"¿Un juguete roto? No, no está acabado". Las Palmas apuesta fuerte por Jesé
  1. Deportes
  2. Fútbol
miguel ángel ramírez tiene fe

"¿Un juguete roto? No, no está acabado". Las Palmas apuesta fuerte por Jesé

Miguel Ángel Ramírez explica por qué apuesta por Jesé, un jugador que en los últimos cinco años atraviesa por un declive profesional. Jugar en Las Palmas es volver a la realidad

placeholder Foto: Jesé, en su anterior estancia en Las Palmas. (EFE)
Jesé, en su anterior estancia en Las Palmas. (EFE)

El personaje es explosivo. Jesé Rodriguez, señalado como uno de los futbolistas españoles más prometedores desde la irrupción en la cantera del Real Madrid hasta llegar al primer equipo y llamarle El bichito, quienes buscaron semejanzas futbolísticas con Cristiano Ronaldo, lleva un declive profesional de cinco años, una vida personal demasiado agitada y con el foco mediático apuntando a la polémica. Cualquier pronóstico de presente y futuro con este jugador no resultaría halagüeño. Jesé, desde que el 6 de diciembre del año pasado rescindió el contrato con el Paris Saint-Germain y se quedó en el paro, transmite la imagen de un profesional acabado. Volverá a hablarse del Jesé futbolista con su fichaje por Las Palmas.

El canario estaba siendo noticia por estar metido en líos sentimentales y denuncias de una exnovia (Janira Barm), que desvelaba, en un canal de Instagram, que el padre no conocía personalmente a la hija. A Jesé, según informaciones publicadas en Francia, le despidió el PSG por intervenir en un 'reality' de televisión para apoyar a su pareja (Aurah Ruiz). Fue la gota que acabó con la paciencia del club francés. Firmó y cobró un importante finiquito. A empezar de cero.

Foto: Mendy, Mariano, Courtois y Vinícius, tras el partido del Real Madrid con el Levante. (EFE)

Lo que ha estado haciendo el canario desde que regresó a nuestro país es entrenar solo y dedicarse a publicar vídeos en las redes sociales con el fin de no caer en el olvido. Las imágenes son las de un Jesé que ofrece dudas sobre el rendimiento que puede ofrecer en la alta competición. El recuerdo y la trayectoria de los cinco años anteriores, desde la salida del Real Madrid, también frenaba cualquier oferta. El Paris Saint-Germain, club que pagó 25 millones de euros en 2016, hizo un mal negocio. El balance es nefasto con 18 partidos y dos goles. Fue de un lado a otro. Cesión tras cesión y no conseguía remontar ni echar raíces. Las Palmas, Stoke, Betis y Sporting de Portugal creyeron que podían beneficiarse del talento y la calidad del canario. No fue posible ni asumible porque Jesé tenía un sueldo de tres millones de euros.

Un presidente que es como un padre

Después de más de 60 días entrenando en solitario, subiendo esos vídeos en los que, para que nos vamos a engañar, no impresionaba, Jesé tiene otra vez trabajo. En el último día del mercado de invierno ficha por Las Palmas. Hay que reconocer, porque no se puede calificar de otra manera, que el presidente Miguel Ángel Ramírez es un bendito. Apuesta por un tipo con imagen deteriorada, de exfutbolista. A la baja, no. Lo siguiente. Jesé estaba cayendo en el absurdo. Colgaba sobre él el cartel de juguete roto por la trayectoria de los fracasos deportivos y el alboroto de una vida con más noticias en la prensa del corazón y las redes sociales que en los medios deportivos.

placeholder Jesé con el Paris Saint-Germain. (EFE)
Jesé con el Paris Saint-Germain. (EFE)

El último partido que jugó Jesé fue hace cinco meses cuando disputó los últimos 15 minutos del Paris Saint-Germain contra el Lens. Fue el 10 de septiembre y jugó porque había demasiadas bajas en el equipo por coronavirus. Recibió innumerables críticas. Era el final en París. No era nada sencillo encontrar equipo, pese a que tiene un reputado representante (Ginés Carvajal) y buscó por Estados Unidos, Arabia Saudí e, incluso, en España se le vinculó al Huesca. Ha sido Las Palmas, en concreto su presidente, el que tiene fe en recuperar a Jesé. “Es un fichaje responsable. No es un juguete roto. Él está bien. Ilusionado. Contento. Su preocupación era que yo estuviera convencido y contento con él y lo que estoy es agradecido porque espero que esto sea un escaparate. Él quiere demostrar que puede resurgir y volver a ser un futbolista importante”, declara el presidente de Las Palmas a El Confidencial.

Jesé tiene que hacer ahora una pretemporada más exigente, entrenamientos más duros, pero ya con compañeros, partidos y la supervisión de un cuerpo técnico que va a ser exigente. Competir en Segunda División puede resultar terrorífico porque nadie regala nada y el ritmo competitivo y físico es duro. Pero Jesé parece que con esta oportunidad y el hecho de estar en su tierra pondrá todo y más para no defraudar. “Es verdad que Jesé tiene una faceta musical y popular que no es deportiva. Demasiado mediática. Pero es un chico que está a punto de cumplir los 28 años. Es una buena edad. Ha dejado de pertenecer a Paris Saint-Germain y en los últimos meses ha tenido dudas de qué seguir haciendo. Yo se lo he dejado claro. Él tiene que ser futbolista y aquí tiene el ecosistema ideal. Si hace bien las cosas y aprovecha la oportunidad será un jugador de élite. Y, si no sucede así, nosotros lo habremos intentado. Pero Jesé es uno de los nuestros”, confirma Miguel Ángel Ramírez. Sus razones tendrá porque ha hablado con el jugador personalmente y ha notado una madurez y una motivación que le inspira confianza.

Foto: El futbolista Jesé Rodríguez, en una imagen de archivo. (Instagram)

¿Cuál es el coste de tener a Jesé? Un futbolista con larga inactividad y con el que hay que asumir un nuevo salario. Ramírez no está preocupado: “Jesé no es una hipoteca. Se ha adaptado a nuestra propuesta y la apuesta es mutua. Los dos nos ayudamos. ¿Cómo no voy a hacer esto por uno de los nuestros? Lo que queremos es que nos ayude y aproveche esta oportunidad. Él está muy motivado y no estamos hablando de un jugador acabado. Está claro que tiene que disipar las dudas, pero estoy convencido que va a demostrar su categoría. Tiene que hacer un trabajo específico, una pretemporada especial y, cuando ya esté al 60 o 70 por ciento, irá marcando las diferencias”.

La oferta de Arabia Saudí

A Jesé le espera una nueva vida. Un cambio de rumbo en el que tiene que empezar de cero, demostrar que puede reengancharse al fútbol, afrontar el desafío de recuperar el terreno perdido y volver a convencer a los que dejaron de creer en él. “Podía haber sido un gran jugador si no hubiera tenido esa lesión ni hubiera salido del Real Madrid. Ha ganado mucho dinero hasta hoy y ahora vuelve a la realidad. Ya sabe que si quiere volver a los niveles de antes tiene que reivindicarse. En la vida a veces hay que dar un paso atrás para coger impulso. Yo sigo pensando que ha sido un privilegiado de la vida, pero ahora tiene que volver a demostrar su calidad y talento”, comenta el presidente de Las Palmas.

En la balanza entre poder coger una oferta más alta en lo económico y estar en el sitio donde verdaderamente cree que puede volver a rendir, Jesé antepuso lo segundo. Ha sido inteligente. Es cierto que podía haberse marchado a ganar mucho dinero a Arabia Saudí. Tenía la oportunidad. Pero tiene que ir de menos a más y quiere ser competitivo. “Ha tenido ofertas importantes de países extranjeros, pero ha valorado más el tema personal. Quiere estar centrado en la isla, con su pareja y la familia, y convencerse que puede ser el de antes. No se le puede haber olvidado jugar al fútbol. Ahora tiene un proceso que cumplir y es mejor hacerlo aquí”, dice Miguel Ángel Ramírez.

Jesé Rodríguez puede decir que tiene suerte en la vida con la oportunidad que le da un presidente en un escenario de crisis mundial en el fútbol y la desconfianza que genera la inactividad de tantos años sin tener regularidad en la competición.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Jesé Rodríguez Miguel Ángel Ramírez Ginés Carvajal
El redactor recomienda