Las claves de por qué Pacheta puede amargarle aún más la Liga a Zidane
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL COLISTA 'HUELE' LOS NERVIOS DEL MADRID

Las claves de por qué Pacheta puede amargarle aún más la Liga a Zidane

Pese a ascender de Segunda B a Primera, el Elche prescindió de un técnico que cumple su sueño en el Huesca y, además de ser un gran motivador, sabe cómo hacer daño a sus rivales

placeholder Foto: Pacheta, en su presentación como nuevo entrenador del Huesca. (EFE)
Pacheta, en su presentación como nuevo entrenador del Huesca. (EFE)

"Mi reto y sueño tan ilusionante de entrenar al Elche en Primera se desvanece definitivamente". Dos días después de lograr el segundo ascenso consecutivo con el equipo ilicitano, José Rojo Martín, conocido como Pacheta, se despedía de un club al que llegó en febrero de 2018 para dirigirlo en Segunda B, pero que, según explicó su presidente, Joaquín Buitrago, "no entraba en los parámetros del proyecto" que Christian Bragarnik, su nuevo propietario, quería implantar en la máxima categoría.

Curioso, pues tan solo dos días antes el mismo Buitrago aseguró que "la renovación de Pacheta es cuestión de sentarse y valorarlo por parte de la propiedad y del propio entrenador. Entre hoy y mañana tendremos noticias sobre el tema". Y, efectivamente, noticia hubo, aunque no la esperada, empezando por el propio técnico, que tenía la intención de continuar. Hasta el alcalde de Elche, Carlos González, calificó al entrenador burgalés como "el arquitecto del proyecto del Elche CF".

Foto: Villar y Rubiales, los dos últimos presidentes de la RFEF. (EFE)

Sin embargo, cuatro meses y medio después, Pacheta ha visto hecho realidad su sueño de entrenar en Primera, aunque al frente del Huesca, precisamente un rival directo del Elche en la lucha por la permanencia y, por tanto, con un 'proyecto' parecido. "Creo que hemos conseguido que los aficionados se sientan orgullosos de la Sociedad Deportiva Huesca en las dos primeras jornadas y en esta tercera nos vamos más contentos que la leche", comentó el técnico de Salas de los Infantes tras la victoria en Valladolid (1-3) y empatar anteriormente contra el Villarreal (0-0) y perder por la mínima en Getafe (1-0).

A diferencia de otros futbolistas que deciden ser entrenadores y llegan relativamente fácil a la elite, la carrera de Pacheta como técnico no ha sido sencilla y nadie le ha regalado nada. Después de iniciarse en el banquillo del CD Numancia y pasar por los de Oviedo y Cartagena, se marchó una temporada al Korona Kielce polaco. Regresó para dirigir al Hércules, aunque solo pudo hacerlo unos meses, y volvió a hacer las maletas, esta vez para entrenar al Ratchaburi Mitr Phol FC, de Tailandia, donde estuvo casi dos años. De vuelta a España y tras unos meses sin equipo, surgió la opción del mencionado Elche, al que en dos años subió de Segunda a Primera.

Buen balance como jugador

El fútbol no fue justo con Pacheta y, aunque es cierto que hacerse cargo del Huesca era para valientes, él siempre ha demostrado serlo y tampoco tiene nada que perder. De momento, este sábado podrá medirse al Real Madrid, un equipo ante el que no muchos futbolistas pueden presumir de tener un balance de resultados como el suyo. En su etapa de jugador, se enfrentó a los blancos en 9 ocasiones, cinco con el Espanyol y cuatro con el Numancia, con cuatro victorias, una de ellas incluso en el Bernabéu, cuatro derrotas y un empate. El 4-1 de la ida de los octavos de final de Copa, que a la postre les valió a los pericos para eliminar al Madrid, y el 3-1 de la Liga en Soria fueron sus mejores resultados, además de la mencionada victoria en Chamartín por 1-2 en la que él disputó los últimos quince minutos.

placeholder Pacheta, manteado por sus jugadores tras lograr el ascenso a Primera con el Elche. (EFE)
Pacheta, manteado por sus jugadores tras lograr el ascenso a Primera con el Elche. (EFE)

Ahora, Pacheta se estrena ante el Real Madrid en su faceta de entrenador y quién mejor que un colega y buen amigo suyo como Jesús Cuadrado para explicar su metodología y dar algunas claves sobre él. "Motiva muchos a los equipos, es un gran motivador, y siempre suele jugar dependiendo del partido y el rival que sea", explica este prestigioso maestro de entrenadores, para añadir que "en este sentido es muy camaleónico, aunque cambia de sistema sin variar la formación. Es decir, que puede jugar de manera más o menos defensiva u ofensiva con los mismos jugadores. En el Elche ya cambiaba la manera de jugar prácticamente en cada partido". "Con Pacheta ha cambiado el sistema y también la mentalidad", confirma desde dentro del vestuario el costamarfileño Doumbia.

Lo cierto es que Pacheta siempre antepone a sus futbolistas, algo que, por cierto, también hace Zinedine Zidane, su vecino de banquillo este sábado en El Alcoraz, que no se puede permitir una derrota más en Liga. "Sin estos jugadores esto hubiera sido imposible. Qué lealtad. Qué barbaridad. No me cansaré nunca de elogiar a esta plantilla", dijo el burgalés tras su salida del Elche. "Los fenómenos son los jugadores y el mérito es de ellos. Yo puedo intentarlo, pero los futbolistas deben creer. Si no, no funciona. Bastante es que no estorbamos", sostiene con una enorme convicción.

Los nervios de su rival

"Me haces reír. Yo me reivindico con mis jugadores", respondió el entrenador del Real Madrid a un periodista este viernes, en la rueda de prensa previa del partido contra el Huesca. "Nos merecemos seguir peleando por LaLiga. El año pasado, no hace diez años, la ganamos. Vosotros decís muchas cosas y hay que asumirlas. Decidme a la cara "te queremos cambiar", no solo por detrás", añadió un Zidane para el que sobra decir que no ganar al colista sería una pesadilla. Sobre todo, porque el Huesca ha 'olido' sus nervios e intentará hacerle daño donde más le duele.

placeholder Zinedine Zidane, durante un partido del Real Madrid. (REUTERS)
Zinedine Zidane, durante un partido del Real Madrid. (REUTERS)

"Pacheta estudia muy bien a los rivales y les busca sus puntos débiles para atacarles por ahí", comenta Jesús Cuadrado. "Por ejemplo, en el caso del partido contra el Valladolid vio su debilidad en el lateral izquierdo y volcó su ataque por ahí. Contra el Real Madrid, lo normal es que busque el ataque directo, ya sea hacia una banda o a la espalda de la defensa con Rafa Mir. No es que vaya a ser defensivo, pues seguro que su equipo saldrá muy rápido para atacar, pero cuando el Madrid lo hace, suele descubrir la defensa porque hace mal los repliegues y es ahí donde el Huesca intentará hacerle daño", asegura el vallisoletano.

Para quienes no hayan visto al equipo de Pacheta, Cuadrado se lo explica. "La última línea juega más o menos adelantada en función del rival. Pulido, Siovas y Gastón Silva son tres centrales muy estáticos, con Javi Galán y Maffeo en las bandas. Por delante, Doumbia juega de mediocentro, mientras que Mikel Rico y Seoane lo hacen más adelantados y son los que distribuyen el juego. En punta, Okazaki juega un poco más retrasado que Rafa Mir. El primero conduce más y el segundo es más rematador, el que finaliza las jugadas. Son dos alternativas distintas, pero complementarias".

Foto: Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, abraza al presidente del club, Florentino Pérez.  Pérez Opinión

A diferencia de Zidane, que tiene poco que ganar y mucho que perder, para el Huesca un buen resultado ante el Real Madrid supondría todo un espaldarazo de cara a sus aspiraciones, que no son otras que seguir en Primera. "Creo que tenemos equipo para salvarnos", asegura el técnico del equipo oscense, algo de lo que Cuadrado no está tan seguro, aunque también quiere ser optimista. "El Huesca anda justo de plantilla, pero seguro que Pacheta le saca rendimiento. No tiene nada fácil mantenerse, pero si alguien puede hacerlo, ese es él".

Sociedad Deportiva Huesca Elche CF CD Numancia LaLiga Zinédine Zidane