de La Roja. Otra curiosidad es que Cagigao fue quien avaló la contratación de Arteta como técnico del Arsenal, lo que provocó que Guardiola llamara a Lillo.

"No lo sé todo sobre el fútbol, aún estoy aprendiendo. Necesito gente cerca que me ayude a ser mejor entrenador para nuestros jugadores y que me permita ver cosas que no veo", aseguró Guardiola cuando Lillo llegó a Manchester. El pasado mes de noviembre Pep renovó su contrato por dos años más con otro más opcional, por lo que en 2023 cumpliría su sexta temporada al cargo de un equipo al que llegó en el verano de 2016 y se mantendrá como el club donde más tiempo ha permanecido como entrenador. Lo normal es que Juanma siga a su lado, aunque no sería de extrañar que volviera a ser tentado.

Juanma Lillo Pep Guardiola Chile Manchester City Premier League Mikel Arteta Jorge Sampaoli Claudio Bravo Arsenal FC