El Real Madrid sufre otro porrazo en la Liga contra un buen Levante y el VAR (1-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
partido con demasiada polémica

El Real Madrid sufre otro porrazo en la Liga contra un buen Levante y el VAR (1-2)

La derrota del Real Madrid contra el Levante deja al equipo de Zidane tocado en sus aspiraciones de ganar esta Liga. Un partido marcado por la expulsión de Militao

placeholder Foto: Courtois detiene el penalti de Roger Martí. (Efe)
Courtois detiene el penalti de Roger Martí. (Efe)

Una expulsión polémica de Militao, un gol de Marco Asensio en el que el Levante pide en el inicio de la jugada un penalti y una parada de Courtois en el lanzamiento de un penalti convirtió el enfrentamiento en un partido de alto voltaje. Al Real Madrid, que acusó la expulsión de Militao, no le dio ni para empatar. Sufre un batacazo serio en la Liga. Va de tortazo en tortazo. Son ya ocho derrotas esta temporada entre todas las competiciones. El árbitro, Medié Jimenez, y el VAR aglutinan la polémica en un día en el que el equipo madridista tuvo que jugar con un jugador menos durante más de 80 minutos. Al margen de las decisiones arbitrales, de las que se van a hablar mucho, el Madrid sufre otro grave revés en el estadio Alfredo Di Stéfano. El equipo de Zidane, con dos partidos más, está a siete puntos del Atlético de Madrid.

El partido empezó de la peor manera para un Real Madrid con demasiadas bajas en defensa (Sergio Ramos, Carvajal y Lucas Vázquez lesionados y Nacho por coronavirus). La expulsión de Militao, en el minuto 8, desarmó, todavía más una línea frágil en la que ni Odrizola ni Mendy tuvieron una buena tarde. A los dos laterales se les vio superados con las llegadas del atrevido y ofensivo Levante. Morales, Roger Martí y Sergio León tuvieron colmillo.

Foto: Sergio Ramos y Florentino, tras ganar la Supercopa en Arabia Saudí. (EFE)

El partido tuvo de todo en una primera parte equilibrada que está marcada por dos jugadas polémicas. La primera, la expulsión de Militado. Sergio León enganchó un balón, con espacios, corrió hacia la portería de Courtois y Militao, con Varane al lado, trabó al delantero granota. El árbitro, David Medié Jiménez (colegio catalán), señaló la falta cerca de la línea de la frontal del área y mostró tarjeta amarilla al central brasileño. Entró el VAR y revisó la jugada en el monitor. Cambió la decisión y lo que era una amarilla pasó a ser roja. Expulsión de Militao en una acción interpretable. Medié Jiménez corrigió su decisión y pudo interpretar que era una ocasión manifiesta de gol, que Sergio León tenía el control de la pelota y una ventaja en la que la presencia de Varane no influye.

Asensio no fue suficiente

Lo que era un perjuicio para el Real Madrid, que modificó el once con Casemiro en la posición de central, se convirtió en una ventaja. El Levante, con superioridad, siguió avanzando metros. Dejó espacios para que corriera el Madrid. Lo aprovechó el equipo de Bettoni, en su segundo partido en el banquillo por la ausencia de Zidane (también en cuarentena por coronavirus), para adelantarse con una jugada de contraataque que finalizó Marco Asensio. Una acción que es la segunda jugada para la polémica. La contra empieza en un balón al área del Madrid en la que Mendy golpea con el brazo a Gonzalo Melero. El árbitro no señaló nada. No entendió que fuera penalti. Corrió la pelota hasta Kroos, el alemán envió un pase largo, preciso, a Asensio y éste recorrió medio campo hasta plantarse delante del portero Aitor Fernández. Cruzó la pelota con seguridad. Marco Asensio estaba siendo el jugador más peligroso del Real Madrid.

El Levante no renunció a seguir con un planteamiento intenso, vertical, agresivo y ambicioso. En el Madrid, con un jugador menos, tuvo que emplearse con acierto Courtois. El portero belga empezó a acumular demasiado trabajo. Tuvo dos paradas a dos disparos exigentes de Roger Martí. Al Madrid le costaba más llegar arriba, cuando lo hacía, con las subidas de Hazard, Benzema, Asensio, Modric y Kroos, pocas de Odriozola y Mendy, tardaba en regresar a posiciones defensivas. La superioridad numérica y la agresividad del equipo de Paco López generaba cada vez más situaciones de superioridad.

placeholder Hazard en una jugada con la oposición de Duarte. (Efe)
Hazard en una jugada con la oposición de Duarte. (Efe)

El empate del conjunto granota llegó en un centro de Miramón, mal defendido por Mendy, y un remate de Morales, de primeras y en la espalda de Odriozola, cruzando la pelota de lado a lado a la portería de Courtois. Morales hizo un remate de maestro. Daba el golpe a una defensa del Madrid demasiado insegura. Era el minuto 31 y el partido quedaba abierto. El Madrid pasó de intimidar a verse intimidado. Tuvo que replegarse en su campo, gestionar las jugadas de ataque, las salidas y los esfuerzos para no sufrir más daños. A falta de media hora llegaron los primeros cambios. Vinicius entró por Eden Hazard. Otro partido gris, irrelevante, sin nada que destacar del belga. Ya van varios. Le falta velocidad, desborde, cambios de ritmo. Pone ganas, quiere la pelota, la pide y busca los desmarques de Benzema. Pero suma poco, demasiado poco.

Con la entrada de Vinicius apareció la tercera de las polémicas de la tarde. El brasileño, en su primera intervención, golpeó con el pie a Clerc en la línea del área. Entró el VAR y en la revisión dio instrucciones al árbitro para señalar penalti. Desde la grada del estadio Di Stéfano saltaron de sus asientos los descartes del Madrid. Ramos, Fede Valverde, Lucas Vázquez… “¡Es fuera, es fuera!”, gritaban excitados. Medié Jiménez no se echó atrás. El penalti lo lanzó Roger Martí y lo desvió Courtois con un despeje con mano firme.

La parada del portero no tuvo efecto. El Madrid era un equipo fatigado, sin profundidad, con escasas llegadas de peligro. El Levante quería más y Roger Martí se quitó la espina del penalti fallado. Remató un balón, sin marcaje, dentro del área para hacer el gol del triunfo. Era el minuto 78. El Madrid estaba tocado, sin fe, agotado y salió Mariano por Benzema, a la desesperada, como revulsivo. No dio para más.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Eden Hazard Luka Modric Karim Benzema Marco Asensio
El redactor recomienda